26 mayo, 2022

Reforma eléctrica elimina elementos fundamentales para una transición energética: Nuestro Futuro

De aprobarse dicha reforma, en los términos actuales, habría un aumento de 65% de las emisiones de CO2 del sector eléctrico en México, de acuerdo con el Departamento de Energía de Estados Unidos.

  • Los legisladores tienen la responsabilidad histórica de decidir si cancelan o no las oportunidades, los sueños y el futuro de las juventudes mexicanas. 

Ciudad de México.- La voz de la juventud estuvo presente, a través de la intervención de Nuestro Futuro, organización que lucha por la seguridad ambiental como un derecho humano, en el Foro 20: “Energías limpias y renovables en la transición energética” del Parlamento Abierto que discute la iniciativa de reforma constitucional del sector eléctrico. 

La voz de la juventud estuvo presente a través de la intervención de Nuestro Futuro en el Foro 20: “Energías limpias y renovables en la transición energética” del Parlamento Abierto que discute la iniciativa de reforma constitucional del sector eléctrico. 

Después de 30 días de haber iniciado este ejercicio en la Cámara de Diputados y de 20 sesiones de exposiciones, por primera vez estuvieron presentes las juventudes e infancias de México: la población más interesada en la iniciativa de reforma eléctrica, porque ellas y ellos son los que vivirán, durante más tiempo, las consecuencias de las decisiones que se tomen.

La discusión de la iniciativa de reforma constitucional al sector eléctrico se presenta en un contexto de crisis climática que no puede olvidarse y que, por el contrario, debe estar en el centro del debate, asumiendo la enorme responsabilidad histórica de decidir sobre cancelar o no las oportunidades, los sueños y el futuro de la vida. 

Nora Cabrera, directora de la organización y vocera del movimiento Jóvenes por Nuestro Futuro, habló por las voces de miles de jóvenes activistas que exigen un futuro sostenible y señaló que, desde el mismo día de su nacimiento, el futuro de las y los jóvenes mexicanos está en peligro.

“Son la generación marcada por un futuro en peligro”, e indicó que no se está haciendo los suficiente para atender la gravedad del problema.  

“En este parlamento abierto los debates siguen siendo los mismos: que si soberanía, que si autosuficiencia, que si izquierda, que si derecha, que si neoliberales, que si populistas. Qué tal si dejamos a un lado estas divisiones y nos ponemos de acuerdo en una sola cosa: las generaciones presentes no pueden negarles el futuro a las generaciones que siguen. Éste es un principio ético y constitucional”, indicó durante su ponencia Cabrera Velasco, directora de Nuestro Futuro. 

Ante grupos parlamentarios, especialistas, consultores, exfuncionarios y de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, Nora Cabrera subrayó que es indispensable que la clase política ponga en marcha una transición energética justa, que implica una sustitución gradual, pero ambiciosa, de combustibles fósiles por energías limpias y renovables, para reducir la emisión de gases efecto invernadero.  

Tan sólo en 2015, el sector eléctrico en México fue responsable de la generación de una cuarta parte del total de los gases de efecto invernadero que emitimos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Cambio Climático. Incluso, el Laboratorio de Energía Renovables del Departamento de Energía de Estados Unidos, destaca que, de aprobarse la reforma eléctrica en los términos actuales, podría significar un aumento de hasta 65% de las emisiones de CO2 del sector eléctrico en México. 

“En el mundo, las transiciones energéticas en el sector eléctrico se han ejecutado a través de tres pilares centralmente: orden de despacho, certificados de energías limpias o equivalentes y subastas a mediano y largo plazo. Esto es lo que permite que se genere cada vez más electricidad a través de fuentes limpias. Es decir, que el proceso de sustitución sea gradual y permanente. Cada vez más energías limpias y cada vez menos energías sucias. Esta reforma desaparece estos tres elementos fundamentales para una transición energética en el sector eléctrico”, dijo Cabrera Velasco. 

En ese contexto, Cabrera comentó que Nuestro Futuro, seguirá impulsando una agenda ambiental y climática que encienda conciencias y, sobre todo, promueva la acción de las autoridades para poner en marcha políticas públicas que impacten positivamente en el medio ambiente y la reducción de gases efecto invernadero. 

De entre decenas de solicitudes de colectivos, movimientos y organizaciones juveniles para tener una voz dentro del Parlamento Abierto, Nuestro Futuro es la primera asociación civil que obtuvo un espacio para participar en uno de los foros. Se estima que el Parlamento concluya el 28 de febrero como un mecanismo de participación ciudadana en la agenda pública. 

Cabe recordar que, en 2021, Nuestro Futuro interpuso una serie de amparos contra el gobernó federal por la Ley de la Industria Eléctrica, a través de litigios climáticos, con el objetivo de defender el derecho constitucional a un medio ambiente sano y otorgarle la posibilidad a las y los jóvenes de demandar directamente al gobierno. 

A %d blogueros les gusta esto: