Eliminar escuelas de tiempo completo es un atentado a los derechos de la niñez: Reinserta

La mayoría de NNYA renuncia a sus estudios antes de ingresar a la delincuencia organizada. 

Ciudad de México.– La confirmación por parte de la SEP, para eliminar las escuelas de tiempo completo del programa La Escuela es Nuestra (LEEN), afectará a más de 27 mil escuelas y 3.6 millones de niñas, niños y adolescentes (NNYA).

Ante esta medida, la organización Reinserta expresó su preocupación, asegurando que la resolución vulnerar los derechos de la niñez.

Las Escuelas de Tiempo completo (ETC) han mostrado resultados, aumentando las oportunidades de aprendizaje, reduciendo el rezago escolar, beneficiando a estudiantes con desventajas económicas y aportando a disminuir las brechas de desigualdad.

De igual forma, estos espacios han permitido a las mujeres y hombres seguir realizando sus actividades laborales, y contando con espacios seguros y alejados de la violencia para sus hijas e hijos.

En los últimos años, nuestra niñez ha sido objeto de mayor violencia. Organizaciones como REDIM informaron que en 2021 se contabilizaron 728 homicidios con arma de fuego en niñas, niñas y adolescentes y 2,918 niñas, niños y adolescentes fueron atendidos en hospitales por violencia familiar. También cada día se reportó la desaparición de 12 menores cada día de 2021.

Desde Reinserta, como Asociación Civil que transforma la vida de niñas, niños y adolescentes marcadas por la violencia, somos testigos del valioso aporte de las escuelas a la vida social, aporte que fortalece la prevención y aleja a las y los estudiantes del crimen y la violencia.

Nuestras investigaciones así lo confirman: la mayoría de NNYA renuncia a sus estudios antes de ingresar a la delincuencia organizada. La raíz del problema tiene que ver con circunstancias de educación, pobreza y necesidades a las que la mayoría de la población no tiene acceso.

En suma, las escuelas funcionan como un factor protector, pues son espacios de contención y de cuidado para aquellos quienes viven en condiciones de marginación.

La falta de políticas públicas para combatir el reclutamiento de NNYA en México provoca la ya sistemática práctica de reclutamiento impune, dejando a estas niñas, niños y adolescentes en la completa indefensión y vulnerando diversos derechos.

Desde Reinserta, exhortamos a la Secretaría de Educación Pública y al Gobierno Federal a que prioricen la educación, el fortalecimiento institucional, el desarrollo de la docencia con mayores capacidades y herramientas de gestión para atender la salud mental nuestra niñez. Exhortamos a que la niñez y sus derechos sean incluidos como parte de la estrategia integral en la prevención del delito y la consecución de un México en paz.

Deja un comentario