dom. Oct 20th, 2019

Ataque con drones en Arabia Saudita dispara precios del petróleo

La coalición militar que lidera Riad en Yemen, contra los rebeldes hutíes apoyados por Irán; afirmó que el ataque fue cometido con armamento iraní y no partió de suelo yemení.

Los precios de Brent subieron hasta 11.73 dólares, para llegar a 71.95 dólares por barril en las primeras operaciones en Singapur.

Arabia Saudita.- El sábado pasado, 10 drones atacaron la instalación de procesamiento de crudo más grande del mundo en Abqaiq y el segundo campo petrolero más grande del reino en Khurais, en Arabia Saudita.

Rebeldes hutíes en Yemen, que son apoyados por Irán y ya habían lanzado algunos ataques a blancos saudíes, se adjudicaron los ataques. Ante esto, Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, señaló, en su cuenta de Twitter, que no hay evidencia de que los ataques provinieron de Yemen.

La coalición militar que lidera Riad en Yemen, contra los rebeldes hutíes apoyados por Irán; afirmó que el ataque fue cometido con armamento iraní y no partió de suelo yemení.

“La investigación continúa y todos los indicios apuntan a que las armas usadas en ambos ataques procedían de Irán”, explicó el portavoz de la coalición que apoya al Gobierno yemení, el coronel Turki al Malki, en rueda de prensa en Riad.

La petrolera Saudi Aramco tuvo que reducir su producción en aproximadamente cinco millones de barriles al día como medida de precaución después del ataque a su planta en Abqaiq, según el testimonio de una persona enterada del asunto.

Esto también provocó que los precios del crudo se dispararan más del 19 por ciento, para llegar a 71.95 dólares por barril en las primeras operaciones en Singapur.

El productor estatal de energía Saudi Aramco perdió alrededor de 5.7 millones de barriles por día de producción, en lo que ha sido denominado por los mercados petroleros, como la peor interrupción repentina de la historia, superando incluso la pérdida de suministro de petróleo kuwaití e iraquí en agosto de 1990, cuando Saddam Hussein invadió a su vecino.

También excede la pérdida de producción de petróleo iraní en 1979 durante la Revolución Islámica, según datos del Departamento de Energía de Estados Unidos.

“La economía global no puede permitirse el aumento de los precios del petróleo en un momento de desaceleración económica”, dijo Ole Hansen, jefe de estrategia de productos básicos de Saxo Bank A/S en Copenhague, por correo electrónico.

Arabia Saudita puede reiniciar un volumen significativo de la producción de petróleo detenida en cuestión de días, pero necesita semanas para restaurar la capacidad de producción total, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

El reino, o sus clientes, pueden usar reservas para mantener el flujo de suministros de petróleo a corto plazo. Aramco podría considerar declararse incapaz de cumplir con los contratos de algunos envíos internacionales si la reanudación de la capacidad total en Abqaiq lleva semanas.

BLOOMBERG

A %d blogueros les gusta esto: