Prepotencia de “maestros”; intentan impedir labor de reportera

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En una clara y persistente prepotencia por parte de integrantes del magisterio y la  violación a la  Ley de atención a personas con discapacidad del Estado de Oaxaca  y al Reglamento de Tránsito, estos obstruyen el libre tránsito de personas con capacidades diferentes que requieren de rampas para desplazarse por el centro de la ciudad, así como a las señales viales de cruce peatonal.

Ante la indolencia de las autoridades estos “educadores”, día a día se estacionan en la esquina que forman las calles de Armenta y López y Guerrero obstruyendo el cruce peatonal y la rampa para personas discapacitadas, además de hacerlo en doble fila, teniendo los ciudadanos que esquivar los vehículos o buscar otra esquina donde cruzar con sus sillas de ruedas.

A pesar de que el artículo 93 de dicha ley señala en su segundo inciso:

ARTÍCULO 93.- Para los efectos de la presente Ley, se aplicarán a petición de parte o de oficio, independientemente de lo dispuesto por otras disposiciones locales las siguientes sanciones: 
I.- Amonestación; 
II.- Multa equivalente de 50 a 100 veces el salario mínimo vigente en el Estado de Oaxaca, a quienes ocupen indebidamente los espacios de estacionamiento preferencial, obstruyan o destruyan las rampas o accesos para personas con discapacidad.

No conforme con esta falta de conciencia cívica, al momento de tomar las fotografía que demuestran lo dicho, la noche de este lunes, la reportera gráfica fue cuestionada en tono amenazante por uno de ellos, perseguida  por más de media cuadra, tratando de intimidarla, el sujeto gritaba “Compañeros están tomándole fotos a las camionetas”, “La mujer va caminando sobre la calle de guerrero”, gritaba, describiendo la vestimenta, a lo cual se le unieron  aproximadamente 10 personas más.

Ante tal actitud la reportera ingreso a una tienda de ropa ubicada sobre la calle de guerrero, para salir momentos después,   encontrándose con varios de ellos y con una mujer que le cuestiono su trabajo y tomo fotografías con su teléfono celular, a lo cual la reportera le señalo que realizaba su trabajo y les indico que trabajaba en este medio,  motivo suficiente para que los “maestros” le exigieran que si publicaba esas fotografías lo hiciera fuera de forma justa ya que había más personas que hacían lo mismo.

La reportera siguió su camino, respondiendo que si ellos eran educadores también fueran educados y si no les gustaba que los evidenciarán que   respetarán la rampa de discapacitados y el cruce peatonal, esperando no ser violentada nuevamente.

 

 

Sobre el autor  ⁄ PoligrafoDigital