26 noviembre, 2021

Denuncian actos de violencia sexual y discriminación contra migrantes en Jalisco

El pasado 8 de agosto, desde la cuenta de Instagram “Las chiquirrucas”, con casi 31 mil seguidores, se realizó una transmisión en la que tres sujetos ofrecían 500 pesos a un hombre migrante, por dejarse tocar los genitales.

La transmisión se realizó desde el exterior de las oficinas de la organización defensora de derechos humanos “Dignidad y Justicia en el Camino A.C.”, que también brinda refugio y asistencia a migrantes. 

Durante el video, los individuos invitaron a sus seguidores para que acudan al sitio “cuando quieran un migrante”, haciendo referencia a la Asociación como la Casa del Migrante. 

Ante estos hechos “FM4 Paso Libre”, como también se le conoce a la A.C., condenaron el abuso y la burla en contra de los sectores más vulnerables del país, y calificaron a los protagonistas como clasistas, pidiendo a la sociedad no tolerar estos actos ya que esta no es la primera vez que los mismos sujetos incurren en acciones similares.

La Conapred se dio por enterado de la denuncia pública, y aseguró que se pondrán en contacto con las organizaciones denunciantes.

La Fiscalía del estado de Jalisco informó este martes que inició una investigación contra cuatro “influencers”, con el nombre de “Las Chiquirrucas”, por supuestos actos de discriminación y violencia contra un migrante que buscaba ayuda en un albergue en la ciudad de Guadalajara.

”Desde que se supo del hecho se decidió iniciar carpeta de investigación de oficio, es entendible no tenemos una denuncia dado que a este joven, en situación de calle, primero tendríamos que localizarlo y no va a ser sencillo, pero la investigación va a seguir su curso”, dijo el fiscal Gerardo Octavio Solís en conferencia de prensa.

Por su parte, la Subsecretaría de Derechos Humanos y la Dirección de Atención a Personas Migrantes del gobierno de Jalisco, rechazaron los actos de violencia y discriminación en agravio de la persona que aparece en el video. Emitiendo el siguiente mensaje a la opinión pública.
 
Primero.- Jalisco de acuerdo a su situación geográfica y social, es punto de encuentro de diversos flujos migratorios, ya sea de personas migrantes en tránsito, de origen o de retorno. Esto nos obliga como sociedad, a reconocerles como personas sujetas de derechos y libertades conferidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así mismo a reconocer las condiciones de riesgo y amenaza de sus comunidades de origen y el esfuerzo que realizan estas personas en contexto de movilidad de manera constante para buscar mejores condiciones de vida, abandonando en muchas ocasiones a su familia y su propia cultura.
 
Segundo.- Los hechos cometidos, tienen elementos para ser considerados como un acto de discriminación, de conformidad con la legislación federal y estatal aplicable, ya que los actos han tenido por objeto el menoscabar la dignidad de la persona y afectar de forma material e inmaterial sus derechos fundamentales, esto le coloca en una situación de riesgo y vulnerabilidad mayor. Aunado a esto, los hechos constituyen en sí mismos un acto delictivo, al haberse grabado y compartido en medios sociales de amplio alcance contenido de carácter íntimo sexual sin consentimiento de la víctima, siendo esto último un acto de violencia sexual digital.
 
Tercero.- Esta Subsecretaría de Derechos Humanos, está en permanente coordinación con las áreas correspondientes de la Fiscalía del Estado, para emitir la opinión técnica correspondiente en materia de discriminación que motivaron los hechos, así como para acompañar los procesos de oficio y las investigaciones que se lleven a cabo, poniendo especial énfasis en las garantías de no repetición.
 
Cuarto.- A los denominados “influencers”, usuarios de redes sociales que tienen como propósito la aprobación e identificación de otras personas en el ámbito social, importa decirles que gozan de la libertad de expresión, garantizada por la Constitución y el Derecho Internacional, y esa libertad entraña deberes y responsabilidades básicas en una sociedad democrática, lo cual conlleva también una exigencia hacia los derechos de las demás personas, incluyendo el respeto a la privacidad, dignidad y buen nombre. Por ello, hacemos énfasis que la libertad de expresión en redes sociales no concede ningún tipo de licencias para discriminar, ni exhibir, exponer, ni cualquier conducta que atente contra la dignidad de las y los demás. La prohibición de discriminar, los derechos a la privacidad, a la personalidad y a la dignidad, son sancionables por diversas legislaciones y exceden cualquier tipo de parámetro establecido en sociedades democráticas.
 
Quinto.- A toda la población que vive o transita en Jalisco, es fundamental que desde la corresponsabilidad y empatía, reconozcamos a las y los demás, como personas sujetas de derechos humanos que independientemente de sus condiciones de vida, mantienen una dignidad humana, ante lo cual es necesario evitar llevar a cabo cualquier acto de discriminación que conlleve a violaciones de derechos humanos.
 
Por último, dijo importante reiterar que ante cualquier acto de discriminación o que ponga en riesgo la vida, dignidad e integridad de una persona, se denuncie ante la Fiscalía Especializada en Derechos Humanos y/o se reporte ante la Subsecretaría de Derechos Humanos del Gobierno de Jalisco

En respuesta, los sujetos que realizaron la transmisión, emitieron una disculpa pública que no terminó de convencer al resto de usuarios ni a las autoridades.

Desde la cuenta @jcvillalobosjc, uno de los involucrados publicó: “El día de ayer (domingo) mi conducta fue totalmente incorrecta, reconozco el gran error que cometí y me arrepiento de lo sucedido. Estoy dispuesto a aprender de ello, buscando la manera de educarme, sensibilizarme y trabajar en mi empatía y mis errores. Esto no es para justificarme, es para reconocer que mis actos no fueron correctos y estoy consciente de ello. Reitero mi disculpa, estas acciones no volverán a suceder”.

En otro comunicado emitido por el usuario feeriveraaa se lee: “El día de ayer por la tarde (domingo), participé en un en vivo en la cuenta @laschiquirrucas donde se realizó una acción reprobable de nuestra parte. En su momento decidí callarme y no señalar lo que era incorrecto, pero ahora reconozco mi error y la gravedad de los sucedido”.

Falté el respeto a una persona en situación vulnerable y no hice nada para detener acciones clasistas y abusivas. Entiendo mi error, y sé que no existe manera de compensar el daño ocasionado, pero estoy dispuesto a mejorar en mi actuar diario. Prometo educarme sobre la situación de las personas migrantes en el país y buscaré la forma de realizar voluntariado para aprender de mis errores. De toco corazón, una disculpa”, se lee en la publicación de Instagram.

A %d blogueros les gusta esto: