9 mayo, 2022

Responde PEMEX a señalamientos por contratos con Baker Hughes

"Se miente al afirmar que se otorgó una asignación directa por 89 mdd, ya que fue una licitación pública en la que Baker Hughes presentó las mejores condiciones económicas para PEMEX", aseguró el funcionario.

  • El incremento en los montos de facturación se explica por el aumento en la actividad de exploración y producción impulsado por este gobierno

Ciudad de México.- Después de los señalamientos por un supuesto conflicto de intereses entre un contratista de PEMEX y el hijo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el director general de Petróleos Mexicanos aseguró que no existen “empresas consentidas” y tachó de mentirosos a quienes evidenciaron los posibles actos de corrupción.

Octavio Romero Oropeza presentó durante la Conferencia de Prensa en Palacio Nacional, el histórico de contratos de bienes y servicios en los recientes años, de PEMEX con la empresa Baker Hughes y ante el presidente Andrés Manuel López Obrador precisó que “no hay empresas consentidas, ni que hayan sido creadas en la presente administración”.

Romero Oropeza explicó que Baker Hughes se encuentra ubicada en el quinto lugar dentro de las 25 empresas que más facturan a PEMEX. El incremento en los montos de facturación con estas compañías en los últimos años, se explica por el aumento en la actividad de exploración y producción impulsado por esta administración y se puede corroborar con los resultados logrados en las reservas y producción en los recientes tres años.

El titular de PEMEX acusó que LatinUS y la asociación civil “Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad” “mienten” cuando afirman que en agosto de 2019 se le otorgó a Baker Hughes una asignación directa por 89 millones de dólares, pues se trató de una licitación pública en donde participaron seis empresas para proveer bombas electrocentrífugas y el fallo señala que Baker Hughes ganó al ofertar un 42 por ciento por debajo del precio de referencia y, por ende, ofrecer las mejores condiciones económicas para PEMEX.

Asimismo, señaló que la columnista del Diario Reforma, Peniley Ramírez, “desconoce los diversos tipos de contratos que se manejan en PEMEX”, ya que no se trata de ampliaciones otorgadas a la empresa Baker Hughes, sino de órdenes de servicio previstos en los acuerdos referenciales y que están permitidos por la ley, razón por la cual no fueron cuestionados por la Auditoría Superior de la Federación, indicó.

Oropeza explicó que un contrato referencial es el que tiene como finalidad proveer bienes y servicios a PEMEX en al menos cinco años. Durante este tiempo por medio de solicitudes de órdenes de trabajo pueden adicionarse montos a los contratos marco en función de las necesidades de los proyectos.

Estos requerimientos no son discrecionales y se basan en un catálogo con precios preestablecidos para bienes y servicios que garantizan que la compañía, en este caso Baker Hughes, no pueda vender por debajo de los precios pactados.

“Estos contratos son estándares en la industria internacional y no solo garantizan las mejores condiciones económicas para PEMEX, sino que permiten ahorrar tiempos”, añadió.

Finalmente, Octavio Romero exhortó a visitar el sitio electrónico PEMEX+TRANSPARENTE, en el cual se detallan las empresas que trabajan para PEMEX; los contratos con sus respectivos montos, plazos, pagos y adeudos. A través de este portal, la empresa de todas y todos los mexicanos contribuye a generar una cultura de transparencia y rendición de cuentas.

Las declaraciones del funcionario se dan después de que el comunicador Carlos Loret de Mola presentara un reportaje sobre la “lujosa vida” de José Ramón López Beltrán, hijo mayor del Presidente López Obrador, quien vive en la ciudad de Houston en Estados Unidos, en una mansión con un valor superior a los 20 millones de pesos que de acuerdo a la información presentada por los periodistas, pertenece a un ejecutivo de la empresa mencionada.

La investigación realizada en coordinación con Mexicanos contra la Corrupción, generó una de las reacciones más virulentas que ha tenido el mandatario mexicano, quien intentó desacreditar tanto al conductor del programa “Loret” como a la organización civil, calificándolos de mentirosos y corruptos.

Durante la conferencia de este 09 de febrero, el tabasqueño lanzó un reto al periodista a quien retó a revelar su sueldo mensual en “aras de la transparencia”.

“Así que le quiero pedir, en aras de la transparencia, a Loret de Mola si nos puede decir cuánto gana al mes y quién le paga. No quiero que se escude diciendo que es su actividad privada, porque no es así: es una actividad pública”.

Empleando como foro el Palacio Nacional, el mandatario reiteró sus críticas a la prensa que él ha calificado como “conservadora”, tildándolos de “deshonestos y mercenarios” por supuestamente haber “montado” la controversia de su hijo.

A %d blogueros les gusta esto: