mié. Nov 13th, 2019

Tribunal declara culpable de peculado a exsecretario general del PRI

Tribunal da tres años de cárcel a exsecretario general del PRI, pero los cumplirá en libertad condicional

Ciudad de México.- El exsecretario del PRI, Alejandro Gutiérrez, fue sentenciado a tres años de prisión por un Tribunal de Enjuiciamiento, al hallarlo culpable del delito de peculado de 1.7 millones de pesos en perjuicio de Chihuahua.

El Dato: Alejandro Gutierrez fue secretario general adjunto del comité ejecutivo nacional del PRI de 2015 a 2016, bajo la presidencia de Manlio Fabio Beltrones.

De los tres años de sentencia, le dieron por compurgados los ocho meses y 25 días que permaneció encarcelado durante su enjuiciamiento, y tendrá una condena condicional.

Gutiérrez fue absuelto de la reparación del daño por los jueces que integraron el Tribunal de Enjuiciamiento, debido a que devolvió el dinero a las arcas públicas.

Aunado a su pena de prisión, se le impuso una multa de 35 mil 150 pesos.

“Se condena a Alejandro Gutiérrez por el delito de peculado por hechos (ocurridos) del 20 al 23 de diciembre de 2015 con una pena de 3 años de prisión y al pago de 35 mil 50 pesos en concepto de multa; se concede el beneficio de la condena condicional y se absuelve por reparación del daño”, leyó la jueza Juana Gabriela Córdova al dar a conocer la sentencia.

Alejandro Gutiérrez fue hallado culpable por la Fiscalía General del Estado de Chihuahua el pasado 7 de mayo, al demostrar su participación en un acto de corrupción contra el erario durante la administración del exgobernador César Duarte.

Desde septiembre pasado, el exsecretario priista enfrentaba un proceso en libertad, con una tobillera de geolocalización y la restricción de no salir del estado de Chihuahua.

El pasado lunes 6, las juezas Hortensia García Rodríguez y Juana Gabriela Córdova determinaron la culpabilidad de Gutiérrez por simular la “prestación de servicios” a través de las empresas Jet Combustibles S.A. de C.V. y Promotora de Señalamiento Integral S.A. de C.V.

Los supuestos desvíos de recursos, calculados en 1 millón 740 mil pesos, se registraron entre el 20 y el 23 de diciembre de 2015, cuando el exsecretario general del PRI le solicitó al gobierno de César Duarte un préstamo de 2 millones de pesos que fueron transferidos a empresas de “conocidos suyos”.

A la salida de Duarte, Javier Corral asumió la gubernatura y emprendió la llamada “Operación Justicia para Chihuahua”, donde denunció daños al erario y presentó diversas pruebas, especialmente facturas y la inexistencia de los servicios.

Con información de Reforma, Animal Político y Agencia Proceso

A %d blogueros les gusta esto: