9 mayo, 2022

Gobierno de Oaxaca permite violación a los derechos de la ciudadanía 

Oaxaca.- La incapacidad y corrupción que ha demostrado el gobierno de Oaxaca de Juárez, a cargo de Oswaldo García Jarquín, han sido causa de diversas movilizaciones en la capital, sobre todo de sindicatos y organizaciones sociales. 

Tal como las que han ocurrido en los últimos días, afectando a miles de ciudadanos a los que se les violentan sus derechos más fundamentales, desde el libre tránsito, hasta el derecho al trabajo, la salud, una vida en paz y condiciones dignas de desarrollo. 

Sin embargo, todo esto ocurre ante la indiferencia o complicidad de las autoridades tanto municipales como estatales. 

Ya que si bien la responsabilidad por el conflicto laboral recae en el ámbito municipal, al convertirse en una movilización que violenta la paz social y afecta de manera directa a la población, se trata de un tema de seguridad estatal, sobre todo por el nivel de violencia y agresiones con las que actúa la gremial 3 de marzo. 

Quienes arrojaron toneladas de basura en diversas zonas de la ciudad y bloquearon calles, avenidas y los principales accesos a la capital sin que el gobernador, el presidente, los diputados, senadores o siquiera la Secretaría de Seguridad Pública se pronunciara al respecto. 

Por el contrario, desde cuentas afines al gobierno de Oaxaca a cargo del priista Alejandro Murat Hinojosa, se convocaba a conferencias de prensa que daría su partido para criticar al actual gobierno municipal, emanado de Morena. 

De esto dio cuenta el periodista Ernesto Rojas Ayuzo, quien publicó en su cuenta de Twitter una imagen con los mensajes enviados desde un número vinculado a la Vocería del ejecutivo a cargo de Francisco Vallejo Gil. 

Esta denuncia se suma a las hechas por diversos sectores empresariales y sociales, quienes han señalado que el gobierno del estado ha ignorado las solicitudes de apoyo tanto para liberar las vías como para brindar seguridad a la población que se ve afectada por las movilizaciones. 

Ante este nivel de impunidad, según lo dicho por los inconformes y ante la negativa del edil capitalino para dar solución a sus demandas, que incluye el pago de 18 millones de pesos del fondo de pensiones, así como insumos para realizar sus labores de limpia; las protestas de este sábado, que comenzaron a las seis de la mañana, durarán hasta las seis de la tarde, advirtiendo que continuarán con estas acciones hasta obtener una respuesta positiva.

Mensaje que en cualquier entidad donde valga el Estado de Derecho, sería considerado un atentando contra la paz social, sin embargo en Oaxaca se permite y hasta se impulsan estas agresiones por parte del gobierno que protege a las organizaciones afines pero reprime a quienes no están con ellos. 

Hasta el momento el gobernador Alejandro Murat no he emitido un solo mensaje al respecto ni girado una instrucción a las fuerzas del orden, siendo la Secretaría General de Gobierno a cargo de Francisco García, la única dependencia que emitió un “tuit” pidiendo mantener la “civilidad y no afectar a las familias oaxaqueñas”.

Redacción

A %d blogueros les gusta esto: