22 junio, 2021

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

CONTINÚA LA CRISIS EN LOS TRIBUNALES AGRARIOS

R. Isabel Monroy

A casi un mes de haberse iniciado la protesta de brazos caídos en el Tribunal Unitario Agrario Distrito 34, ubicado en Mérida, Yucatán, a la fecha, no existe solución con relación a la misma. Si bien, ya no está Wilber Hugo Molina Aguilar Jefe de la Unidad Jurídica, lo cierto es que se ha estado contratando a personal eventual.

Tal es el caso del Licenciado Jesús Pedraza Álvarez, quien tiene un historial negro en los Tribunales Agrarios en los que estuvo prestando sus servicios. El Licenciado Pedraza Álvarez en el año dos mil seis, acusó al entonces Magistrado José Lima Cobos por agresiones y hostigamiento en el Tribunal Unitario Agrario Distrito 5, en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, en donde se desempeñó como Jefe de la Unidad de Asuntos Jurídicos. El Licenciado Pedraza Álvarez aprendió el trato indeseable del entonces magistrado, tan es así que a su paso por los Tribunales Unitarios Agrarios en los Distritos 44 y 29, con sede en Chetumal, Quintana Roo y Villahermosa Tabasco, respectivamente, su trato hacia sus compañeros de trabajo, fue de prepotencia, arrogancia y misoginia, razones éstas por las que terminó fuera de los Tribunales Agrarios en el año dos mil dieciséis.

Desde entonces ha estado tratando de hacer “méritos” con algunos Magistrados, logrando su cometido en Michoacán, de donde es originario e hijo del ahora jubilado Secretario de Estudio y Cuenta José Antonio Pedraza Arroyo de Anda. Cabe señalar que tal parece que el Licenciado Pedraza Álvarez logró este nombramiento a raíz de la visita que hizo la Magistrada Presidenta Maribel Concepción Méndez de Lara, el pasado 12 de abril, al Tribunal Unitario Agrario Distrito 36, con sede en Morelia, Michoacán, en donde recibió a puertas cerradas a la mamá del licenciado por solicitud del Magistrado Rafael Gómez Medina, resultando ahora, a tres semanas de la visita con nombramiento de un interinato en el Tribunal Unitario Agrario Distrito 34, con sede en Mérida, Yucatán en donde precisamente se queja el personal de apoyo y sindicalizado de acoso laboral y sexual.

Resulta injustificado que el Tribunal Superior Agrario, admita nuevamente a este tipo de personal que cuenta con antecedentes negativos. Asimismo es inverosímil que se contrate personal “recomendado”, que si bien realizó el examen y lo pasó con excelentes calificaciones, no se realicen las investigaciones correspondientes. Tal es el caso de Raúl Gómez Medina, hermano del Magistrado Rafael Gómez Medina, Titular del Tribunal Unitario Agrario Distrito 36, con sede en Morelia Michoacán, oriundo del estado de Guerrero, a quien se le concedió el nombramiento de Jefe del Área Administrativa en el Tribunal Unitario Agrario Distrito 41, con sede en Acapulco, Guerrero. Esta persona de acuerdo con sus antecedentes, ha fungido como Administrativo, pues su cargo anterior fue Director de Administración y Finanzas en la Universidad Tecnológica de Tierra Caliente, a quien en marzo de 2017, se le acusó de robarse los recursos de dicha institución, tal y como lo refieren Quadratín Guerrero y la voz Zihuatanejo, en su nota del 28 de marzo de 2017 (https://guerrero.quadratin.com.mx/toman-alumnos-la-universidad-tecnologica-tierra-caliente/ https://sintesisdeguerrero.com.mx/2017/03/28/toman-la-universidad-tecnologica-tierra-caliente/ http://www.vozihuatanejo.com.mx/alumnos-toman-la-ut-de-tierra-caliente/).

A lo anterior, se suma la falta de interés por el Tribunal Superior Agrario para conocer a su personal y dar por sentado lo que les dicen algunos Magistrados que, empezando por ellos, dejan mucho qué desear, al no tener el espíritu de servicio como principal sentido en su función como Servidores Públicos. Ojalá se tomen cartas en el asunto y realmente exista calidad y calidez en el trato a los campesinos y litigantes. Si se tienen que “limpiar” los Tribunales, se debería empezar por los Magistrados, realizando incluso estudios psicológicos para sus nombramientos, además de la Carrera Judicial correspondiente dentro de los Tribunales Agrarios. Esto toda vez que si bien, algunos Magistrados han salido de los propios Secretarios de Acuerdos y Estudio y Cuenta de los Tribunales, tal parece que se enferman al llegar a ser Magistrados y desconocen el trato digno que merecen todos y cada uno de los que ahí laboran, así como principalmente de los que acuden a solicitar los servicios del Tribunal.

Es de hacer mención que no todo es malo en tan noble Institución, también hay que resaltar la calidad de la gran mayoría de sus integrantes. Es por ello que resulta necesario hacer hincapié en los malos integrantes, en aquellos que empañan la noble función de los Tribunales Agrarios.

Por lo mismo, es de reconocer el atinado nombramiento que se hizo el pasado 27 de abril del Magistrado Alberto Pérez Gazca, como Magistrado Numerario en el Tribunal Superior Agrario, quien sabemos que hará la diferencia, pues ahora sí se trabajará con un H. Pleno completo después de varios años de ausencia del total de sus integrantes. Asimismo se espera el buen desempeño de las ahora Magistradas Catalina Alfaro Herrera y Ana Lucía Duarte Flores, como Magistradas Numerarias de los Tribunales Unitarios Agrarios, al haber fungido durante varios años y de manera intachable como Secretarias de Acuerdos. Esperamos que pronto acabe el favoritismo hacia personas que sólo denigran a la Institución y se tomen en consideración los antecedentes de quienes ocupen puestos estratégicos y sobretodo de impartición de Justicia Agraria.

A %d blogueros les gusta esto: