27 noviembre, 2021

La dictadura amlopopulista ya está aquí, y la permitimos

  •  Desde el Congreso de la Unión la mayoría de Morena insiste, una y otra vez, en dar Golpes de Estado técnicos, legaloides en el ámbito legislativo, a través de reformas totalmente anticonstitucionales.
  • La nueva Cédula de Identidad y el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil con datos biométricos, huella, rostro, iris, retina, geometría de manos, busca el control dictatorial de la población mexicana.

Cada día es más evidente, pública y notoria la decisión presidencial de dinamitar el Estado de Derecho y las leyes que de este emanan, la división de poderes y las instituciones nacionales.

Asimismo, con el correr de los días cada vez más mexicanos y oaxaqueños se convencen que caminamos a pasos agigantados hacia un gobierno de la 4T de corte autocrático dictatorial.

El mayor problema de percepción es que todavía no terminamos de entender que la dictadura amlopopulista no está por llegar sino que, por el contrario, ya está aquí, y cada día se afianza más.

Esta es la razón de la permanente embestida contra los órganos constitucionales autónomos y especialmente contra el Instituto Nacional Electoral (INE) en el actual proceso electoral concurrente.

Desde el Congreso de la Unión la mayoría de Morena insiste, una y otra vez, en dar Golpes de Estado técnicos, legaloides en el ámbito legislativo, a través de reformas totalmente anticonstitucionales.

Perversa maniobra que explica con claridad la no menos perversa maniobra de ampliar el periodo de ejercicio del ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar.

Y al ampliar el periodo de los integrantes del Consejo de la Judicatura se busca que el presidente Andrés Manuel López Obrador se apodere del control de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Terminar con la división de poderes y apoderarse del control total del Poder Judicial de la Federación evitará que prosperen los Juicios de Amparo interpuestos para evitar violaciones a los derechos humanos.

Dos ejemplos ilustran con meridiana claridad el anterior señalamiento que la dictadura amlopopulista no está por llegar, sino que por el contrario, ya está aquí y cada día se afianza más.

Es el caso del recién aprobado decreto que obliga a la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil con la entrega de datos biométricos, huella, rostro, iris, retina, geometría de manos.

La justificación del presidente Andrés Manuel López Obrador es que con ello se garantizará la seguridad de los mexicanos, pero eso será imposible en los términos en cómo se encuentra la ley.

Con el pretexto de reforzar la seguridad ciudadana, los legisladores caen en la tentación de atropellar los derechos humanos fundamentales a la privacidad, datos personales y biométricos, que quedarán a disposición de las autoridades de seguridad y procuración de justicia, nada confiables.

La iniciativa en cuestión atenta contra la presunción de inocencia y criminaliza, pues por el hecho de tener un teléfono móvil somos ubicados en el supuesto jurídico que podríamos cometer una extorsión telefónica. En realidad, el objetivo, es tener el férreo control por el gobierno autocrático.

Otro caso es la insistencia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la 4T en crear la nueva Cédula de Identidad Personal, también con la entrega de los datos biométricos de cada mexicano.

La Cámara de Diputados aprobó una nueva Ley General de Población que abroga la de 1974. La nueva ley actualizará el Registro Nacional de Población, mediante el uso de medios digitales y tecnologías de la información para la obtención obligatoria de datos biométricos.

Es importante que todos los mexicanos sepan que la empresa que está detrás de la creación de la nueva cédula de identidad promovida por el gobierno de la Cuarta Transformación y Morena, es SmartMatic.

Al registrar los datos biométricos daremos nuestra huella digital a una empresa venezolana especializada en fraudes electorales como los cometidos por los dictadores Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Para encender las luces de alarma y alerta de los mexicanos es de llamar la atención que SmartMatic, fue fundada por Hugo Chávez, Fidel Castro y la Inteligencia Cubana actualmente opera con apoyo de China.

Al contar con nuestros datos biométricos, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la 4T y Morena, podrán votar por todos porque, incluso, tendrán nuestra huella digital para comprobarlo sin importar el fraude.

Una vez creada la nueva cédula de identidad personal se impondrá por muchos años una dictadura socialista en México, ya que no hay que olvidar que para estos no importa quién vote, sino quién cuenta los votos.

Ante esta perversa maniobra, resulta entendible por qué es indispensable y urgente descalificar y desacreditar al Instituto Nacional Electoral y, después destruirlo. Estorba para imponer la dictadura amlopopulista.

Como ocurre con “el carnet de la patria” en Cuba y Venezuela con la nueva cédula de identidad compras, medicinas, transporte, etcétera, estarán condicionadas a presentar ese documento como único válido.

El objetivo fundamental no es solo eliminar la credencial del INE sino, sobre todo, a la institución. Es bola cantada. Nuestra última oportunidad para seguir siendo libres es el 6 de junio: O la libramos o no hay retorno.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

A %d blogueros les gusta esto: