12 septiembre, 2021

Agentes de migración extorsionan y retienen a turistas de Rusia, Kirguistán y Kazajistán

Cancún, Quintana Roo.- Desde hace un mes, cinco familias originarias de Rusia, Kirguistán y Kazajistán, permanecen retenidas de manera ilegal por Agentes del Instituto Nacional de Migración, quienes los han extorsionado pidiendo 3 mil dólares por cada integrante, incluidos niños y bebés, para dejarlos en libertad.

Familiares y representantes legales de los afectados, denunciaron que que entre los 25 retenidos rusos, kirguises y kazajos, se encuentra una mujer embarazada, 11 niños de cinco a 15 años y dos bebés, de ocho meses y un año, quienes según el médico general que está en el aeropuerto, empiezan a padecer desnutrición, problemas en la vista e infecciones en el ojo.

Detallaron que 14 de esas personas están en un inmueble propiedad de la asociación civil Despertares, que les da un inhumano, los obligan a hacer labores de aseo, y si se niegan a éstas “no los dejan salir ni al patio”. “Los únicos que nos dieron apoyo para llevarles agua fue la Cruz Roja”, dijeron parientes de los afectados.

Agregaron que los directivos de Despertares argumentan que no pueden dar a los foráneos alimentos, pues los que preparan en el lugar son específicos para personas farmacodependientes, por lo que les venden pizzas a 150 dólares cada una.

El resto de los turistas fueron retenidos en “cárceles clandestinas” que tiene el Instituto Nacional de Migración en las terminales 2 y 4 de la terminal aérea, donde su situación no es mejor, ya que incluso agentes migratorios los han golpeado, agresiones que también se infligieron a una mujer embarazada.

El director del despacho Abogados de Cancún, José Luis González Navarro, aseguró que los extranjeros padecen abusos a manos de agentes migratorios y del personal de la agrupación citada, que se dedica a rehabilitar a farmacodependientes.

Marat Myrzaliev y Hsel Hbolyrazakova, familiares directos de las víctimas, aseguraron en conferencia de prensa que éstas ya han pasado más de un mes prácticamente “prisioneros”, retenidos por cuestiones “legaloides”.

Navarro explicó que cuando estas familias ingresaron a tierras mexicanas vía aérea por Cancún, presentaron su documentación pero a los agentes migratorios “sospecharon” que los documentos (pasaporte y visa) eran apócrifos, aunado a que en la entrevista que les hicieron no les generó “veracidad” la información que les brindaron.

Agregó que aunque a los agentes del INM, conocidos en la terminal aérea como “Los Rudos”, se les presentó la documentación pertinente e incluso el boleto de regreso a su país y la clave de reservación de los hoteles en los que se hospedarían, los retuvieron de manera arbitraria sin garantizar las mínimas condiciones que respetaran sus derechos humanos.

El abogado reveló que estos agentes de migración les pidieron 3 mil dólares por cada una de las 25 personas, pero por la cuestión del idioma no pudieron “llegar a un arreglo” y procedieron a detenerlos.

José Luis González aseguró que los juzgados tercero y quinto de distrito, con sede en Cancún, otorgaron a los perjudicados una suspensión de plano, provisional y definitiva dentro del juicio de amparo 875/2121, por privación ilegal de la libertad, sin embargo, no se ha acatado la resolución.

“Son gente que viene de Kirguistán y Kazajstán, con idiomas que no dominamos y a través de la traducción les estamos dando este servicio. El problema es que llevan varias semanas retenidos, supuestamente por una cuestión legaloide, pero más bien es de corrupción”, afirmó el abogado José Luis González.

“Les están pidiendo 3 mil dólares por persona de principio, pero como no se pudieron entender con ellos los retuvieron y les venden una pizza a 150 dólares, entonces están haciendo negocio con este tipo de retención ilegal”, expuso. 

Los turistas fueron detenidos en las instalaciones aéreas el 31 de julio pasado, después de descender del vuelo TK181, de la empresa Turkish Airlines.

Del grupo que venía en ese vuelo solamente dos empresarios pudieron ingresar al destino por presentar documentación norteamericana, de nombres Hsel Abdyrazakova y Marat Myrzaliev, quienes trajeron a las familias a través de su agencia de viajes, con sede en Miami, Florida. 

“Estos países no son los únicos afectados, también gente de Venezuela, Colombia, Perú, personas que no son de Estados Unidos, son afectados… ellos están haciendo cosas en contra de los derechos internacionales, en forma inhumana tienen a los niños”, agregó el abogado. 

En otro caso, Fabián T., esposo de una mujer de origen venezolano, denunció que su pareja fue detenida el viernes pasado en la avenida Uxmal, de Cancún, por personal de Migración. Aseguró que ella tiene su documentación migratoria en regla y ahora le quieren cobrar tres mil dólares para dejarla en libertad.

Por este caso un juez concedió el amparo 1018/2021; sin embargo, la extranjera sigue detenida e incomunicada, por lo que sus familiares piden su inmediata libertad.

Los golpean por denunciar

Los turistas de Kirguistán y Kazajistán, retenidos en centro de rehabilitación Despertares para personas adictas, fueron golpeados tras darse a conocer su caso, denunciaron sus familiares.

De acuerdo al medio Novedades de Quintana Roo, por medio de una llamada, uno de los retenidos contó que tras la conferencia de prensa que ofreció su defensa ayer miércoles, recibieron golpes por parte del personal del centro.

Marat, familiar de los retenidos, había logrado entablar comunicación a través de un teléfono, pero la mañana del jueves el equipo les fue confiscado de manera que han perdido el rastro de lo que ocurre en el interior.

Comentó que hay preocupación por su situación, pues no saben nada de ellos.

Con información de La Jornada Maya y Novedades de Quintana Roo

A %d blogueros les gusta esto: