17 septiembre, 2021

Crimen y castigo…

EXPRESIONES.

Pablo Ramírez Puga.

Estamos en época de elecciones y en el proceso electoral que se desarrolla compiten 12 partidos políticos, 10 con registro nacional: Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Partido del Trabajo (PT), Partido verde Ecologista de México (PVEM), Movimiento Ciudadano (MC), Partido Encuentro Social (PES), Fuerza por México (FPM), Redes Sociales Progresistas (RSP) y dos partidos políticos estatales: Partido Unidad Popular (PUP) Y Nueva Alianza Oaxaca.

Una gama de partidos de diversos colores y sabores políticos, pero desafortunadamente sólo con el firme propósito de acceder y usufructuar el poder político, bajo directrices y propósitos de hegemonía política, no de un desarrollo social equitativo y tendiente al fortalecimiento de una sociedad mexicana dispersa y sujeta a los vaivenes e intereses del poder en turno.

Así hemos vivido 80 años de PRI, 12 años de PAN y dos años y medio de Morena.

Para los mexicanos, ver ganar una elección al partido que sea, ya no es lo importante, lo trascendente ahora es ver como tanta parafernalia política se puede aterrizar en beneficios para una sociedad ávida de respuestas a sus necesidades y proyección de vida.

Si estamos bajo “la esperanza” de que las cosas van a mejorar por el simple hecho de que un candidato nos prometió combatir la pobreza y la corrupción, contrapunteando a “los que menos tienen” con el denominado “conservadurismo” nacional, estamos ahora al borde del enfrentamiento y el hartazgo social a pesar de programas y proyectos de gran dimensión social y económica como los apoyos a jóvenes y adultos mayores y el desarrollo del Istmo de Tehuantepec.

Todo ese acercamiento “con el pueblo” que tuvo cuando era candidato AMLO, lo llevó a la presidencia de la República, sin embargo, el “otro pueblo” le está dando la espalda creando una situación de confrontación constante que puede culminar en la debacle política del partido en el poder.

He ahí ahora que el electorado está empezando a sopesar la cruda realidad con la ficción política. De las incongruencias de AMLO en sus “mañaneras”, de sus aciertos que empiezan a reflejarse en la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles llevada a cabo por ingenieros militares, en los avances y proyección del Tren Transpacífico y el Tren Maya, de todo ello existe una contraparte oscura como es su clara injerencia en las elecciones que culminarán el 6 de junio, de su irredento interés de controlar al Poder Legislativo y Judicial, de su caprichoso sentido de considerarse “el pueblo soy yo”, sin considerar que los contrapesos son claves para conservar el equilibrio nacional.

Por eso, la seguridad, la justicia, la legalidad y el estado de derecho, hoy son las debilidades de un gobierno, hasta ahora incapaz de conciliar intereses y ánimos fuera de las tendencias políticas, y bajo ese entorno, los candidatos que hoy aspiran a los gobiernos de los estados, el Congreso y los ayuntamientos, tienen que enfocar también sus campañas, so pena de ser consideradas huecas y oportunistas, no sólo por el electorado, sino por un “vigilante” mordaz que dice que “no se va a callar y ser cómplice de fraude electoral”, cuando en su propio partido aflora el autoritarismo, la ilegalidad y el delito, como sucede con la desaparición y asesinato de la luchadora social, Claudia Uruchurtu, perpetrado, según un testigo protegido, por la presidenta municipal de Nochixtlán, Oaxaca, Lizbeth Victoria Huerta y que ante las evidencias, el propio AMLO expresó que el crimen debe ser aclarado “porque no llegaron al gobierno para que se eternice la corrupción”.

Con ello la llamada Cuarta Transformación está ante su propio “crimen y castigo” que seguramente se reflejará en las próximas elecciones, a pesar de las correcciones o del lavado de culpas que el “mesías de Macuspana” haga para él y sus correligionarios…

.-EXTRACTOS POLÍTICOS:

.- CLARO Y PRECISO fue el presidente AMLO cuando señaló que “ni particulares y mucho menos extranjeros participarán en obras del Istmo de Tehuantepec; es asunto de la soberanía y lo manejara el Estado Mexicano”… Y mientras la mayoría de los gobernadores se apegan al dicho de que “en boca cerrada no entran moscas”, el presidente de la república anuncia en su mañanera de que “de ninguna manera se va a callar y ser cómplice de fraude electoral”… Que no le preocupa que el INE o el TEPJF vayan a sancionarlo… “El pueblo soy yo”, pues…

.- Y COMIENZA A HABER EFERVESCENCIA en el seno de la Sección 22 al justipreciar sus bases que su líder Eloy López se está despachando con la cuchara grande al incrustar en el partido Morena a una veintena de maestros en las candidaturas para ediles y diputados que espera le reditúen pingües ganancias… La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y el Frente Popular Revolucionario (FPR) ya están exigiendo su salida y la creación de un nuevo comité, porque “Eloyito” y sus secuaces no salpican nada…

.- PARECIERA QUE SÓLO DOS CANDIDATOS andan en campaña, Javier Villacaña y José Antonio Hernández Fraguas, ambos participantes de la trilogía PAN, PRD y PRI… Los demás candidatos navegan en las tranquilas aguas de pescar lo que caiga o lo que les deje la fama o el descrédito del partido Morena, hoy revuelto en entredichos y contradicciones, pero por lo menos 6 partidos más se le pegan como rémoras para subsistir en esta partidocracia muy a la mexicana…

.- ¿SABÍAN QUE LAS ELECCIONES generan más empleo y fluidez económica que las estrategias de gobierno?

.- Vox clamantis.

confusiopuga@hotmail.com 

A %d blogueros les gusta esto: