4 enero, 2022

Morena se divide por candidaturas en Durango, Tamaulipas y Oaxaca

El ejercicio divisional es un gran juego de fantasía.

-Patrick Macgill

Hablemos de Política

Por Diego Martínez Sánchez

Los conflictos al interior del Movimiento de Regeneración Nacional por las candidaturas a los Gobiernos de Oaxaca, Tamaulipas y Durango podrían afectar los resultados del proceso electoral del 2024, poniendo en riesgo la continuidad de la Cuarta Transformación que proyecta el presidente López Obrador y abriendo las puertas a quienes hoy se gestan desde su propio partido como su verdadera oposición. 

Ya que el problema de fondo no solo es la evidente violencia política de género que a la vieja usanza del PRI, ejercen en contra de las mujeres que participaron en la contienda interna de Morena; el principal encono radica en la adelantada sucesión presidencial y el método para seleccionar a quien contenderá por dicho cargo. 

Porque si bien se jactan de ser un movimiento democrático e incluyente, los hechos distan mucho de sus dichos. Siendo sus propios militantes quienes han denunciado que los procesos internos solo son una simulación, por lo que diversas voces han exigido un cambio en los estatutos pero el mensaje no ha hecho eco en la institución. 

Ejemplo de ello es la reacción que generó el ejercicio por el que se designaron a las y los Coordinadores de los Comités para la Defensa de la Cuarta Transformación en el 2022, nombre que se les da a los “Candidatos” ya seleccionados pero no oficiales, para evitar las sanciones por parte del Instituto Nacional Electoral por actos anticipados de campaña. 

Por un lado tenemos a Durango, en donde de acuerdo a las encuestas Morena cuenta con el 35.77% de la intención del voto, además la mayoría prefiere a una mujer como candidata, por lo que se nombró a Marina Vitela, quien se colocó como la tercer persona mejor posicionada para contender por la gubernatura, después de Gonzalo Yáñez y José Ramón Enríquez, quien obtuvo los mejores puntajes. 

Ante dicha decisión basada en la equidad de género que obliga a todos los partidos a postular igual numero de hombres y mujeres; desde el Senado mexicano Enríquez denunció diversos vicios en el proceso, como la designación de Vitela cuatro días antes de que concluyeran los estudios demoscópicos. Acusaciones que comprobó con documentos oficiales de Morena con fecha del 18 de diciembre, en donde se avalaba dicho nombramiento. 

Reprochó que todo fuera una “simulación, un engaño y un atropello”, que “lastiman las aspiraciones y los sueños de los duranguenses”, a quienes convocó a no dejar que “la mafia del poder” tome decisiones en el partido.

Cuestionó en forma de advertencia, si Morena preferirá “perder gubernaturas a rectificar un criterio absurdo, obscuro y opaco”, asegurando que se perdió la confianza, lo que es “peligrosísimo para el proceso del 2024”.  

“No hay certidumbre, no se respetan las reglas, en Morena ganas las encuestas y no se respeta la voluntad del pueblo […] A ver quién va a amarrar al tigre en Durango”, espetó el Senador morenista, quien ha declarado que no le teme a las “represalias” del presidente Obrador. 

Enríquez también criticó la designación de un hombre en Oaxaca, estado que marca una preferencia electoral a favor de Morena mayor al 50% y que también quisiera a una mujer como candidata, siendo la Senadora Susana Harp la mejor posicionada, no obstante, se nombró a su homólogo Salomón Jara Cruz. 

Y al igual que con Durango, el nombramiento de Salomón Jara se realizó desde el 18 de diciembre, lo que explicaría la licencia que pidió a su curul en el Senado, como se acostumbraba en la época del Revolucionario Institucional cuando ya habían sido ungidos con la bendición presidencial.

Porque al ser la entidad “preferida” del presidente López Obrador, Oaxaca está siendo tratada como un caso especial, ya que según fuentes cercanas a presidencia el propio mandatario buscó maniobrar para cambiar la designación, pero alguien le hizo notar que el apoyo político y electoral están del lado de Salomón, quien además de ser fundador del Movimiento que lo llevó a la presidencia, ha conseguido establecer un control económico y social a lo largo de las ocho regiones del estado y un poco más allá, consolidando alianzas hacía un rumbo diferente al trazado por su viejo mentor, con un futuro más prometedor. 

Por su parte, Harp Iturribarría, quien cuenta con el respaldo de varios Diputados Federales, algunos presidentes municipales, organizaciones sociales y aparentemente del propio gobernador, presentó una impugnación ante la Comisión de Honestidad y Justicia de su partido, en contra de los lineamientos de selección.

Ya que si bien es cierto que Jara Cruz fue el más conocido después de Benjamín Robles, ambos mostraron más negativos que la candidata mujer mejor posicionada, eso haciendo de lado que existe una alta probabilidad de que Morena gane Oaxaca sin importar quién sea el candidato o candidata, gracias al aún poderoso efecto Obrador. 

Es por eso que el primer mandatario no está dejando opciones en el aire, porque sabe que Oaxaca será el referente de éxito o fracaso de su política gubernamental para acabar con la pobreza y la marginación, o al menos para justificar los miles de millones de pesos que se destinan a los programas sociales de la federación. Así como a los proyectos estratégicos de comunicación y comercio, como el famoso Interoceánico que hoy se ve asolado por el crimen organizado. 

“Informo al pueblo de Oaxaca con argumentos reales y sólidos que en la encuesta del Comité de elecciones de Morena, el porcentaje de opiniones positivas hacia mi persona es alto y los negativos que tengo son muy bajos, apenas un 4.1%, frente a un 13.3% de opiniones negativas con las que cuentan otros aspirantes”, publicó la Senadora desde sus cuenta de redes sociales. 

“De acuerdo a los resultados que hoy nos dieron las 3 encuestadoras más la de Morena, Oaxaca es el estado con mayor número de competitividad, existe un 50.77% de probabilidad de que Morena triunfe en Oaxaca, por ello, y en cumplimiento a los lineamientos de paridad, debe ser una mujer quien sea la persona candidata en nuestra tierra”, añadió. 

“¡Legalmente No hay candidato de Partido Morena en Oaxaca hasta que se resuelvan impugnaciones”, aseguró Harp Iturribarría al reclamar que “si abren la inscripción debe respetarse y no simular a quienes si encuestan y a quienes no”, adelantando que continuarán defendiendo la legalidad interna partidista, “o lo hacemos o esto va a empeorar en 2024”, sentenció.  

Aunque más tarde aclaró que no intenta dividir ni confrontar a Morena, descartando buscar contender bajo las siglas de otro partido. Esto tras la firma del convenio de coalición entre Morena, PVEM, PT y el PUP en Oaxaca, así como del apoyo de la dirigencia local y nacional al proyecto que encabeza Jara Cruz. 

Por otro lado tenemos a Tamaulipas con el 43.56% de la preferencia electoral para Morena y un conflicto entre la aspirante Maki Ortiz Domínguez y la designación de Américo Villarreal, la cual se acordó desde el día 21 de diciembre y tampoco cumple con el principio de paridad y competitividad. 

“Estuvimos en reunión hasta las tres de la mañana del día 23 de diciembre de 2021, en donde me informan después de muchas horas de análisis que sería el senador Américo Villarreal el candidato. Al analizar el criterio por el cual indicaron sería la manera de selección después de Quintana Roo, soy la mujer más competitiva para Morena según sus propias encuestas en cuanto conocimiento e intención de voto y Tamaulipas es el tercer lugar en competitividad estatal”, declaró Ortiz Dominguez.

Maki Ortíz sentenció que “debería haberse considerado una mujer como candidata en Tamaulipas y no en estados como Aguascalientes y Durango que son los menos competitivos para Morena según sus propios datos”.

“Me di cuenta que había participado en una simulación al encontrar en la página de Morena un documento firmado por miembros del Comité Nacional con fecha del 21 de diciembre de 2021, ya nombrando al senador Américo Villarreal como precandidato único. Esto significa que cuando nos citaron ya habían designado candidato prácticas que se utilizaron también en Oaxaca, Durango y Aguascalientes”, denunció. 

“Me da tristeza y expreso mi decepción por habernos utilizado de esa forma, pues somos personas trabajadoras” dijo Ortiz al informar que inició un juicio para la protección de los derechos político electorales ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El Senador Alejandro Rojas Días Durán se sumó al reclamó y aseguró que la elección de Américo Villarreal Anaya como candidato a gobernador en Tamaulipas no refleja “la voluntad de la gente”, por el contrario, “atiende a un criterio cupular al interior del partido”. 

“Lamentablemente, cuando revisamos las encuestas, vemos muchas contradicciones […] Esos números no los cree ni Santa Claus”, apuntó en un video a través de sus redes sociales el suplente del Coordinador de los Senadores de Morena, Ricardo Monreal y acérrimo opositor a la gestión de Mario Delgado al frente del partido. 

De acuerdo a los resultados de Morena, en Durango la intención del voto es de 35.77  y se eligió a una mujer como candidata al igual que en Aguascalientes en donde solo cuentan con el 20.7% de posibilidades, siendo Quintana Roo con el 44.5% el único estado en donde una mujer contenderá con buenas probabilidades de ganar, mientras que en en el caso de los tres hombres las condiciones son favorables; Hidalgo con el 41%, Tamaulipas con el 43.56% y Oaxaca con el 50.77%. 

Lo que deja claro que la verdadera paridad está lejos de cumplirse y las decisiones que tomó el órgano electoral nacional obedecen a temas y acuerdos políticos por encima del sentir de la militancia y la ciudadanía, fragmentando una vez más la de por sí frágil disciplina partidista de Morena, arriesgando quizás no el triunfo electoral para este año, pero sí la continuidad en el 2024, no de Morena sino del proyecto “Obradorista.

Al tiempo. 

A %d blogueros les gusta esto: