12 septiembre, 2021

Gobierno de Tabasco solicitará empréstito para tomógrafos y programa de desazolve


El Ejecutivo adelantó que “sin afectar la economía del estado”, el crédito se invertirá en la compra de equipos médicos, fortalecer áreas de seguridad pública e impartición de justicia, y un programa emergente para evitar inundaciones en Villahermosa.
Dio a conocer los 6 mil 591 millones de pesos en deuda pública que recibió su administración, se ha logrado reducir a 5 mil 950 millones; es decir, 600 millones de pesos menos, y que al finalizar su gobierno el objetivo es dejar 1,000 millones de pesos menos en deuda

El gobernador Adán Augusto López Hernández informó que la próxima semana solicitará al Congreso del Estado la autorización de un empréstito de entre 600 y 1500 millones de pesos, que sería utilizado para la adquisición de equipos médicos, para fortalecer áreas de seguridad pública e impartición de justicia, y un programa emergente de desazolve en el municipio de Centro.

Al puntualizar que la solicitud del crédito es preventivo, con vigencia de un año y medio para poder utilizarlo, el mandatario estatal explicó que en caso de que la Administración Estatal requiera de esos recursos, se invertirán en la adquisición de dos tomógrafos y un programa de desazolve, para evitar inundaciones como ha ocurrido en la ciudad de Villahermosa.

“Así como hubo desazolve de El Macayo, los arroyos y drenes que atraviesan Villahermosa necesitan desazolve urgente. Vamos a plantear eso, vamos a invertir en Seguridad Pública, en la Fiscalía, en el Tribunal Superior de Justicia y en equipamiento médico, básicamente”, subrayó.

Durante su participación en la Sesión Solemne de la LXIII Legislatura, que develó con letras doradas en el Muro de Honor del Congreso del Estado la leyenda “2021, Bicentenario de la creación de la Armada de México”, López Hernández garantizó que este empréstito a largo plazo no afectará las finanzas de estado y ratificó el objetivo de reducir en por lo menos 1,000 millones de pesos la deuda pública al final de su gobierno.

Recordó que en diciembre de 2018, recibieron el estado con una deuda pública de 6 mil 591 millones de pesos, y que gracias a la política de austeridad, transparencia, buen ejercicio del presupuesto y pagos puntuales de los créditos generados en sexenios pasados, se ha logrado reducir a 5 mil 950 millones; es decir, 600 millones de pesos menos en deuda.

“Aunque no lo utilicemos, nosotros vamos a tomar la previsión y por eso vamos a solicitar al Congreso la autorización de un empréstito”, comentó, al adelantar que está en análisis el monto, pero podría ser entre 600 millones y 1,500 millones de pesos.

Sobre la pandemia COVID-19, el Ejecutivo Estatal confirmó que Tabasco permanecerá esta semana en semáforo epidemiológico naranja, con el llamado a los tabasqueños a respetar las disposiciones decretadas para frenar la movilidad social y contener los contagios, así como mantener las medidas de higiene, sana distancias y resguardo domiciliario.

 Dio a conocer que el sector salud de Tabasco, cuenta con una capacidad hospitalaria instalada para atender a 863 pacientes y ampliarla hasta mil 200 camas de ser necesario, de las cuales, este jueves se tiene el 40 por ciento de ocupación en camas generales y 45 por ciento de terapia intensiva.

Hace unos días, López Hernández reconoció un ‘hueco’ de 4 mil millones de pesos en las finanzas del estado que obligó a interrumpir el pago de los proveedores el pasado mes de julio.

El mandatario aseveró que la pandemia de COVID-19 ocasionó muchos gastos que no estaban previstos y se tomó la decisión de privilegiar los salarios de los trabajadores por encima de otros compromisos de su administración.

Dijo que en 2018, cuando asumió el cargo, recibió una deuda de 6 mil millones de pesos tras la gestión de Arturo Núñez Jiménez, y si bien el monto logró reducirse, este año comenzó una nueva crisis financiera, aunque confía en que se logre superar en este mismo ejercicio.

Sin embargo, negó que su gobierno pretendiera hacer crecer la deuda pública: “No es necesario un empréstito a largo plazo. Seguiremos limitando el gasto público, recurriremos a préstamos a corto plazo, y recurrir a solicitar adelanto en participaciones”, aseveró.

De hecho, se ha recurrido a créditos quirografarios por alrededor de 2 mil 500 millones de pesos para cubrir las prestaciones de diciembre. Esto se hizo en 2019 y se repitió en 2020, en tanto que podría ser una alternativa para salir del 2021.

En cuanto a la deuda con proveedores, en el reporte trimestral de junio de este año, la Secretaría de Finanzas informó de un pendiente de 700 millones de pesos con proveedores actuales y aquellos que aún reclaman sus pagos por el incumplimiento del sexenio pasado.

En otro tema, confirmó que están aprobados y por iniciarse el proyecto de construcción del Ferrocarril Estación Chontalpa-Dos Bocas, así como la modernización del Ferrocarril del Sureste, que será entregada la concesión a Tabasco, Chiapas y Veracruz, tal como recientemente fue anunciado por el Presidente de México.

En el caso del Ferrocarril Estación Chontalpa-Dos Bocas, aseguró que los derechos de vías están totalmente liberados al pertenecer al Gobierno del Estado y que en los próximos meses deberán salir las licitaciones para la construcción, y entrar en operación antes concluya el 2024.

A %d blogueros les gusta esto: