29 julio, 2021

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Gobernador de Oaxaca viola división de poderes y ejerce violencia política contra jueza

Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca

Ante la inevitable entrega del Ejecutivo estatal a Morena, el gobernador priista de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa ha comenzado una lucha por hacerse del control del Poder Judicial y Legislativo. Violando la división de poderes e incurriendo en actos de hostigamiento y acoso en contra de quienes se oponen a sus ambiciones.

En el caso del Poder Legislativo, el control está casi garantizado ya que a pesar de la abrupta derrota que sufrió el Revolucionario Institucional en el pasado proceso electoral, logró mantener a sus principales operadores en una curul local, los mismos que han sometido a la actual legislatura como una dócil sirviente del gobernador.

Sin embargo, en el Poder Judicial las juristas han salido a defender sus derechos y sobre todo, la autonomía del poder que representan. Lo que ha provocado el enojo de Murat Hinojosa, quien al igual que su padre, el exgobernador José Murat Casab, busca imponer su voluntad a toda costa.

Esto después de que la Comisión Permanente de Procuración y Administración de Justicia de la LXIV Legislatura, eligiera a Erika María Rodríguez Rodríguez y Alejandro Magno González como Magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado; pero el Congreso local dominado por Morena pero controlado por el PRI, agotara el proceso para su designación oficial ante el Pleno, permitiendo a Murat Hinojosa imponer a dos de sus colaboradores cercanos; Abraham Isaac Soriano Reyes y Moisés Molina Reyes, este último incluso fungía previamente como su coordinador de contenido digital en el gobierno estatal.

Con ello, la familia Murat ampliaría la lista de empleados que han colocado en el Poder Judicial, mencionando como ejemplo al propio Presidente y al titular del Contencioso Administrativo, ambos con estrechos vínculos al mandatario y su padre.

No obstante, además de que las propuestas de Alejandro Murat Hinojosa no cumplen con los requisitos mínimos para ocupar los puestos, se violaron los principios de paridad al colocar a Soriano Reyes en la Sala de Justicia para Adolescentes y Molina Reyes en la Sala Constitucional; por lo que se interpusieron cuatro amparos en contra de la decisión del titular del Ejecutivo.

En respuesta, el pasado 21 de mayo el Juzgado Décimo Primero de Distrito en el estado de Oaxaca concedió la suspensión provisional a la jueza Erika María Rodríguez y ordenó suspender las funciones de los magistrados designados por Murat Hinojosa hasta que tome una decisión final.

Como represalia, el gobernador habría ordenado investigar a la jueza a través del Consejero Jurídico, José Octavio Tinajero Zenil, quien ha emprendido una campaña de acoso y hostigamiento en contra de la jurista.

Organizaciones feministas que respaldan la demanda legítima de las abogadas, señalaron que el Tribunal Superior de Justicia está integrado por 28 magistraturas, de las cuales son 21 hombres y sólo siete mujeres.

Y denunciaron que Erika Rodríguez es intimidada por el Poder Ejecutivo a través de una persecución penal, sólo por exigir que se respete a las mujeres, la división de poderes y la autonomía de la Judicatura.

“Ejercitar sus derechos es considerado un delito por parte del Ejecutivo en Oaxaca”, sentenciaron.

Rodriguez debía ser nombrada como Magistrada, sin embargo la omisión o complicidad del Congreso local, permitió que el gobernador se convirtiera en el gran elector y nombrara a sus incondicionales, añadieron.

“No obstante que después de comparecer públicamente ante la Comisión de Procuración y Administración de Justicia del Congreso, donde fue nombrada para ocupar el cargo de Magistrada del Tribunal Superior de Justicia, en donde se tomaron en cuenta sus capacidades y experiencia en el ámbito de la Administración de Justicia, la diputación permanente no ha convocado a la sesión extraordinaria para la toma de protesta como magistrada”, declaró en su momento la Magistrada Marisol Castañeda Pérez, presidenta de la Asociación Mexicana de Juzgadoras en una entrevista con el medio W Radio.

“Hacemos votos y confiamos en que sea aprobado por el pleno del H. Congreso del Estado de Oaxaca el dictamen en el que se determina el nombramiento de la Jueza Erika María Rodríguez Rodríguez como magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Estado, quien cuenta con uno de los mejores perfiles para ocupar tan digno e importante cargo”, refirió al explicar que la designación de la magistrada se debía dar como parte de la reforma constitucional conocida como “Paridad en Todo”, porque de otro modo se estaría violando ese principio de equidad de género

“La jurista oaxaqueña Erika María Rodríguez Rodríguez ha representado no solo a Oaxaca sino a México poniéndolo en alto en diversos foros internacionales, mostrando sus bastos conocimiento y experiencia en la Administración de la Justicia, con la designación como magistrada, se garantiza no solamente la equidad de género, sino además de que quien ocupe el cargo tenga la preparación y capacidad, de otro modo estaremos en un retroceso de igualdad, es tiempo de las mujeres “, añadió.

Colectivos feministas criticaron que Murat “sólo propone a mujeres para cargos o puestos impugnados que no tienen certidumbre, y a los varones para cargos ciertos, perpetuando así el patrón sistemático de violencia contra las mujeres”.

A %d blogueros les gusta esto: