mar. Sep 17th, 2019

Brasil no cuenta con recursos para combatir incendios: Bolsonaro

En reunión con representantes de los medios de comunicación, Bolsonaro indicó que “el gobierno no podía simplemente lograr que el ministerio del interior enviara a 40 hombres para combatir un incendio”, de acuerdo a un despacho informativo de BBC News.

Brasil.- El presidente Jair Bolsonaro declaró que el gobierno brasileño carece de los recursos para combatir los incendios en el Amazonas. Reiterando – sin prueba alguna- que integrantes de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) pudieran ser los responsables.

Ante integrantes de la prensa, el mandatario reclamó: “el Amazonas es más grande que Europa. ¿Cómo van a combatir los incendios criminales en esta área?”.

También dijo que el Ministerio de Justicia carecía de personal suficiente para investigar cómo comenzaron los incendios.

“El gobierno no podía simplemente lograr que el ministerio del interior enviara a 40 hombres para combatir un incendio”, declaró.

“¿Quién lleva a cabo esto? No lo sé. Agricultores, ONG, quien quiera que sea, indios, quien sea”.

“Las ONG perdieron dinero, el dinero que venía de Noruega y Alemania. Están desempleados. ¿Qué necesitan hacer? Intentan derrocarme”, dijo en conferencia desde en Brasilia.

Comentó que esta es época de la “queimada”, en la que los campesinos queman la tierra para limpiar el terreno y volver a sembrar, pero el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe) observó que el número de conflagraciones no es similar a los que normalmente se reportan en la temporada de secas.

Bolsonaro se ha mostrado en reiteradas ocasiones, a favor de la explotación comercial de la selva brasileña y la disminución de la supervisión en áreas protegidas.

El mes pasado, tras conocerse el informe del Inpe que alertaba sobre un incremento de 83% en la deforestación en el Amazonas en junio pasado, comparado con el mismo periodo en 2018, Bolsonaro acusó al director del organismo de proporcionar datos falsos; poco después fue despedido.

La selva amazónica es aproximadamente dos tercios del tamaño de la Europa continental. El Amazonas cubre 6,7 millones de kilómetros cuadrados (2,5 millones de millas cuadradas), según el Fondo Mundial para la Naturaleza, mientras que Europa continental cubre 9,9 millones de kilómetros cuadrados (3,8 millones de millas cuadradas), según la Agencia Central de Inteligencia.

En días pasados, el ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, fue abucheado por activistas al participar en una reunión sobre cambio climático, que se lleva a cabo en la ciudad brasileña de Salvador, donde lo increparon con pequeños carteles y gritos de: la “Amazonia se quema”, según un reporte del portal electrónico infobae.com.

En el encuentro, previo a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-25), a realizarse en diciembre próximo en Chile, unos 10 activistas que ingresaron de manera violenta al lugar reprocharon la dirección en materia de medio ambiente que sigue el gobierno de Bolsonaro.

En el evento, Salles pronunció un discurso de cinco minutos, por la interrupción de los activistas y sólo habló del compromiso del gobierno brasileño con los temas tratados en la Semana del Clima y a las leyendas de los carteles de los quejosos respondió: “La participación con carteles, las manifestaciones, tienen eco en las iniciativas que hemos considerado” en el gobierno.

Previo a la irrupción de los manifestantes, Salles reconoció que los actuales incendios en la Amazonia son los más grandes reportados en los últimos años, y anticipó que está dispuesto a inspeccionar la zona con el gobierno estatal de Mato Grosso.

Datos del Inpe, responsable del registro de incendios, a través de imágenes satelitales, revelaron que en la última semana “los focos de incendio han afectado 68 zonas protegidas o reservas indígenas de la región amazónica”, refirió infobae.

Bolsonaro busca depredar la región amazónica: Open Democracy

La organización Open Democracy acusó a Jair Bolsonaro de segregar a la población del Amazonas, para construir proyectos depredadores que podrían tener un impacto ambiental devastador.

Aseguran que el gobierno de Bolsonaro tiene como una de sus prioridades habitar la región amazónica para evitar la implementación de proyectos multilaterales de protección forestal, específicamente el proyecto llamado “Triple A”.

“Hay que implementar el Calha Norte sobre la cuenca del Amazonas e integrarlo al resto del territorio nacional, para hacer frente a las presiones internacionales por la implantación del proyecto denominado ‘Triple A’. Para ello, es necesaria la construcción de la hidroeléctrica del río Trombetas, el puente de Óbidos sobre el río Amazonas y la implementación de la carretera BR 163 hasta la frontera con Surinam”, destacó Open Democracy en una presentación.

Entre las tácticas citadas en el documento está la de redefinir los paradigmas del indigenismo, quilombolismo y ambientalismo a través de las lentes del liberalismo y conservadurismo

Open Democracy precisó que en febrero de este año los ministros Gustavo Bebianno (Secretaría General de la Presidencia), Ricardo Salles (Medio Ambiente) y Damares Alves (Mujer, Familia y Derechos Humanos) viajaron a Tiriós (Pará) para discutir con líderes locales la construcción de un puente sobre el Río Amazonas en la ciudad de Óbidos, una hidroeléctrica en Oriximiná y la extensión de la carretera BR-163 hasta la frontera de Surinam.

Durante la reunión, los ministros usaron una presentación que detallaba los trabajos anunciados por el gobierno de Bolsonaro para la región “que no dejan lugar para la interpretación”.

En la proyección –apuntó– está claro que habitar la región amazónica es importante para que no se puedan desarrollar proyectos de preservación.

“La estrategia, antes de que se desarrollen los proyectos predatorios, empieza con el discurso. El discurso de odio de Bolsonaro ya indica que el plan está funcionando. El Amazonas está en llamas. Ha estado en llamas por tres semanas y ni siquiera los que viven en Brasil lo sabían. Gracias a los esfuerzos de las comunidades locales con la ayuda de las redes sociales, la realidad finalmente se está viralizando”.

“Atacar a organizaciones no gubernamentales (ONG) es parte de la estrategia del gobierno de Bolsonaro para el Amazonas”.

Y sostuvo que actualmente existe una campaña globalista que “relativiza la Soberanía Nacional en la Cuenca Amazónica”, usando una combinación de presión internacional y también de lo que denomina “opresión psicológica” tanto externa como interna.

Esa campaña moviliza a ONGs ambientalistas e indigenistas, además de los medios, para ejercer presiones diplomáticas y económicas. Implica también a las minorías indígenas y quilombolas para que actúen con el apoyo de instituciones públicas a nivel federal, estatal y municipal.

El resultado de este movimiento, aseguran, restringe “la libertad de acción del gobierno”.

A %d blogueros les gusta esto: