12 septiembre, 2021

ACOSO LABORAL EN CENTRO MÉDICO DE OCCIDENTE

R. Isabel Monroy

Como es conocido a nivel nacional el acoso laboral en el Instituto Mexicano del Seguro Social ya se ha hecho una costumbre. El Seguro Social es uno de los organismos que tiene mayor número de denuncias presentadas ante la Unidad de Personal de cada unidad médica y hospital, así como en el Sistema Institucional de Quejas Médicas (Siquem).

En Jalisco no es la excepción, tal es el caso del Centro Médico de Occidente, en donde algunos trabajadores se han atrevido a realizar oficios y presentarlos ante el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social sección III Jalisco, pero desafortunadamente no son escuchados y se temen represalias, que pueden culminar con el cese laboral.

La mayoría de los trabajadores sobretodo sindicalizados que han sufrido acoso por parte de sus superiores principalmente, han solicitado el apoyo correspondiente al Secretario del Sindicato Pablo Federico Nungaray Zúñiga, así como al Secretario General, el Ingeniero Gilberto Daniel Castillo García.

No obstante, del primero han recibido como respuesta que se deben dirigir con sus “representantes sindicales”, quienes normalmente se encuentran en contubernio con los acosadores y obviamente, los acosados son invisibilizados y hasta denigrados gracias a que no existe la protección que debería brindar el sindicato, tal y como se estipula en el Contrato de Trabajo y en el Reglamento Interior del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Del Secretario General, el Ingeniero Gilberto Daniel Castillo García, ni pensar siquiera en una respuesta a cualquier solicitud que se le pretenda hacer llegar, pues en primer lugar resulta inalcanzable y en segundo lugar, si se llegara a tener contacto con él mediante la entrega de algún oficio dirigido a su persona, nunca los llega a contestar, es decir, no considera necesario tomar cartas en asuntos de poca monta como lo son el acoso laboral en la mayoría de los Hospitales que forman parte del Instituto Mexicano del Seguro Social. 

Es lamentable ver cómo este Instituto que debería empezar por tener un trato digno para con quienes ahí laboran, violan sin más el Código de Conducta y de prevención de conflictos de interés de las personas servidoras públicas del IMSS emitido el 9 de julio de 2019. Se dejan de lado los principios constitucionales de Legalidad, Honradez, Lealtad, Imparcialidad y Eficiencia, y mucho menos existe el respeto a los Derechos Humanos e Igualdad en sus acciones entre los que ahí laboran.

Ojalá esto llegue a ojos y oídos de quien debe poner orden en los diferentes departamentos en donde sí existe el acoso y no se haga lo de siempre, victimizar a la víctima y hasta quitarle su fuente de trabajo debido a la estigmatización que se les hace al haberse atrevido a levantar la voz y señalar la existencia de acoso y violencia en su contra. Tengan por seguro que de seguir esta práctica, se señalarán nombres y cargos para que entonces sí, sean tomadas las medidas pertinentes y se respire un ambiente digno dentro del Instituto Mexicano del Seguro Social, que desafortunadamente de Seguro y de Social para sus propios subordinados no tiene nada.

A %d blogueros les gusta esto: