Ícono del sitio Polígrafo Mx – Noticias y Análisis Político

Reinserta llama a revisar la Ley Nacional de Ejecución Penal a favor de niñas y niños en CDMX

Ciudad de México.- A raíz de lo publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el día 02 de septiembre de 2021 en virtud del cual se expidió la Ley de Centros Penitenciarios de la Ciudad de México, desde Reinserta exhortó a las legisladoras y los legisladores de la II Legislatura del H. Congreso de la Ciudad de México a convocar a expertas y expertos en materia penitenciaria para realizar ajustes dado que la ley recién expedida va en contra del artículo 36 fracción I de la Ley Nacional de Ejecución Penal, el cual, estipula que el rango de edad máximo de tres años para las hijas e hijos de mujeres privadas de la libertad que se encuentran con ellas viviendo al interior de los Centros de Reinserción.

“Es preocupante que se expida una nueva ley sin estar en completa armonía con las disposiciones nacionales ya legisladas”, señaló la organización al hacer un fuerte llamado a modificar lo estipulado en el artículo 60 párrafo segundo de la Ley de Centros Penitenciarios de la Ciudad de México el cuál se lee:

“Artículo 60. Cuando, derivado del seguimiento, y una vez agotadas medidas alternativas, se considere que la permanencia de un niño o niña en el Centro Penitenciario es nociva para su desarrollo biopsicosocial, se solicitará la intervención de las autoridades competentes en la protección a menores de edad. Cuando se separe a niñas y niños de sus madres antes de que cumplan seis años, se adoptarán medidas encaminadas a fortalecer sus lazos afectivos brindando espacio y tiempo para ello.”

Lo anterior -indica- es una evidente falta a la legislación nacional y por ello, conscientes del desarrollo psicosocial de las niñas y niños en la primera infancia el cual se encuentra documentado en diferentes investigaciones, exhortaron a los miembros de la comisión de Administración y Procuración de Justicia de la II Legislatura de la Ciudad de México a proponer una reforma a dicha Ley a efecto de armonizarla con la disposición nacional correspondiente garantizando el bienestar superior del niño, así como su desarrollo pleno en ambientes libres de violencia.

Salir de la versión móvil