27 julio, 2021

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Ulises Ruiz, un antagonista por naturaleza…

EXPRESIONES.

Pablo Ramírez Puga.

Después de muchos años de mantenerse en el ostracismo político, una vez que dejó la gubernatura del estado en manos de Gabino Cué Monteagudo, el siempre priista, Ulises Ruiz Ortiz, vuelve a retomar esa beligerancia que le caracterizó en su gobierno y que incluso le hizo ganar el mote de “tirano”.

Un tirano que se convirtió en un fajador de la política al tener que acomodarse al gobierno del presidente Felipe Calderón, un panista que para Oaxaca sólo creó a una indígena, Eufrosina Cruz, en una “fifí” de la política, pero que siguió manteniendo ese esquema de ahorcar al gobierno estatal con decisiones políticas, más que contundentes apoyos para superar sus rezagos y su inestabilidad política.

Inestabilidad social encabezada, desde esa época, por la Sección 22 de la CNTE y toda esa gama de chantajistas sociales que parasitan de sus movilizaciones y que generaron un caos enorme en el 2006, dándole a Ulises Ruiz fama de “golpeador” y que derivó en aquel violento desalojo, que desató un conflicto social y político que se extendió hasta 2007, en donde se reportaron 30 ejecuciones extrajudiciales, 311 detenciones arbitrarias, 381 lesionados, 248 casos de tortura y la desaparición forzada de dos personas, estas últimas, “bandera” de la sección 22 y el EPR para pedir un juicio político al entonces gobernador y a sus funcionarios más cercanos. Incluso se formó una “Comisión de la Verdad” que acusó a URO de delitos de lesa humanidad y denuncias penales como tentativa de homicidio, abuso de autoridad, tortura física, moral, psicológica y hasta de lesiones, en fin, pero las acusaciones y delitos no trascendieron más allá de los gritos en las marchas y bloqueos de la industria del chantaje y la presión política en Oaxaca.

Gobernar Oaxaca, no es fácil, incluso, hay quien dice que quien gobierna el estado está más que capacitado para gobernar el país, por la diversidad y complejidad de su ambiente político y social, en donde no sólo se marcan injusticias o abusos de autoridad, sino transacciones ominosas, acuerdos subrepticios y “puentes de plata” para los líderes que encabezan los movimientos sociales y políticos en la entidad, como sucedió con el líder de la Sección 22 de la CNTE, Enrique Rueda, al que la federación y por acuerdo con el gobierno de la época, prefirieron “becar” en el extranjero al líder magisterial quien sigue gozando de las prebendas del gobierno, como igualmente usufructúan todos esos líderes magisteriales del CNTE que hoy andan muy “calladitos” y controlados por la llamada 4T. Ahora son gobierno, pues.

En todo ese entorno vivió y se acomodó Ulises Ruiz, iniciando ahora una movilización política al interior de su partido, una vez que el ex gobernador Gabino Cué dio paso y consolidación a lo que hoy se conoce como el Partido Morena (Movimiento de Regeneración Nacional) que encumbró en la presidencia a Andrés Manuel López Obrador, contando éste no sólo con el apoyo de lo que hoy se conoce como 4T, sino también de gobiernos estatales que como el de Cué Monteagudo, le construyó “puente de plata” al hoy presidente de la República, quien cuenta en Oaxaca como su bastión predilecto para su política partidista, creando lo que hoy todos conocemos como PRIMOR, una relación tortuosa que negoció el ex presidente Enrique Peña Nieto y que casi borra del mapa político al PRI.

Pues, Ulises Ruiz ha vuelto a la carga, tratando de cimbrar la estructura de un PRI entregado a los intereses de Morena, jugando actualmente un papel de aparente oposición, mientras las aguas políticas nacionales dejen de ser un tsunami morenista.

Ulises Ruiz, pues, es un antagonista por naturaleza, que si bien conserva ese sentir de que un buen político es un buen negociador, hoy rema contracorriente en su propio partido. Ahora va contra Alito Moreno, que está al frente de un tricolor que sigue siendo manejado por hilos de la misma madeja, con los mismos vicios del pasado, que hoy le impiden al propio URO tener sustento en su lucha por la reivindicación de su partido.

El ring está puesto, falta ver si esa lucha entre rudos de la política lleva a buen puerto a un PRI que se resiste a morir y que sigue maniatado a un pasado que establece que “En política, la línea recta casi nunca es la más cercana entre los puntos” (Jesús Reyes Heroles).

EXTRACTOS POLÍTICOS:

.- EL CABILDO CAPITALINO, que no su presidente municipal, está solicitando a la Secretaria General de Gobierno, que encabeza Paco “Pizza”, retirar a los vendedores ambulantes del Zócalo, pero no por constituir ya un tianguis zonal que infecta el centro de la capital del estado, sino porque los árboles de la zona están en peligro de caerse por viejos e infectados…¿Sacará la SEGEGO a triquis y ambulantes de los portales del zócalo capitalino o simplemente negociará, como siempre?…

.- COMO “CHAIRA, FEMINISTA Y AMLOVER” se describió Ana Elizabeth García Vilchis, flamante titular de ese bodrio que creó AMLO para su “mañanera” y que denominó “quién es quién en las mentiras… Bueno, al menos la Vilchis descubrió su verdad…

.- MUY ORONDA SE SINTIÓ CLAUDIA SHEINBAUM cuando en su más reciente evento político le gritaron: ¡Presidenta!… ¡Presidenta!, adelantándose al 2024… La Sheinbaum, ¡faltaba más!, sólo agradeció el destape y dijo “estar concentrada en la CDMX”…

.- OTRO QUE TAMBIEN SE SIENTE “DESTAPADO” es Luis Antonio Ramírez Pineda, actual director del ISSSTE y producto de ese PRIMOR político que tanto le gusta a AMLO…Cuando le inquirieron si buscará la candidatura a gobernador por Oaxaca, contestó: “Estamos en la política y claro que tengo aspiraciones como todos; tengo el interés y esperaré la convocatoria; hay que esperar el momento en que se abran los espacios”…

.- Y AMLO LE RECRIMINÓ A LA COMISIÓN Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que “les debería dar vergüenza defender un periodismo de mentiras”… ¿Y quién defiende al país de las mentiras de AMLO, que ya superan las 56 mil?…

.- Vox clamantis.

confusiopuga@hotmail.com 

A %d blogueros les gusta esto: