26 noviembre, 2022

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Nancy; seis años nuevos sin ti

NAVIDAD DESDE LAS VOCES DE LA AUSENCIA/ VERÓNICA VILLALVAZO (FRIDAGUERRERA)

Nancy Ríos García era la mayor de ocho hermanos. Una chica muy alegre, bonita, le gustaba mucho bailar. Siendo adolescente decidió meterse a trabajar para ayudar a su madre en los gastos de casa.

Hasta que conoció a quien era su pareja desde los 15 años, Israel. A los 17 años tuvo a su primera hija, la segunda hija de Nancy falleció a los tres años pues nació con una discapacidad; un episodio muy difícil para ella, más tarde tuvo a otros dos pequeños.

Fue desaparecida el sábado 20 de agosto de 2016 a las 10:30 de la mañana. Su yerno le hizo saber a Bellarmina madre de  Nancy  que la joven se había ido a la Ciudad de México, el 21 de agosto volvió a llamar por la mañana para decirle que no había llegado. Las investigaciones arrojan que ella nunca estuvo en la Ciudad de México. Todo indica que la joven mujer jamás salió de su casa en Ecatepec, Estado de México.

El celular de Nancy fue encontrado el 24 de agosto de 2016 dentro de una cubeta con agua en una bodega propiedad de la familia de su pareja Israel. Justo el día que encontraron el celular de Nancy, Israel desapareció. Las autoridades no dicen nada, no hay avances.

Bella ha enfermado, se ha recuperado, pierde trabajos. Porque en su mente y corazón solo existe la necesidad de buscar, encontrar y saber qué le sucedió a su hija. Israel que tal vez sería el único que podría decir qué le ocurrió también está ilocalizable. Los hijos de Nancy perdieron contacto con Bellarmina,  la abuela paterna madre de Israel, no les permitió volver a tener contacto con su abuela Bellarmina.

Luego de años de espera de respuestas, las autoridades del Estado de México, han perdido indicios, retardado diligencias lo que ha impedido a Bella dar con el paradero de su hija mayor. Hoy Bella nos comparte unas líneas para su hija esperando que en algún momento ella las lea y sepa que la seguirá buscando.

Hasta encontrarla.

Para mi hija Nancy:

Hija mía, mi Nancy, mi hermosa niña, la hija que me han arrebatado de mis entrañas, sé que no hay consuelo para enmendar todo este tiempo sin ti; me han sacado el corazón y el alma, al perderte, al no saber de ti. Aquí sigo luchando contra todo obstáculo, para encontrarte, he pasado noches de desvelo y lágrimas, he soñado que no estás y al despertar pienso: qué bueno que solo fue un sueño… Pero de pronto caigo en razón que es una realidad que estoy viviendo como madre; es el peor dolor que un ser humano puede vivir, perder a un hijo, no saber de él, no saber dónde está, con quién está, si te cuidan, te arropan, te alimentan como mamá lo habría hecho; quisiera que hubiera una maquina que ayudara a quitar tanto dolor en el pecho, por no saber nada de ti. Hija, quizá no lo sepas, pero he aprendido a sobrevivir sin aliento, me he hecho más fuerte, la vida me ha obligado, porque sé que siendo débil, no serviría para encontrarte; debo mantenerme de pie, aunque me esté tambaleando de tanto dolor, tengo que mirar hacia enfrente, intentar caminar con este peso de dolor, que parecen costales de piedras, pero lo tengo que hacer, porque necesito encontrarte. Yo te hago una promesa y esa promesa es que tú vas a estar de nuevo en mis brazos, como sea, necesito que vuelvas a mi. Hija mía, no te rindas, aquí estoy, tumbando paredes, hasta llegar a ti.

Con mucho cariño y con lágrimas llenas de dolor, te escribe este pensamiento, tu madre, Bellarmina.

diciembre 2021

Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia.

 P.D. Cada uno de los textos expuestos en este espacio, son con autorización y acompañamiento de las víctimas. Porque solo somos la extensión de su grito de justicia.

@FridaGuerrera

@vocesDLAusencia

A %d blogueros les gusta esto: