12 septiembre, 2021

Gobernador y exgobernadores de Oaxaca, Veracruz y Tamaulipas son ejemplo de lavado de dinero en Estados Unidos

De acuerdo al reporte “Acres de lavado de dinero: Por qué el sector inmobiliario de EU es el sueño de un cleptócrata”, elaborado por el think tank Global Finance Integrity (GFI), la clase política mexicana es el sector que más lava dinero a través de la adquisición de propiedades en Estados Unidos.

Según el estudio, del 2015 al 2020 fueron identificados al menos 56 casos de lavado de dinero a través de este esquema, los cuales representaron más de 2,300 millones de dólares en bienes raíces.

El documento explica que el dinero provino de al menos 26 países, sin embargo, fue México con el 16.7%, “la principal fuente extranjera de fondos ilícitos”; superando a países como Venezuela, Guatemala, Malasia y Nigeria, China, Irán y Corea del Norte, entre otros.

Detalla que los métodos más empleados para el lavado de dinero, fue el uso de estructuración de compañías, prestanombres y esquemas hipotecarios, todo ello a través de representantes legales, fideicomisos, así como, con la ayuda de agentes y corredores inmobiliarios.

En la sección titulada Dinero de la corrupción política mexicana lavado a través de bienes raíces en EEUU usando abogados”, la investigación lista a conocidos miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte; de Tamaulipas, Tomás Yarringto; de Oaxaca, José Murat Casab, al igual que a su hijo, el actual mandatario, Alejandro Murat Hinojosa.

De igual forma, menciona a Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública durante del gobierno de Felipe Calderón.

En el caso de Javier Duarte de Ochoa, exgobernador priista de Veracruz actualmente preso acusado de corrupción y lavado de dinero; se presume logró acumular 90 propiedades en México, España y Estados Unidos, utilizando una red de empresas fantasma y prestanombres.

Su imperio incluía edificios comerciales en Florida, una mansión en Miami de 7.6 millones de dólares comprada en efectivo y alrededor de 30 casas en Miami que se vendieron y compraron varias veces para ocultar el origen del dinero”, destaca el informe.

Respecto al ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, quien se declaró culpable de lavar dinero para el crimen organizado, recordó que la operación se realizó a través de bienes raíces en Texas, Port Isobel y South Padre Island

Para ello uso “empresas registradas a nombre de asociados para asegurar millones de dólares en préstamos para comprar estas propiedades, así como para pagar los gastos de mantenimiento y reparación.

Mencionaron también a Genaro García Luna, quien habría comprado una casa de hasta 3.3 millones de dólares en Golden Beach FL, entre otras propiedades valuadas en al menos 5 millones de dólares y hasta un yate de lujo.

El responsable de la estrategia en la guerra contra el narcotráfico que emprendió el expresidente Felipe Calderón, habría utilizado Compañías de Responsabilidad Limitada (LLC por sus siglas en ingles) registradas a nombre de su abogado y socios comerciales.

Aunque la mayoría de los implicados se encuentran en prisión, otros son políticos en activo, como el exgobernador de Oaxaca y actual Presidente de la Fundación Colosio del PRI, José Murat Casab quien además es un hombre muy cercano al presidente del tricolor, Alejandro Moreno Cardenas. 

Al igual que su hijo, Alejandro Murat Hinojosa, quien actualmente gobierna Oaxaca, después de ocupar la Dirección General del Infonavit, en donde se le ha señalado por el supuesto desvío millonario de recursos públicos a través de fraudes inmobiliarios y contratados amañados en beneficio de desarrolladores y empresas constructoras. 

El documento señala que entre ambos, son dueños de al menos seis propiedades con un valor mayor a los seis millones de dólares (cerca de 120 millones de pesos al tipo de cambio), en Nueva York, Florida y en Utah.

La estrategia que habrían empleado los gobernadores de uno de los estados con mayores rezagos sociales del país, habría sido el uso de fideicomisos y empresas fantasma “registradas a nombres de amigos y miembros de la familia, incluido uno de los hijos de Murat (Casab), que era menor de edad en el momento de la compra”, puntualiza la investigación.

Añade que un condominio en Nueva York fue comprado con un fideicomiso creado por un asesor patrimonial en Zurich mientras que el otro, por una empresa fantasma creada por un abogado. 

Desde el 2015, el periódico norteamericano The New York Times publicó bajo el título “Una familia Mexicana conectada al PRI, y con propiedades en EE.UU.”, un artículo donde denunciaba que la familia Murat era dueño de al menos dos condominios en Utah, adquiridos en 2004; otro en la isla texana de South Padre desde 1984; uno en Florida comprado en 2013 y al menos otro en Manhattan.

Las investigaciones del diario indicaban que la compra de un apartamento en la exclusiva torre Time Warner Center, en Manhattan, se había hecho a través de empresas fachada.

Y aunque en un principio se negó la propiedad, el medio documentó que los hijos de Murat Casab habían vivido en un departamento de dicha torre.

A pesar de las pruebas presentadas por el medio y los posibles indicios de un ilícito, la cercanía de la familia Murat con el entonces presidente Enrique Peña Nieto, les brindó la impunidad necesaria para continuar sus aspiraciones políticas, uno por la gubernatura de Oaxaca y el otro como artífice del llamado Pacto por México, acuerdo por el que se lograron las Reformas Estructurales propuesta por la administración peñista.

En respuesta, José Murat publicó un desplegado alegando su inocencia, rechazando tener propiedades en Nueva York. Asegurando que eran “infundios y difamaciones”.

Acorde con el estudio, el uso de empresas fantasma ha dado pie a propiciar el lavado de dinero, refiriendo que el 82% de los casos señalados en la investigación, evidenciaron el uso de una entidad legal para ocultar la identidad real de quienes realizan la operación de blanqueo.

Además, busca evidenciar que el régimen de antilavado de dinero en Estados Unidos en bienes raíces tiene debilidades importantes, ya que en ese sector, no se apegan a la prevención de lavado, lo que ha facilitado la comisión de este delito.

Según un informe de la Asociación Nacional de Corredores de Bienes Raíces de Estados Unidos, el 2017 fue el año en el que más mexicanos compraron propiedades, alcanzando una cifra de 9.3 Billones de dólares, cifra que se redujo a 4.2 Billones en el 2018, pero en el 2020 se recuperó al pagar 5.8 Billones de dólares. Mietras que en lo que va del 2021 han gastado 2.9 billones de dólares, destacando que normalmente se pagan en efectivo todas estas propiedades. 

Tan solo en el 2020, la venta de inmuebles a extranjeros representó ingresos superiores a los 54 billones de dólares, siendo Canadá el primer país de origen, seguido por México, China, India y Reino Unido.

La organización señaló que el 39% de las transacciones hechas por extranjeros se realizan en efectivo.

Aunque China pasó al tercer lugar en relación al número de casas adquiridas con 6 mil 300 viviendas, frente a las 7 mil 100 compradas por mexicanos y 8 mil 800 por canadienses, si se compara el valor de los inmuebles ocupan el primer lugar.

Los ciudadanos chinos se hicieron de viviendas por un valor total de 4 mil 500 millones de dólares; 61 por ciento por debajo de lo reportado entre abril de 2019 y marzo del año pasado; el monto adquirido por canadienses ascendió a 4 mil 200 millones de dólares, lo que también refleja una caída anual de 56 por ciento.

Compradores de India adquirieron 3 mil 100 millones de dólares en vivienda, una disminución de 43 por ciento; y los mexicanos 2 mil 900 millones de dólares (un tercio de ese monto en efectivo), lo que refleja una caída de 50 por ciento, respecto a los 12 meses previos.

Como destino principal para adquirir bienes durante el año pasado, los mexicanos han escogido Texas (29 por ciento), California (21 por ciento) y Colorado (15 por ciento); pero también tiene presencia en Arizona, Carolina del Norte, Illinois, Georgia, New Jersey, Louisiana, Michigan, Oregon y South Carolina.

A %d blogueros les gusta esto: