10 mayo, 2022

Denuncian que el Gobierno de Oaxaca intenta ocultar ataque a indígenas

  • La Segego ingresó a la zona de conflicto el pasado 24 de octubre como parte de un operativo de seguridad permanente.

Oaxaca.- Activistas y organizaciones defensoras de derechos humanos, denunciaron que el gobierno de Oaxaca encabezado por el priista Alejandro Murat Hinojosa (quien lleva más de una semana fuera del estado), intenta minimizar y ocultar el ataque armado que sufrieron diversas comunidades en la región de la Mixteca, el cual dejó muertos, heridos y familias enteras desplazadas por la violencia.

De acuerdo al Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas A.C (Cedhapi), los ataques de un grupo armado a las comunidades de San Esteban y Atatlahuca, dejaron un saldo de once personas desaparecidas y 120 casas incendiadas.

Además, el organismo señaló que tras la quema de viviendas, existe un censo de 200 personas, entre mujeres, niños y ancianos, que desde el día sábado 23 de octubre del 2021 se instalaron de forma provisional en el auditorio del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas INPI ubicado en el Barrio de San Diego de la Ciudad de Tlaxiaco, Oaxaca.

Sin embargo, según las autoridades estatales, solo hay una persona lesionada por arma de fuego y no hay desplazados internos de las comunidades de Ndoyonoyuji, Guerrero grande y Mier y Terán. Declaraciones que fueron duramente criticadas por el Cedhapi.

“El secretario de Seguridad Pública se conduce con falsedad al minimiza a las víctimas de desplazamiento forzado interno y desaparición forzada de personas de las comunidades de Guerrero Grande, Mier y Teran y Ndoyonoyuji, refiriendo que solamente hay unas cuantas casas quemadas, refiere también que no hay personas fallecidas y que tampoco existe un grupo armado que haya atacado a las poblaciones en referencia”, informaron en un comunicado.

Respecto a las personas fallecidas, el Cedhap detalló que el día sábado 23 de octubre del 2021 un grupo de personas acudió a sus oficinas para denunciar que varios de sus familiares habían sido asesinados en el ataque, por lo cual acudieron a la Agencia del Ministerio Público de la Ciudad de Tlaxiaco a denunciar los hechos.

No obstante, señalan, la Guardia Nacional y personal de la fiscalía del estado acudieron a la comunidad de Guerrero Grande Atatlahuca, después de más de doce horas desde el momento en que se presentó la denuncia por lo que no localizaron los cuerpos.

“El hecho de que no se hayan encontrado los cuerpos no quiere decir que no se haya cometido el delito de homicidio, máxime que era una zona controlada por el grupo agresor y que tuvieron el tiempo suficiente para poder ocultar los cadáveres ya que los caminos de acceso se encontraban bloqueados”, dijo.

Ante ello, el Cedhapi solicitó al secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Heliodoro Díaz Escárraga, no minimizar a las víctimas de desplazamiento forzado y desaparición forzada de personas y que tampoco las victimice.

Pidieron que sea la Fiscalía del estado quien emita el informe de lo que sucedió, una vez que se recabe los testimonios y se efectúen las diligencias para esclarecer los hechos denunciados. También solicitaron a la Secretaría de Seguridad no publique “comunicados sin fundamento”.

De acuerdo con un documento que publicaron, responden a las declaraciones hechas por Díaz Escárraga en el cual refiere que no hay desplazados internos de las comunidades de Ndoyonoyuji, Guerrero grande y Mier y Terán, como también solamente hay unas cuantas casas quemadas y niega que exista un grupo armado.

El comunicado que emitió el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas A.C, el cual preside Maurilio Santiago Reyes, es el siguiente:

El día de hoy veinticinco de octubre del 2021, el Secretario de Seguridad Pública Heliodoro Carlos Díaz Escárraga emite un comunicado de prensa en el cual refiere que no hay desplazados internos de las comunidades de Ndoyonoyuji, Guerrero grande y Mier y Terán San Esteban Atatlahuca, Tlaxiaco.

El secretario de Seguridad Pública se conduce con falsedad al Minimiza a las víctimas de desplazamiento forzado interno y desaparición forzada de personas de las comunidades de Guerrero Grande, Mier y Terán y Ndoyonoyuji, refiriendo que solamente hay unas cuantas casas quemadas, refiere también que no hay personas fallecidas y que tampoco existe un grupo armado que haya atacado a las poblaciones en referencia

El Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas A.C (CEDHAPI A.C) responde a este comunicado en los siguientes términos:

De los hechos ocurridos los días 21, 22 y 23 de octubre del 2021, donde fueron quemadas más de 120 casas en Guerrero Grande y Ndoyonoyuji, y que el número correcto lo determinará la Fiscalía General del Estado de Oaxaca al recibir e integrar debidamente todas las carpetas de investigación al respecto y que algunas de esas denuncias ya constan en las carpetas de investigación como es la numero 35007/FMIX/TLAXIACO/2021.  Acompañamos fotos de algunas de las casas quemadas.

Respecto al desplazamiento forzado interno de personas referimos que actualmente existe un censo de 200 personas entre ellas mujeres, niños y ancianos que desde el día sábado 23 de octubre del 2021, aproximadamente a las nueve de la noche se instaló de forma provisional en el auditorio del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas INPI ubicado en el Barrio de San Diego de la Ciudad de Tlaxiaco, Oaxaca, cuyas fotos se acompañan y que la misma Fiscalía General del Estado de Oaxaca, reconoce en su boletín de prensa No. 429 de fecha 25 de octubre del 2021, como lo refiere textualmente que personal de la FGEO tomo la declaración de las víctimas que están alojadas en un albergue temporal y brindo asesoría jurídica a quienes lo requirieron. Y que la Comisión Nacional de Derechos Humanos también lo reconoce al emitir una medida cautelar.

El día de ayer 24 de octubre del 2021, personal de CEDHAPI A.C. visitó la comunidad de Mier y Terán, San Esteban Atatlahuca, Tlaxiaco, constatando de que en ese lugar había aproximadamente 150 personas desplazadas de las comunidades de Ndoyonoyuji y Guerrero Grande, las cuales la mayoría de ellos se les había quemado sus casas, encontrándose mujeres, niños y ancianos cabe referir que entre ellos se encontraba una persona que el día 2 de octubre del 2021, por oponerse a que quemaran la casa de su prima, un grupo de personas armadas le rociaron gasolina y le prendieron fuego y de manera milagrosa se salvó, presentado heridas graves en el rostro y en los brazos, y hasta la fecha presenta las secuelas de las quemaduras, se acompañan fotografías.

Respecto a la negativa de que exista un grupo armado que haya atacado a las comunidades en referencia en su boletín de prensa de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, refiere que como resultado de las labores de campo se tuvo conocimiento de una persona lesionada por arma de fuego, además que se aseguraron elementos balísticos de diferentes calibres, probando con este dicho de que si hubo uso de armas de fuego.

Respecto a las personas fallecidas, el día sábado 23 de octubre del 2021, aproximadamente a las seis de la tarde un grupo de personas en estado de zozobra y miedo acudieron a las oficina del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos indígenas A.C, refiriendo que tenían conocimiento que varios de sus familiares habían sido asesinados en el ataque de un grupo armado en las comunidades de Ndoyonoyuji y Guerrero Grande,  San Esteban Atatlahuca, Tlaxiaco, Oaxaca, por lo cual en apoyo a las víctimas se acudió a la Agencia del Ministerio Público de la Ciudad  de Tlaxiaco a denunciar los hechos, integrándose la carpeta de investigación número 35033/FMIX/TLAXIACO/2021, por lo cual tuvimos conocimiento que aproximadamente a las nueve y media de la mañana del día 24 de octubre del 2021 elementos de la Guardia Nacional, personal de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, subieron a la comunidad  de Guerrero Grande Atatlahuca, transcurriendo más de doce horas desde el momento en que se presentó la denuncia. El hecho de que no se hayan encontrado los cuerpos no quiere decir que no se haya cometido el delito de homicidio, máxime que era una zona controlada por el grupo agresor y que tuvieron el tiempo suficiente para poder ocultar los cadáveres ya que los caminos de acceso se encontraban bloqueados.

Personas desaparecidas, hasta este momento se tiene una lista de once personas y son los siguientes:

Isidoro Hernández, Miguel Bautista, Feliciano Bautista Sandoval, Austreberto Barrios Hernández, Raymundo López Sandoval, Felipe Reyes Velasco, Dominga García Riaño, Donato Bautista Avendaño, Martina Sandoval, Marcos Quiroz Riaño, y Mayolo Quiroz Barrios desapareció el 10 de octubre del 2021 carpeta de investigación 33875/FMIX/TLAXIACO/2021, por toda esta situación se solicita la intervención del Fiscal General del Estado para que envíe una comisión especial para que recabe los testimonios de los familiares de las víctimas de desaparición forzada.

En base a lo anterior el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas y en base al derecho de defender los derechos humanos que consagra los artículos 1, 2 y 5 de la Declaración sobre los defensores de los Derechos Humanos nos pronunciamos por lo siguiente:

PRIMERO: Solicitamos al Secretario de Seguridad Pública del Estado Heliodoro Díaz Escárraga que no minimice a las víctimas de desplazamiento forzado y Desaparición Forzada de Personas y que tampoco las victimice.

SEGUNDO: Que el Secretario de Seguridad Pública permita que sea la Fiscalía General del Estado de Oaxaca quien emita el informe de lo que realmente sucedió una vez que se recabe los testimonios y se efectúen todas las diligencias respectivas, para esclarecer los hechos denunciados y que no emita comunicados sin fundamento, ya que a quien le compete investigar los delitos es a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca.

TERCERO: El Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas A.C,   una vez que se efectúen todas las diligencias respectivas, para esclarecer las desapariciones forzadas y la quema de casas que tuvo como resultado el desplazamiento forzado interno de más de 300 personas emitiremos un informe al respecto para darlo a conocer a organismos Nacionales e Internacionales de Derechos Humanos.

RESPETUOSAMENTE

Bartolomé Barrios Reyes                 Carmelita García López

Epifanía Reyes Sandoval                  Modesta Barrios Sandoval

Jacinta García Barrios                       Luis Miguel Barrios Sandoval

Comité de desplazamiento forzado interno y desparecidos de las comunidades de Mier y Terán, Guerrero Grande y Ndoyonoyuji

Maurilio Santiago Reyes

Presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas A.C

Por su parte, la Secretaría General de Gobierno (Segego) ingresó a la zona de conflicto el pasado 24 de octubre como parte de un operativo de seguridad permanente y para realizar las investigaciones pertinentes.

Lo anterior se llevó a cabo junto con la delegación en Oaxaca de la Secretaría de Gobernación (Segob), la Secretaría de Seguridad Publica de Oaxaca (SSPO), la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Fiscalía General del Estado de Oaxaca(FGEO) y la Defensoria de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Asimismo, con el objetivo de dar puntual atención a las familias que fueron víctimas de un desplazamiento forzado interno en las agencias de San Esteban Atatlahuca, el titular de la Segego, Francisco Javier García López, coordinó la entrega de ayuda alimentaria, víveres y artículos de primera necesidad a las familias que se trasladaron a las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) en el municipio de Tlaxiaco y a las que permanecen en Ndoyonoyuji, Mier y Terán y Guerrero Grande.

Cabe mencionar que la Segego coordinó la entrega de esta ayuda a través del coordinador regional en la Mixteca, Andrés Olea Aniceto y Xadanii De la Fuente Gutiérrez, comisionada del distrito de Tlaxiaco.

Es así que, el 28 de octubre, los funcionarios públicos mencionados se trasladaron a las instalaciones del INPI en Tlaxiaco para entregar la ayuda correspondiente y el 29 de octubre ingresaron a la agencia Mier y Terán para realizar la entrega de la ayuda destinada a las familias afectadas de las agencias pertenecientes a San Esteban Atatlahuca.

Por su parte, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en coordinación con la DDHPO, realizan el censo de las familias que se encuentran en Tlaxiaco y las que permanecen en las agencias.

Cabe señalar que la SSPO, la Guardia Nacional y la Sedena desplegaron elementos e implementaron recorridos de seguridad en la zona junto con personal de la Segego, DDHPO y de la FGEO para realizar las investigaciones ante los hechos ocurridos.

Además, desde el pasado 23 de octubre, la SSP, Guardia Nacional, FGEO y DDHPO, desplegaron un operativo de búsqueda derivado de un primer reporte recibido de 11 personas fallecidas y personas desaparecidas ante los hechos ocurridos con violencia en Guerreo Grande y Mier y Terán.

Durante este operativo, llevado a cabo los días 24 y 25 de octubre, no se localizaron cuerpos de personas fallecidas, sólo viviendas dañadas por incendio, hecho por el cual la FGEO inició las carpetas de investigación correspondientes.

Sin embargo, se notificó que el 26 de octubre fue localizado un cuerpo sin vida en el paraje “Xinitoo” ubicado en los límites de las agencias Mier y Terán y Ndoyonoyuji, por lo cual la FGEO inició también una carpeta de investigación.

La Segego insistió en la necesidad de privilegiar el diálogo y reitera que el gobierno del Estado no es enemigo de nadie, al contrario, es aliado de las familias oaxaqueñas. Por ello, hace un llamado a todas las personas, así como a las organizaciones sociales a trabajar en conjunto para reconstruir el tejido social, solucionar de manera pacífica las diferencias, respetar la integridad física y moral de la población, no afectar a terceros y coadyuvar para construir la paz en las comunidades hermanas de la región Mixteca

A %d blogueros les gusta esto: