12 septiembre, 2021

Asesinan a Fiscal Indígena de Chiapas, se relaciona con Pantelhó señala el Presidente

La escalada de violencia en el estado de Chiapas, entidad gobernada por el morenista Rutilio Escandón Cadenas, alcanzó a funcionarios estatales que han emprendido acciones en contra de los grupos criminales que controlan gran parte del territorio chiapaneco.

Durante la noche del martes, el Fiscal de Justicia Indígena, Gregorio Pérez Gómez, fue asesinado por un comando armado a tan solo unos metros de sus oficinas en San Cristobal de las Casas.

Pérez Gómez investigaba los recientes hechos de violencia en el municipio de Pantelhó, en donde ciudadanos y civiles armados expulsaron a sus autoridades denunciando colusión con grupos criminales que mantenían el control de la región por medio de violencia y amenazas.

En un comunicado, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chiapas informó que a las 20:55 horas fue encontrado el cuerpo del fiscal al interior de su vehículo, con seis impactos bala.

“Se tuvo conocimiento de la noticia criminal este martes 10 de agosto a las 20:55 horas. Sobre la Prolongación Insurgentes, fue encontrado un vehículo de color gris obscuro tipo Gol con placas de circulación del estado de Chiapas, con seis impactos de balas que hirieron al conductor, el cual perdió la vida en el lugar. La víctima fue identificada como el Fiscal de Justicia Indígena Gregorio Pérez Gómez”, informó la Fiscalía.

A través de su cuenta de Twitter, el gobernador Rutilio Escandón envió sus condolencias para la familia, amigos y compañeros del fiscal indígena Gregorio Pérez,” excelente y ejemplar servidor público”, señaló al asegurar que no habrá impunidad.

Durante su conferencia matutina de este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó el crimen y refirió que el asesinato del fiscal de Justicia Indígena, podría estar relacionado con el conflicto en Pantelhó.

“Ya se iniciaron las investigaciones y parece que está vinculado con lo de Pantelhó. No podemos decir más, se está haciendo la investigación y vamos a seguir actuando”, declaró el mandatario.

Según fuentes cercanas a la investigación, Pérez Gómez se había reunido el pasado 6 de agosto con pobladores de Pantelhó, a quienes informó que ya había avances en las indagatorias relacionadas con los grupos criminales que operaban en el lugar.

En julio, habitantes de Pantelhó denunciaron que personas armadas secuestraron a varios hombres. Tras estos hechos y ante la indiferencia del gobierno federal y estatal, miles de indígenas tzotziles y tzeltales de Pantelhó formaron un grupo de autodefensas denominado “Los Machetes”.

Días después, miles de ciudadanos, en su mayoría indígenas  tzotziles y tzeltales artos de la violencia y abusos cometidos por un grupo criminal identificado como “Los Herrera”, quienes de acuerdo a los denunciantes operaban con apoyo y protección de la Presidenta municipal Delia Janeth Velasco Flores y su esposo, el alcalde electo, Raquel Trujillo Morales; tomaron la cabecera municipal buscando casa por casa a los miembros de la agrupación delictiva, incendiando algunas viviendas, vehículos y edificios públicos.

Elementos de la Guardia Nacional, Ejército y Policía, que se encontraban en la comunidad, se replegaron a un cuartel improvisado dejando en manos de la comunidad la administración del municipio.

El pasado lunes, un día antes del asesinato del Fiscal, indígenas de las 86 comunidades rurales y los 18 barrios de la cabecera municipal de Pantelhó eligieron a sus nuevas autoridades municipales, a quienes exhortaron a usar la máxima zapatista: “mandar obedeciendo al pueblo”. 
 
La asamblea plenaria se realizó en el rancho El Progreso de 84 hectáreas que era propiedad de Los Herrera, el grupo al que dicen combatir y por el que las autodefensas se alzaron en armas. 
   
Pastores de iglesias protestantes y líderes indígenas católicos compararon su lucha con la de David contra Goliat, asegurando que han ganado la pelea al expulsar de Pantelhó “a un grupo criminal” que por muchos años amenazó, intimidó, asesinó y desapareció a indígenas de este municipio. 

Para garantizar la seguridad en el lugar y ante las amenazas de “Los Herrera” para retomar la zona, el evento estuvo custodiado por las autodefensas en un primer anillo de seguridad. Mientras que miembros de las comunidades formaron una segunda linea de defensa y con el apoyo de la Guardia Nacional, SEDENA y la policía estatal, se vigilaron caminos y carreteras.
   
Los oradores manifestaron en todo momento su rechazo a los partidos políticos, denunciando sólo los han dividido y confrontado, desde que llegaron al municipio en los setenta. Responsabilizándolos por ser ellos quienes empezaron a romper la paz y la armonía de las comunidades que elegían a sus autoridades a través de usos y costumbres, manifestando que ahora empezarán una nueva vida, una nueva etapa en Pantelhó,

“Un nuevo cielo y una nueva tierra”.

El representante de las autodefensas El Machete hizo un llamado a las nuevas autoridades para que respeten la máxima de los pueblos autónomos de los hermanos indígenas zapatistas, donde “el pueblo manda y el gobierno obedece”. 
 
Los tres miembros que serán ahora sus nuevas autoridades son Pedro Cortés López, Miguel Hernández Pérez y Sandra Gutiérrez Cruz, con lo que desconocen de facto a la alcaldesa perredista Delia Janeth Velasco Flores y su esposo, el alcalde electo, Raquel Trujillo Morales.
 
También confiaron que el gobiernos estatal y federal reconocerán a estas nuevas autoridades, porque fueron elegidas por todas y cada una de las autoridades de las 86 comunidades y los 18 barrios de la cabecera municipal de Pantelhó. 
 

Con información de Proceso, El País y Expansión

A %d blogueros les gusta esto: