2 agosto, 2021

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Asesinan a otro líder Yaqui en Sonora

El activista y defensor de los recursos naturales de la tribu Yaqui, Luis Urbano Domínguez Mendoza, fue asesinado eCiudad Obregón, municipio de Cajeme en el estado de Sonora, informó el pasado sábado la Fiscalía General del Estado (FGE).

Domínguez Mendoza comenzó a luchar por el agua y las tierras yaquis desde el 2012; con 35 años de edad ya era reconocido como un luchador político y social que defendía los recursos naturales de la tribu Yaqui.

En el 2015, Domínguez Mendoza, del pueblo Cócorit, participó en la Caravana nacional por la defensa del agua, el territorio, el trabajo y la vida. En ese año, durante una visita a la Ciudad de México, dijo: “Lo que vi en este recorrido es que nos siguen pisoteando, maltratando; miles estamos a punto de caer en la marginación, y la pobreza se agudizará por las reformas estructurales”.

En 2019 participó en el documental “Laberinto Yo’eme”, donde se relatan los despojos de las aguas del río Yaqui y sus terrenos.

“Luis se preocupó siempre por el bienestar de su amada Tribu Yaqui y nunca dudó en defenderla, en su aparición en Laberinto Yo’eme relata con total claridad los problemas por el despojo de las aguas del río Yaqui y sus tierras. Descansa en paz amigo, pediremos justicia y nunca olvidaremos tu luz”, escribió Sergi Pedro Ros, director del documental Laberinto Yo’me sobre esta comunidad originaria de Sonora.

Según la Fiscalía de Sonora, ya hay una carpeta de investigación sobre el ataque armado en contra del activista, sin embargo, aún no hay ningún sospechoso detenido ni se han reportado avances de las indagatorias.

De acuerdo a los primeros informes, Luis Urbano Dominguez fue atacado con disparos de arma de fuego cuando salía de un banco tras retirar dinero.

Esta no es la única agresión registrada hacia los líderes de esa etnia. Desde el pasado 27 de mayo, el vocero del Movimiento Ciudadano en Defensa del Agua, Tomás Rojo Valencia, está desaparecido, sin que existan avances en la investigación, pese a la exigencia de organizaciones civiles y activistas que se han pronunciado para que se agilicen las pesquisas.

Rojo ha sido considerado uno de los portavoces de los ocho pueblos en resistencia durante la construcción y posterior puesta en operación del acueducto Independencia, durante la administración de Guillermo Padrés en el estado.

A él se suma el caso de Agustín Valdez, quien era jefe de la Guardia Tradicional e hijo del gobernador de la etnia en Loma de Guamuchil, asesinado el mismo mes que desapareció Rojo.

A %d blogueros les gusta esto: