mar. Sep 17th, 2019

Condenan a 88 años de prisión a feminicidas de Lupita, la niña de las “calcetitas rojas”

Ciudad de México.- Guadalupe Medina Pichardo fue asesinada en marzo de 2017. Su cuerpo fue abandonado en un lote baldío de la colonia Las Virgencitas en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México. Fue torturada, abusada sexualmente y golpeada hasta la muerte. Tenía 4 años.

Lupita permaneció en calidad de desconocida durante 9 meses, tiempo en el que activistas como Frida (Guerrera) Villalvazo, lograron -pese a los obstáculos legales, institucionales y sociales-, identificar a la pequeña Guadalupe, a quien llamaron “Calcetitas rojas”, en referencia a las prendas que vestía en el momento de su hallazgo.

Gracias a la labor de búsqueda que realizaron las brigadas de activistas, una vecina logró reconocer a Lupita, dando la pista crucial para esclarecer el feminicidio de la pequeña y dar con los responsables.

Meses más tarde la Fiscalía del Estado de México logró la detención de Yadira Medina madre de la niña, y su pareja, Pablo Rodríguez Escamilla; acusados por feminicidio.

El 23 de noviembre del 2018, después de un año de la identificación de la menor, se inició el juicio contra su madre y su padrastro, proceso que concluyó este 4 de septiembre de 2019, con una pena de 88 años para ambos feminicidas.

De acuerdo a las declaraciones, Yadira y Pablo se enojaron porque Lupita se orinó en la cama mientras dormía; la mujer la golpeó, al igual que el hombre quien también la violó y la azotó contra el suelo lo que ocasionó su muerte.

Lupita sufría de maltratos y agresiones constantes, al igual que sus hermanas. En septiembre del 2018, Pablo fue condenado a 21 años por violar a su otra hijastra de 14 años. 

Ya finalmente se cerró la audiencia, ya hay una sentencia para cada uno de ellos de 88 años  una reparación de daños para sus hermanitos que son los afectados directos en todo esto, la niña lo más importante de todo esto que va a tener su nombre legal, va a ser registrada como un tributo porque ella lo merecía como lo que era, una niña”, señaló la activista Frida Guerrera.

Pues llegó la justicia me duele porque mi hermana no supo defender a su hija, la niña me duele mucho y pues agradecer a las autoridades que lograron hacer justicia nada más. Es una buena sentencia, para mi él se la merece, ella también por no decir nada, no acudió con nosotros a pedir apoyo, pues la niña por fin podrá descansar en paz ahora tiene justicia y tiene un nombre y existe”, señaló Marina Concepción Medina Carrillo, tía de Lupita.

Durante el juicio también se determinó darle una identidad a la pequeña, por lo que el juez ordenó al Registro Civil expedir un acta extemporánea con el nombre Guadalupe Medina Pichardo. De igual forma instruyó la protección y garantía educativa para los hermanos de Lupita.

La Fiscalía no solicitó reparación de daño mayor además de que ellos son insolventes, el compromiso y la orden del juez es que los niños tienen que ser coberturados en sus estudios desde primaria hasta estudios superiores, cubriendo todos los gastos, tanto útiles como becas completas, eso se tiene que empezar a revisar ya obviamente quienes lo van a ejecutar son las personas que tienen la custodia legal de los menores”, explicó Frida Guerrera.

Es algo favorable para ellos, merecen una educación digna y pues no es bueno que sea debido a esto que le haya pasado a su hermanita esto para que el estado apoye a todos los niños que están en esa situación, pero hay algo bueno para ellos para que lleven una vida mejor y no como la de Lupita”, expresó Marina Medina Carrillo.

Además, para la madre y el padrastro de Lupita se les aplicó una pena económica de cerca de 450 mil pesos para resarcir los daños.

75 mil pesos que bueno que no sirven de mucho, pero que van a tratar de resarcir un poquito esto y 125 mil pesos para los tres niños”, detalló la activista.

Aunque ya terminó parte de la pesadilla de pedir justicia para Lupita, su familia pide protección, pues aseguran son amenazados.

Yo espero de las autoridades no se olviden que existimos, porque hemos recibido amenazas durante todo el proceso, ha sido muy pesado sólo les pido protección para mí y para mi familia”, dijo Marina Medina Carrillo, tía de Lupita.

A %d blogueros les gusta esto: