9 mayo, 2022

Rusia y Ucrania, invasión o defensa 

Rusia y Ucrania, invasión o defensa 

“No existe la guerra inevitable. Si llega, es por fallo del hombre”

Andrew Bonar Law 

Desde noviembre del año pasado, Rusia desplegó miles de soldados en su frontera con Ucrania advirtiendo el desenlace del 24 de febrero del 2022 con la invasión rusa a territorio ucraniano, después de que el lunes 21 Rusia reconociera la independencia de los territorios separatistas Donetsk y Lugansk. 

El martes 22 el mandatario Ruso, Vladimir Putin solicitó autorización al Senado para enviar tropas al extranjero, la cual fue concedida bajo el argumento de lanzar una misión de paz en la región este de Ucrania como parte de un acuerdo de amistad, cooperación y asistencia mutua firmados el lunes entre Moscú y los grupos insurgentes. 

El miércoles 23 de febrero del 2022, el gobierno ruso informó sobre una solicitud de ayuda por parte de los grupos separatistas, siendo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, quien indicó que los rebeldes buscaban evitar víctimas civiles y prevenir una “catástrofe humanitaria” por los supuestos ataques del gobierno ucraniano. 

Ante esta postura, Ucrania pidió el miércoles una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU y ese mismo día el presidente ucraniano, Volodymir Zelenski, dijo que buscó sin éxito una conversación con su par ruso.

“Inicié una conversación telefónica con el presidente de la Federación Rusa. Resultado: silencio”, declaró Zelenski al declarar que Rusia tenía “casi 200,000 soldados posicionados en miles de vehículos de combate” en la frontera con Ucrania.

Por el reconocimiento al movimiento independentista, la Unión Europea (UE) anunció sanciones al ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, al Jefe de Gabinete de la presidencia rusa, Anton Vaino, y al ministro de desarrollo económico, Maxim Reshetnikov, así como a la portavoz de la cancillería, Maria Sajarova, de acuerdo con el Diario Oficial de la UE.

Sin embargo, el 24 de febrero, el presidente Vladimir Putin anunció una operación militar en Ucrania para defender a los separatistas en el este del país.

“He tomado la decisión de una operación militar”, declaró Putin en un inesperado mensaje por televisión en donde llamó a los militares ucranianos a “deponer las armas”. Ademas, prometió represalias a quienes interfieran con la operación rusa.

En respuesta, el presidente de Ucrania firmó un decreto sobre la movilización general de todas las personas en edad de servir en el Ejército para defender a su país de la invasión rusa. La cual se prevé se efectúe en un plazo máximo de 90 días en 25 territorios de Ucrania.

El ejército ucraniano anunció el jueves que había combates con las tropas rusas cerca de Kiev, por el control del aeropuerto militar de Gostomel, situado a algunos kilómetros al noroeste de la capital Kiev.

Más tarde se confirmaba que fuerzas rusas habían capturado la planta de energía nuclear de Chernóbil, lo que fue calificado como “una de las amenazas más graves para Europa hoy en día”, por el Mykhailo Podolyak, asesor de la oficina presidencial de Ucrania.

Las tropas ucranianas informaron de que se enfrentan a unidades de blindados rusos en las localidades de Dymer e Ivankiv, situadas a 45 y 80 kilómetros al norte de Kiev, respectivamente.

Para el sábado tercer día de enfrentamientos, las fuerzas rusas bombardearon ciudades ucranianas incluida la capital Kiev, con artillería y misiles de crucero.

Un funcionario estadounidense citado por Afp comunicó que el objetivo de la incursión rusa es “decapitar” al gobierno ucranio para “instalar su propia forma de gobierno”.

Rusia amplía ofensiva 

 

A pesar de una creciente protesta internacional y sanciones económicas, el ejército ruso recibió el sábado la orden de ampliar su ofensiva sobre Ucrania, argumentando que Kiev rechazó las negociaciones.

“Después de que el lado ucraniano rechazara el proceso de negociación, todas las unidades han recibido hoy la orden de ampliar la ofensiva en todas las direcciones, de acuerdo con el plan de ataque”, indicó el portavoz del Ministerio de Defensa, Igor Konashenkov, en un comunicado.

En el tercer día de la invasión ordenada el jueves por el presidente ruso, Vladimir Putin, las fuerzas rusas realizaron incursiones en la capital, Kiev, aunque se replegaron a las afueras ante la feroz resistencia de las tropas ucranianas.

Condenas

Los mandatarios del Grupo de los Siete (G-7, integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) se reunieron de manera virtual para condenar la invasión rusa a Ucrania y acordar “paquetes devastadores de sanciones y otras medidas económicas” contra Rusia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acusó al líder ruso, Vladímir Putin, de lanzar un ataque “no provocado e injustificado” contra Ucrania y de apostar por una “guerra premeditada” que provocará pérdidas “catastróficas”.

“Solo Rusia es responsable de la muerte y la destrucción que este ataque traerá y Estados Unidos y sus aliados y socios responderán de una forma unida y decidida. El mundo hará que Rusia rinda cuentas”, señaló Biden en un breve comunicado.

En el mismo tenor, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, denunció el “ataque injustificado” de Rusia contra Ucrania e indicó que la Unión Europea impuso sanciones que afectarán 70 por ciento del sector bancario ruso y empresas estatales claves, incluidas las de defensa. Un segundo paquete de penalidades apuntan al sector de la energía e implica la prohibición de exportar petróleo y gas.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció el viernes sanciones contra su par ruso, Vladimir Putin, y el ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, por la invasión rusa de Ucrania.

“Impondremos sanciones al presidente Putin y sus compañeros arquitectos de esta guerra bárbara, su jefe de gabinete y el ministro de Relaciones Exteriores Serguei Lavrov”, dijo Trudeau en conferencia de prensa.

“Estos hombres tienen la mayor responsabilidad por la muerte y destrucción que ocurre en Ucrania”, aseveró.

Trudeau también expresó su apoyo para excluir a Rusia del sistema bancario internacional SWIFT.

Asimismo, anunció sanciones contra Bielorrusia “por ser cómplice de la invasión del presidente Putin a una nación libre y soberana”.

Al repudio a la acción militar rusa se sumaron el primer ministro británico, Boris Johnson; el canciller alemán, Olaf Scholz; el presidente francés , Emmanuel Macron; el mandatario español, Pedro Sánchez, así como los gobiernos de Japón, Países Bajos, Turquía, Israel y Rumania.

En contraste, Irán responsabilizó por el conflicto a la OTAN por sus “provocaciones”.

Eslovaquia desplegó fuerzas en la frontera con Ucrania. Moldavia cerró su espacio aéreo y Bielorrusia parte del suyo tras la invasión de Ucrania.

La ministra británica de Relaciones Exteriores, Liz Truss, denunció el viernes el “bárbaro” e “injustificado” ataque del presidente ruso, Vladimir Putin, contra Ucrania tras el lanzamiento de misiles contra Kiev, la capital.

“El ataque de Putin a Ucrania es bárbaro, injustificado y muestra un cruel desprecio por la vida humana”, tuiteó.

“Seguiremos pidiendo cuentas a Putin y nos mantendremos firmes en nuestro apoyo”, añadió la ministra, al día siguiente de que Londres anunciara nuevas sanciones económicas contra Rusia.

La ministra expresó también su “solidaridad” con su homólogo Dmytro Kuleba y el pueblo ucraniano.

Kiev resiste

El presidente ucraniano Volodimir Zelenski publicó un video el viernes desde Kiev en donde estaba “defendiendo” a su país frente al avance de las tropas rusas.

“Estamos todos aquí, nuestros militares están aquí, los ciudadanos, la sociedad, estamos todos aquí, defendiendo nuestra independencia, nuestro Estado”, proclamó Zelenski, acompañado entre otros por su primer ministro, su jefe de gabinete y un asesor cercano.

Para el sábado, apeló a sus conciudadanos a no deponer las armas y a defender la capital Kiev, donde el ejército combate a las fuerzas rusas para detener su avance. 

“Estoy aquí. No vamos a deponer las armas y vamos a defender nuestro país”, declaró el presidente Zelenski en un video publicado en Facebook.

El Ministerio del Interior de Ucrania ha advertido a los civiles en la capital que se están produciendo combates en las calles. En una publicación de Facebook el sábado, el ministerio dijo: “Se están produciendo enfrentamientos activos en las calles de nuestra ciudad. ¡Mantenga la calma y tenga el mayor cuidado posible! Si estás en el refugio, no lo dejes ahora. Si estás en casa, no te acerques a las ventanas, no vayas a los balcones. Escóndase en el interior, por ejemplo en el baño, y cúbrase con algo que evite lesiones por fragmentos de bala. Si escucha sirenas (señal de “alarma de aire”), ¡vaya inmediatamente al refugio más cercano!”, indicó el ministerio.

Con tono desafiante, Zelenski dijo el sábado que Kiev sigue bajo control ucraniano, mientras las fuerzas rusas reanudaban su asalto, azotando a la capital y otras ciudades con artillería y misiles de crucero.

Un funcionario de defensa estadounidense dijo que las fuerzas ucranianas estaban oponiendo una “resistencia muy decidida” al triple avance ruso que ha hecho huir a cientos de miles de ucranianos hacia el oeste, obstruyendo las principales carreteras y líneas de ferrocarril.

“Hemos resistido y estamos repeliendo con éxito los ataques del enemigo. La lucha continúa”, dijo Zelenskiy en un mensaje de video desde las calles de Kiev publicado en sus redes sociales.

La alcaldía de Kiev anunció  un toque de queda hasta el lunes a las 08:00 (06:00 GMT).

“El toque de queda en Kiev comenzará el sábado a las 17:00 (15:00 GMT, ndlr) hasta el lunes a las 08:00”, declaró la alcaldía en un comunicado, en el que agrega que todas las personas que se encuentren en la calle durante ese periodo “serán consideradas como miembros de grupos saboteadores enemigos”.

Fragmento del Artículo “Rusia y Ucrania, invasión o defensa”, publicado en la Revista POLIGRAFO, Política Gráfica Objetiva de Febrero, puedes descargarla aquí.

Información e imágenes de AFP, EFE, Reuters, BBC, AP y Bloomberg 

A %d blogueros les gusta esto: