jue. Oct 17th, 2019

Morena propone crear empresa estatal para controlar comercio de la marihuana

Morena propone que los ciudadanos cultiven sus propias plantas de marihuana sin necesidad de licencia de salud, permiso judicial o administrativo. Siempre que sean destinadas para el consumo personal, cada persona podrá poseer, cultivar, cosechar y procesar hasta 6 plantas.

Ciudad de México.– La industria mundial del cannabis podría alcanzar un valor de 15,000 millones de dólares este año, lo que representaría un crecimiento del 36% en relación al 2018.

En 2016 la firma médica, Hemp Meds, aseguró que de aprobarse el uso de la marihuana medicinal en México, la industria tendría un valor de entre 10,000 y 12,000 millones de dólares anuales, dentro de un lapso de 20 años. 

El estudio afirma que esta planta podría sustituir el 40% de los medicamentos que actualmente existen en el mercado para el combate a enfermedades neurodegenerativas.

Aunque la despenalización, el uso lúdico y la comercialización de la marihuana sigue siendo un tema de amplio debate en el país, el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, presentó una iniciativa en la Gaceta Parlamentaria para crear una empresa del Estado dedicada a comercializar cannabis, y legalizar su autocultivo.

La iniciativa reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley General de Salud y del Código Penal Federal; y adiciona un inciso a la Ley de Impuesto Especial sobre Producción y Servicios. Asimismo, expide la Ley General para el Control de Cannabis.

El legislador de Morena propone que los ciudadanos cultiven sus propias plantas de marihuana sin necesidad de licencia de salud, permiso judicial o administrativo. Siempre que sean destinadas para el consumo personal, cada persona podrá poseer, cultivar, cosechar y procesar hasta 6 plantas.

Establece la creación de Cannsalud, empresa estatal que tendrá su domicilio en la ciudad de Aguascalientes, y que contará con una autonomía técnica, operativa y de gestión para realizar el monopolio de la compra al mayoreo del cannabis y sus derivados, para posteriormente darlos en venta a los franquiciatarios que venderán al menudeo.

También plantea el establecimiento de al menos un punto de venta en cada una de las 32 entidades federativas.

Esta empresa pública será un intermediario que identifique y contenga los riesgos inherentes al establecimiento de un mercado nuevo, ya que existen “intereses mercantiles internacionales que buscan maximizar sus utilidades por encima de la protección de la salud de las personas”, indica el documento.

“Con esto no se deja el mercado de la cannabis a una regulación autónoma por parte de los particulares”, sino que se involucra al Estado como un supervisor constante y controlador de la actividad de esta sustancia, dentro de un margen de legalidad que beneficie a la sociedad.

La iniciativa especifica que “no se busca maximizar la generación de riqueza o las utilidades de quienes participan en la producción y comercio, sino de garantizar condiciones que minimicen riesgos y daños a la salud pública, respetando siempre el derecho al libre desarrollo de la personalidad”.

En su fundamentación considera que las políticas prohibicionistas no han rendido los frutos esperados. Por tal razón nace la exigencia de hacer un cambio en la normatividad, actualizándola con los nuevos retos que se nos presentan, tanto en nuestro país como en el ámbito internacional.

Con este proyecto de normatividad no sólo se permitirá la regulación constante y directa del mercado del cannabis, sino que también abona en la conformación de nuevas fuentes de empleo, así como el impulso de la economía dentro y fuera de nuestro país, señaló el legislador.

“Se trata de un primer paso para la apertura de un mercado lícito nuevo, y se propone una empresa pública como intermediario obligado a fin de identificar y contener los riesgos inherentes al establecimiento de un mercado nuevo, cuando existen ya intereses mercantiles internacionales que buscan maximizar sus utilidades por encima de la protección de la salud de las personas”, justificó Mario Delgado.

Durante el Foro Rumbo a la Regularización de la Cannabis, colectivos y activistas reiteraron la urgencia de iniciar la discusión pública y el debate sobre la regulación jurídica de la marihuana en México.

Carlos Sepúlveda Ibarra, director del laboratorio “Agrolab”, sostuvo que es viable la legalización de la marihuana en México porque hay científicos, ciudadanos y autoridades que simpatizan con el proyecto, toda vez que “se puede incrementar la recaudación de impuestos; combatir la corrupción, el uso de tecnología e innovación en las bases de datos; aumentar el ingreso, fomentar el empleo, y tener protección contra el comercio desleal”.

CANNSALUD

Cannsalud se presenta como una empresa que “será del Estado y de propiedad exclusiva del gobierno federal, contando con una autonomía técnica, operativa y de gestión para la realización de su fin primordial, el cual es tener el monopolio de la compra al mayoreo del cannabis y sus derivados, para posteriormente darlos en venta a los franquiciatarios que venderán al menudeo”.

Otras actividades relevantes que se prevén en este proyecto para Cannsalud son:

– La compra de las cosechas de cannabis a cultivadores autorizados.

– Realizar pruebas que determinen los niveles de sustancias accesorias al cannabis y sus derivados adquiridos.

– Vender cannabis o sus derivados a los franquiciatarios autorizados.

– Vender cannabis o sus derivados a la industria farmacéutica para la constitución de medicamentos.

– Realizar actividades de consulta y estadística en materia de mariguana.

También se busca tener una “Comisión Reguladora de la Cannabis”, aunque se permitirá que la cosecha y el autocultivo no sean regulados.

A %d blogueros les gusta esto: