30 julio, 2021

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Los “proyectos estratégicos” en Oaxaca

A unos meses de concluir el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, uno de los principales reclamos por parte de los sectores sociales, políticos y económicos, es que no existen en la entidad obras de infraestructura o desarrollo social de gran trascendencia o al menos, que justifiquen los presupuestos millonarios que ha ejercido con gran discreción el mandatario priista, uno de los últimos que quedan en el país.

Sin embargo, el también “aliado” del presidente López Obrador confía que podrá entregar algunas obras estratégicas que le permitirán pasar a la historia como un servidor público de resultados, según lo dicho por el propio mandatario. 

Y no son las carreteras al Istmo, a la Costa o el Interoceánico, tampoco la Refinería de Salina Cruz, ya que por más que insista en presumir estos logros, los esfuerzos y avances en dichos proyectos son gracias al trabajo del gobierno federal; por lo que Alejandro Murat deberá enfocarse en obras de menor impacto pero no por ello, menos presupuesto o relevancia para la entidad, al menos en las expectativas gubernamentales. 

Una de estas obras es el Centro Cultural Alvaro Carrillo, que se ubicará en la entrada a la ciudad capital, entre el Instituto Tecnológico de Oaxaca y el Cerro del Fortín, abarcando desde el Centro de Convenciones Monte Alban, hasta el parque del monumento a la Madre pasando por el extinto Teatro Alvaro Carrillo. 

De acuerdo a la Secretaría de las Infraestructuras a cargo de Javier Lazcano Vargas, hombre de confianza del gobernador, este espacio tiene como objetivo servir para la “promoción de la cultura de artistas locales, nacionales y extranjeros, así como el acercamiento a la población de una oferta cultural de calidad”.

Para ello, contará con un “teatro multifuncional” en donde se podrán presentar obras de teatro, cine y artes escénicas, ante 800 personas, contando con una superficie de 10,244 m2. En donde también habrá un área para exposiciones gráficas y un museo digital. 

El complejo contará con una librería, un anfiteatro con capacidad para 1,000 personas, así como áreas verdes incluyendo la remodelación al monumento a la Madre, un espacio que hoy en día se encuentra en pleno abandono.

Aunque los avances aún no son visibles, tan solo en la elaboración del proyecto se han destinado 25 millones de pesos, aunque el presupuesto total ascendería al menos a 350 millones de pesos.

Una cifra similar a los 289 millones 877 mil 658.48 pesos que se asignaron a la ampliación y modernización de la Avenida Símbolos Patrios, la cual contará con seis y ocho carriles en un tramo de 5.8 kilómetros sobre la Carretera Federal 175, llegando hasta el Aeropuerto Internacional de Oaxaca. 

Con ello, se espera mejorar la circulación para más de 75 mil vehículos que circulan diariamente por esta ruta que abarca los municipios de Oaxaca de Juárez, San Antonio de la Cal, San Agustín de las Juntas y Santa Cruz Xoxocotlán. 

De igual forma se contempla un plan de rescate y mantenimiento ecológico, así como la mejora en la infraestructura peatonal, aunque aún no se ha dado mayor detalle de ello, lo que ha provocado inconformidades por parte de activistas y grupos ambientalistas.

Otro proyecto que ha presumido el titular del Ejecutivo, es el Centro Expositor Gastronómico de Oaxaca, el cual tendrá como sede el exconvento del Carmen Alto o de las “Carmelitas Descalzas” y no la Real Alhóndiga de Antequera, como se previó en un inicio. Esto por las manifestaciones de comerciantes y mercaderes del Centro Histórico, quienes denunciaron una competencia desleal en un de por sí ya saturado espacio comercial, sobre todo por el incontrolable ambulantaje.

Tan solo en la elaboración del proyecto a cargo del Instituto del Patrimonio Cultural del Estado de Oaxaca (Inpac), se han erogado 5 millones 388 mil 200 pesos, que se sumarán a los 50 millones de pesos asignados para la primera etapa, aunque el costo total podría superar los 350 millones de pesos. 

Dicho centro fungirá como “un recinto museístico y académico en el que se protegerá y difundirá el enorme patrimonio inmaterial que nuestro estado tiene en su gastronomía”, según lo dicho por las autoridades estatales. 

Quienes aseguraron que este proyecto “nació como respuesta a la necesidad de contar con una plataforma expositora especializada en uno de los elementos más reconocidos de nuestra cultura ante la afluencia cada vez mayor de visitantes interesados en las tradiciones de todos los pueblos originarios del estado”, aunque para promotores culturales y comerciantes gastronómicos, este será un espacio para lucrar con la cultura de Oaxaca, continuando con la gentrificación del Centro Histórico, como ha ocurrido desde hace varios años.

Alejandro Murat también ha prometido la remodelación integral de la Central de Abasto ubicada en la zona conurbada de la capital oaxaqueña, comprometiendo inversiones superiores a los 300 millones de pesos, no obstante, hasta este momento no existe claridad en este proyecto. 

Otra de las obras estrella es el Centro de Congresos de Huatulco, uno de los proyectos más ambiciosos del mandatario oaxaqueño y aunque el costo sigue siendo un misterio, especialistas en el ramo han señalado que podría superar los 350 millones de pesos, solo en lo que respetaría a la inversión pública, ya que también se contaría con inversión privada. 

Con la participación del reconocido arquitecto mexicano Enrique Norten y su firma Ten Arquitectos, el “Centro de Congresos Chahué” busca convertirse en una “obra de infraestructura productiva”, es decir que impulse el desarrollo económico y social de la región; diversificando la oferta turística y mejorando la competitiva de este paradisiaco destino. 

Contará con un área de 11 mil metros cuadrados, en donde habrá “salones de congresos con capacidad hasta para 150 personas, salas de prensa, salones multifuncionales, oficinas privadas y salas de juntas”, según lo detalla la firma arquitectónica.

Además, este complejo turístico y de negocios tendrá un auditorio principal, de aproximadamente 1,580 metros cuadrados y con capacidad para 1,285 personas.

También será sede de las oficinas administrativas de la Marina Chahué, “de carácter público y al servicio de las actividades de navegación turística y comercial”.

Incluirá un área para seis locales comerciales, dos restaurantes y áreas públicas para un aforo aproximado de 4,000 personas, de acuerdo a las Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable.

La dependencia ha señalado que el objetivo de esta obra es fomentar la creación de empleos y posicionar a Huatulco como un destino de clase mundial, generando una derrama económica que “impacte en las condiciones de vida de los habitantes del municipio y los alrededores”, sin embargo, a unos mese de concluir la actual administración, el tiempo será el principal adversario para consolidar este y el resto de proyectos estratégicos planteados por el gobernador Alejandro Murat, ya que la mayoría de los recursos provendrían del financiamiento por 3,500 millones de pesos aprobado por el Congreso del Estado para la reactivación económica de la entidad. 

A %d blogueros les gusta esto: