12 septiembre, 2021

Si no eres mía, de nadie. Rosario y Alejandro.

Ya había comprado la piñata para festejar sus cumpleaños: Petra.

LA COLUMNA ROTA, VERÓNICA VILLALVAZO (FRIDAGUERRERA) 

Petra Castillo, es una mujer de 49 años, trabajadora doméstica que durante nueve años ha sacado adelante a sus dos hijas e hijo. Una mujer que a diario salía a trabajar a las seis de la mañana, hasta que llegó la pandemia.

Petra es madre de María del Rosario Calderón Castillo, una pequeña que nació el 16 de marzo de 2002, una chiquilla que tuvo muchas dificultades para nacer, su madre le prometió a la virgen del Rosario que si la salvaba de un embarazo difícil y nacimiento complicado, le pondría su nombre y así fue.

Rosario era una pequeña llena de amor, alegría y fuerza, un tanto rebelde como todas las jóvenes, su hermana la llevó a vivir con ella a Monterrey para que estudiara la secundaría y ayudar un poco con los gastos de Petra su mami. Fue en 2017 cuando Rosario se fue a vivir con su hermana, su sobrino y su cuñado a esa ciudad.

Unas semanas después de que llegara, Rosario empezó a sentirse rara, su hermana la llevó al médico, solo para ser notificadas de que Rosario estaba embarazada, ambas le informaron a su mamá, por lo que Rosario regresó a casa con Petra.

Los padres del responsables de haber embarazado a Rosario buscaron a Petra y Rosario, para decirles que debía abortar, situación que Petra junto a su hija decidieron que no pasaría eso, por lo que solicitaron a la familia y al sujeto irresponsable, se retirarán del lugar, que ellas se haría responsables solas del pequeño ser.

 Alejandro nació el 25 de marzo de 2018, un bebé muy delgadito, pequeño, que lloró con todas sus fuerzas desde ese primer momento en que llegó a este mundo. La vida era plena, Petra salía a trabajar, Rosario se quedaba en casa para cuidar al bebé, que era un eje fundamental en la vida de ambas. 

Rosario a sus 15 años ya era madre de ese hermoso ser que les colmó la vida de amor, alegría y muchos cuidados. Sin embargo, llegó la pandemia. Cuando se dio el primer caso de SARS-COV-2, y se declarara el encierro para todos en casa; Petra dejó de salir a trabajar, todo se complicó, porque solo su hijo mayor medio trabajaba y era el sostén de la familia. La misma pandemia llevó a Rosario a salir de casa, encontró un trabajo en un negocio de comida que hacía entregas a domicilio, por lo que le hizo saber a Petra que aceptaría el trabajo porque el dinero ya no alcanzaba, fue ahí donde conoció a Carlos Ramsés. 

El repartía comida, Rosario se enamoró de él, un día Carlos llegó a la casa para pedir permiso de visitar a Rosario, Petra y su hijo lo atendieron, y le dijeron que estaba bien, “no mostraba ningún comportamiento que les hiciera pensar que fuera un mal hombre. O alguien que pudiera dañar a Rosario.

Rosario amaba la música, le gustaba escuchar a RBD, a Enrique Bunbury, la primera vez que fue al cine, lo hizo con su hermana mayor, vieron la Saga, Crepúsculo.  Su comida preferida los tacos dorados de jamón. No le gustaba el pollo, ni la carne de res. Al pequeño Alejandro le gustaba comer de todo.

Carlos Ramsés y Rosario, no tuvieron una relación que durara más de un año, él era una persona celosa, controlador, manipulador y chantajista. Además luego de irse a vivir a casa de Rosario y Petra, dejó de trabajar, situación que molestó a Rosario, ya que su mamá estaba retomando el trabajo doméstico, y ni ella, ni él trabajaban, por lo que le pidió que se fuera de la casa.

El pasado 05 de marzo de 2021, Victoria la tía de Rosario me escribió en mi Facebook, “Por favor, tienen al asesino de mi sobrina y su bebé, pero lo van a liberar”. 

De inmediato pedí me mandarán un teléfono para contactarme, haciéndoles saber que solo podía intervenir si la madre lo solicitara, por respeto a la familia. El audio fue desgarrador. “Soy la mamá de Rosario haber si me puede ayudar, me mataron a mi hija y a mi nieto”. 

La prensa local ya daba parte del suceso, informando que una mujer y un pequeño habían muerto en un incendio, “que eran hermanos”, “que había sido un accidente”. 

Petra había comprado una piñata para festejar el próximo 25 de marzo, el cumpleaños número 03 de Alejandrito, el natalicio 19 de Rosario. El festejo jamás llegó, ni llegará.

El 05 de marzo de 2021, Petra, salió de su casa a trabajar, arrojó las llaves de su cuarto por debajo de la puerta de la recamara de Rosario, para no despertar a Alejandrito como cada vez que salía a trabajar, cincuenta minutos más tarde el cuarto donde dormían Rosario y Alejandro, estaba en llamas.

Los vecinos que dieron cuenta del siniestro vieron a Carlos Ramsés salir con un bidón vacío, y una macabra sonrisa en su rostro, además de que un día antes, Carlos Ramsés acudió al domicilio de Rosario para amenazarla de muerte.

Ese 05 de marzo, Carlos Ramsés fue detenido por portación de arma blanca. Finalmente el  11 de marzo de 2021, Carlos Ramsés fue encontrado responsable como el primer sospechoso del feminicidio de Rosario y el homicidio de Alejandrito.

El 23 de febrero de este mismo año, Carlos Ramsés publicó en su perfil de Facebook una foto de Alejandrito y él. Un mensaje maquiavélico y perverso.

Carlos ya fue vinculado a proceso, Petra se quedó sin casa, sin su hija y su bebé. Hoy duerme en algún lugar, asustada y amenazada por la familia de Carlos. Abrazar a Petra, “a pesar del COVID, me hace sentir impotente, no pudimos llegar antes”

El lunes 08 de marzo, Rosario acudiría a la Fiscalía General del Estado de México a denunciar a Carlos por acoso y violencia, él ya no lo permitió. Los cuerpos de Rosario y Alejandrito fueron entregados a su familia el nueve de marzo, el día diez fueron sepultados en un panteón de los Reyes la Paz.

Hoy realizamos este humilde recordatorio, Rosario y Alejandro no alcanzaron a cumplir años, ni sus sueños, ni sus vidas. Petra está desecha, esperando que la justicia haga su trabajo.

Y desde Voces del a Ausencia abrazamos a esta madre y abuela, para acompañarla en su proceso de justicia, verdad y reparación.

marzo 2021

¿Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo, de una mujer víctima de feminicidio o desaparición?. Búscanos, ayúdanos a visualizarlas y contar sus historias. Dale voz a la ausencia. 

@FridaGuerrera

@VocesDLAusencia

@VocesPerdidas

fridaguerrera@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: