lun. Dic 9th, 2019

Morena deroga Reforma Educativa, “denostaba al magisterio” aseguran

“Recuerdo que hasta en las películas de Cantinflas se reconocía la labor del maestro, como se reconocía la labor del bombero, del barrendero, y de repente, estos tecnócratas neoliberales, irresponsables, empiezan a desprestigiar a estos trabajadores que son fundamentales, que son un tesoro del país”, señaló Obrador.

Ciudad de México.- El gobierno de México, que encabeza el socialista Andrés Manuel López Obrador, por medio de sus Diputados en el Congreso de la Unión, derogó la Reforma Educativa que impulsó su antecesor Enrique Peña Nieto, ahora tocará al Senado, también dominado por Morena, respaldar esta votación.

En su momento la Reforma fue criticada porque quitaba el poder a los sindicatos y organizaciones magisteriales, así como el manejo presupuestal discrecional a los organismos estatales, lo que hacía de la misma una reforma laboral más que educativa.

En una discusión que se extendió por más de 15 horas y que incluyeron varias tomas de tribuna, los diputados de Morena y sus aliados del Partido Encuentro Social, Verde Ecologista y del PT, cumplieron su compromiso con el presidente López Obrador y derogaron una de las leyes más importantes del gobierno anterior.

El primer rastro de la reforma de Peña que desaparecieron fue la premisa de una “educación de calidad”, sustituyéndola en la Ley General de Educación por servicios educativos con “equidad” y “excelencia”.

Desde la víspera de la discusión, el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, aseguró que “no iba a quedar ni una coma” de la reforma del expresidente Peña Nieto.

Cerca de las cinco de la mañana de este viernes concluyeron las votaciones, aprobando en lo general y en lo particular: La Ley General de Educación, que plantea la visión educativa del nuevo gobierno, pone al centro a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, y se plantea la Nueva Escuela Mexicana; la reglamentaria en Mejora Continua de la Educación, que regula el organismo que sustituyó al Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE).

Además de la Ley General del Sistema de Carrera para las Maestras y Maestros, la cual elimina la evaluación docente como elemento para la asignación de plazas, calificada como punitiva por los diputados de mayoría.

“Tenemos la oportunidad de eliminar por completo una reforma educativa impuesta, punitiva y que resultó perjudicial para los maestros de México, llegó el momento de revertir la mal llamada reforma educativa”, dijo el diputado Irán Santiago, de Morena, al plantear su postura a favor del dictamen que expide la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros.

La presidenta de la comisión de Educación, Adela Piña, y otros morenistas coincidieron en varias de sus participaciones que la reforma de 2013 denostó al magisterio y que era un día histórico.

Pese a los llamados de los legisladores de oposición de no aprobar el paquete educativo al considerar que iba en contra de lo que aprobaron en abril pasado con la reforma educativa, los diputados de Morena, PES y PT aplicaron su mayoría y una a una fueron bateadas las reservas que se presentaron a lo largo de la jornada.

Solo se aceptaron dos, la primera del diputado Reginaldo Sandoval, del PT, que pidió agregar el principio de intangibilidad de la dignidad humana en el artículo 5 de la Ley General de Educación y la segunda al artículo 7 fracción XV del diputado José Luis Montalvo Luna, del mismo partido, para que se considere al personal técnico docente con formación especializada.

Por su parte, los diputados del PRI, PAN, PRD y MC sostuvieron que las leyes representaban un retroceso y regresaban las malas prácticas en la asignación de plazas, aunado a que se le abre la puerta a las organizaciones sindicales y a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE).

La diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, expresó que estaba de acuerdo con que se estaba cayendo la reforma educativa, pero reviró diciendo que no precisamente la de Peña, ya que aseguró que lo que estaban tirando eran los cambios constitucionales aprobados en abril con la “intención de cumplirle a un grupo minúsculo”, haciendo referencia a la sección 22 de la CNTE.

El perredista Antonio Ortega advirtió que el acuerdo con la CNTE “era una tragedia para el país” porque representa la abdicación del Estado ante un poder fáctico y el abandono del principio de interés superior de la niñez. Aseguró que se reviven esquemas y conductas que no se puede tolerar, como el control y venta de plazas.

Por acción nacional, el diputado Ernesto Alfonso Robledo Leal, dijo que su partido nunca podría votar a favor de leyes que reflejan gran desprecio de la niñez y adolescentes.

“Ustedes condenan a la pobreza a millones de niñas y niños en el país que dependen de la escuela pública para poder salir adelante”, declaró.

Higinio del Toro, de MC, acusó que ni siquiera el presidente cree en la educación pública, pues él tiene a su hijo en una escuela privada.

“Les doy un dato nada más, defienden la educación pública aquí y el hijo del presidente de la República estudia en una escuela privada, eso es a lo que vienen aquí, ¿congruencia? Se les olvida lo que está pasando”, dijo poco antes de las 20:00, cuando ya iban más de cinco horas de discusión.

En esta legislación también se desapareció el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (INIFED).

Durante su conferencia matutina, el Presidente Andrés Manuel López Obrador negó que se vayan a vender plazas de maestro y aseguró que los gobiernos federal y estatal, así como los sindicatos (no sólo la CNTE), serán las que decidan.

“Antes se decía, quieren cancelar la Reforma Educativa porque desean regresar a cuando se vendían las plazas, incluso se me acusó de eso, que yo quería que se cancelara la Reforma para volver al tiempo en el que se vendían las plazas”, comentó el Presidente sobre las críticas que ha recibido la Reforma aprobada durante la madrugada de este viernes en la Cámara de Diputados.

Explicó que para contratar a los maestros, hay “un sistema tripartido, donde participa el Sindicato, porque tienen derecho a hacerlo, no solo la CNTE, el SNTE, la representación de los maestros en general. Participa el Gobierno del Estado y el federal. Es tripartito y hay un proceso. No les gustó, pero ni modo”.

“Yo creo que se está reponiendo el procedimiento. Nunca debió aprobarse la mal llamada Reforma Educativa, fue un error garrafal, una imposición, inclusive un imposición desde fuera de México. Es parte de las llamadas Reformas Estructurales, es la agenda que se imponía desde el extranjero”, añadió.

“El propósito de esa Reforma Educativa era avanzar en la privatización de la educación y someter al magisterio. Fue muy injusto que se culpara a los maestros de la baja calidad educativa. Porque los problemas de los maestros tienen que ver con los factores. Y en términos de propaganda se desprestigió a los maestros, y hay constancia de que el Gobierno destinó dinero del presupuesto para financiar esas campañas de desprestigio al magisterio, entonces, lo que ahora se está haciendo, en lo que corresponde al Ejecutivo es enviar esta iniciativa de Reforma, y en lo que tiene que ver con el Poder Legislativo es corregir este error”, comentó.

“Yo espero que en el Senado se apruebe, para mejorar la educación, pero no con medidas coercitivas”, dijo.

“Recuerdo que hasta en las películas de Cantinflas se reconocía la labor del maestro, como se reconocía la labor del bombero, del barrendero, y de repente, estos tecnócratas neoliberales, irresponsables, empiezan a desprestigiar a estos trabajadores que son fundamentales, que son un tesoro del país”, señaló.

“Qué bien que se dio este paso. Desde luego hay polémica, y qué bueno que se traten estos asuntos. Anteriormente se aprobaban las leyes por unanimidad, había pues un control casi absoluto, y eso no tiene nada que ver con al democracia”, agregó el mandatario.

Con información de Canal del Congreso, Andrés Manuel López Obrador, Expansión y Sin Embargo

A %d blogueros les gusta esto: