4 enero, 2022

Navidad desde las Voces de la Ausencia

VOCES DE LA AUSENCIA/ VERÓNICA VILLALVAZO (FRIDAGUERRERA)

Olga Alicia Mendoza Juárez tenía 53 años, vivía al sur de Monterrey, Nuevo León. Madre de tres hijos, quienes la recuerdan impulsándolos a salir adelante; era una mujer alegre, amaba cantar, bailar y reír a carcajadas. Se dedicaba a la venta de casas, lucía siempre bien arreglada, era feliz con la vida que había logrado construir.

El 8 de diciembre del 2013, Olga Alicia se preparaba para una cita de trabajo, salió a una tienda muy cercana a su domicilio, al volver alguien dentro de casa la esperaba para quitarle la vida.

Luis Emilio su hijo, refiere que en el momento el caso fue muy mencionado en la prensa, siete años después todos lo han olvidado, siguen sin tener respuestas.

Ocho años han transcurrido y su ausencia no deja de doler, las autoridades hasta el momento siguen sin dar respuesta sobre qué sucedió, o quién le arrancó la vida a Olga. 

Hoy Luis Emilio, hijo de Olga escribió en medio de un viaje, las siguientes líneas para Olga, su mamá.

Mamá:

Hoy sin pensar mucho tomé un autobús hacia CdMx para surtir algo de mercancía, pues para mi sabes que estos días son de trabajo y no de descanso, en el trayecto del viaje me puse a pensar cuantas veces he viajado y cuál sería mi primer viaje, pero fue inútil pues desde niño he viajado. Seguramente mi primer viaje fue en compañía tuya a ver a mi abuela a Valle Hermoso o a ver a la tía Cruz ; aunque también pudo haber sido a la playa o Harlingen, 

Pero de todos los viajes hay uno que recuerdo mucho, justo cuando se me viene a la mente este viaje estoy pasando por Matehuala, creo que fue por el 2002 hace ya casi 20 años esa ocasión me lleve a mi hermano que el tendría algunos 8 años dudaste mucho en darme permiso de llevarlo pero al final accediste, nos fuimos en autobús al Real de 14, y a los días te hable por teléfono y me dijiste; qué cuándo regresaría pues ya querías ver a tu hijo, recuerdo bien que riéndome te conteste que no regresaría hasta 2 o 3 de enero que fin de año lo pasaría por aquel lugar; al otro día llegaste a Real junto con mi papa para así pasar el fin de año juntos.

 Creo que ha sido el mejor fin de año de toda mi vida y nunca te lo dije pues para mí fue una sorpresa que tu siendo como eras de glamurosa te atrevieras ir a pasar un fin de año a este pueblo, que convivieras conmigo y mis amig@s que a la fecha hay amig@s que recuerdan ese viaje que aunque ellos no viajaran con nosotros nos los encontramos en el pueblo. Si algo te pudiera decir hoy seria eso que para mí fue uno de los mejores viajes y el mejor fin de año de mi vida pues estabas tú y mi papa conmigo sin los protocolos familiares, sin que tuvieras que hacer la cena o que tuviéramos que estar cumpliendo con otros familiares, que vi en tus ojos como lo disfrutaste, que te subiste a los caballos que tanto te gustaban, que anduviste con nosotros como si fueses una jovencita. 

Te dejo una foto que me regalaron hace poco de ese viaje que ni cuenta me di que la tomaron, pero tu sí, hasta sonreíste para la cámara. Te extraño tanto, mi dolor sigue por dentro, quisiera despertar y que esto solo fuera una pesadilla.

Luis Emilio.

diciembre 2021

Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia.

 P.D. Cada uno de los textos expuestos en este espacio, son con autorización y acompañamiento de las víctimas. Porque solo somos la extensión de su grito de justicia.

@FridaGuerrera

@vocesDLAusencia

A %d blogueros les gusta esto: