vie. Oct 18th, 2019

Diputados de Morena en Tabasco, aprueban sancionar marchas y protestas con cárcel

La legisladora del PRI Ingrid Rosas Pantoja, se opuso a la iniciativa por considerar lo elevado de las penas, y acusó que se pretende utilizar como pretexto “para inhibir el derecho de los ciudadanos de ejercer cualquier tipo de manifestación en contra del gobierno federal, estatal, municipal o de cualquier otro ente público, aunque sean pacíficas”.

Villahermosa, Tab. Diputados de Morena aprobaron en el Congreso de Tabasco una iniciativa enviada por el gobernador, el también morenista Adán Augusto López Hernández, que contempla penas de 10 a 20 años de prisión a quienes realicen manifestaciones con marchas y bloqueos en carreteras o impidan la ejecución de obras públicas o privadas, a cuya medida calificó la oposición como “Ley del Garrote”.

Fue la Comisión de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y Protección Civil del Congreso del estado, con tres votos a favor y uno en contra, la que avaló modificar los artículos 299; 306; 307 y 308, adicionando el artículo 196 Bis; y del artículo 308 Bis, del Código Penal de Tabasco.

La iniciativa también contempla a quienes sean servidores públicos y cometan estos delitos, el de manifestarse, serían inhabilitados de cinco a 10 años.

Según los diputados de Morena que aprobaron la iniciativa que será enviada al pleno el próximo lunes: “lo que estamos tratando aquí es meter un orden, en donde las cosas que son justas se hagan, y se están aumentando penas de 10 a 20 años para las personas que estén cometiendo delitos, si son servidores públicos, también sean inhabilitados de cinco a 10 años”.

La Ley se aplicaría quienes obstruyan vías de comunicación, porque muchas veces se van a realizar obra pública, y entonces tratan de tapar vías de comunicación, pues prácticamente perjudicando a terceras personas que no tienen nada que ver, añadieron.

La legisladora del PRI Ingrid Rosas Pantoja, se opuso a la iniciativa por considerar lo elevado de las penas, y acusó que se pretende utilizar como pretexto “para inhibir el derecho de los ciudadanos de ejercer cualquier tipo de manifestación en contra del gobierno federal, estatal, municipal o de cualquier otro ente público, aunque sean pacíficas”.

Tras manifestar su voto en contra, argumentó que quieren volver delincuente a cualquiera que se atreva a reclamar un derecho, o exigir un servicio creando una Ley anti marchas.

Abundó que el presidente Andrés Manuel López Obrador, “seguramente desconoce este atropello democrático que se quiere hacer, porque no lo permitiría, ya que él siempre reclamó el derecho a manifestarse libremente”.

“Existen elementos que ponen en evidencia que las reformas se usarán no solo para los miembros de los sindicatos que bloquean obras y accesos para que les asignen los trabajos o reciban alguna prevenda, sino que por lo elevado de las penas, también serán pretexto para inhibir el derecho de los ciudadanos de ejercer cualquier tipo de inconformidad en contra del Gobierno federal, estatal o municipal o de cualquier otro ente público, aunque sean pacíficas”, sostuvo la diputada priista, quien también adelantó que su bancada votará en contra.

A %d blogueros les gusta esto: