5 octubre, 2022

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

La desvergüenza de Raúl Bolaños Cacho Cué no tiene límites.

Puerto Libre

Guillermo Hernández Puerto

La desvergüenza de Raúl Bolaños Cacho Cué no tiene límites.

Es desvergonzado de pies a cabeza, pese a que se vista de traje, use lavanda, beba champagne, coma caviar, viaje en autos de lujo y porte relojes Rolex de medio millón de pesos en su puño izquierdo.

Decimos esto, porque cada vez que abre la boca cuando lo entrevistan, repite y repite que desde el Senado está trabajando por la transformación del país y de México.

¿De cuál transformación habla este vividor del presupuesto, enriquecido escandalosamente a la sombra de José Murat y su hijo Alejandro, a quienes les debe no solo el puesto de Secretario Particular de Alejandro Murat, cuando éste gobernador ladrón y mediocre fue Director General del Infonavit, sino también les debe el escaño en el Senado de la República?. 

A pesar, pues, de su riqueza y de los aires de grandeza que se da, nunca podrá quitarse esa vergüenza que trae en toda su humanidad de ser un usurpador del escaño de senador, gracias a que José Murat y su hijo Alejandro, descaradamente hicieron a un lado a Sofía Castro Ríos, para llevar al Senado por el partido Verde al desvergonzado Raúl.

¡Que quede completamente claro!. No ganó el escaño de senador, sin embargo, cual urraca parlanchina grita cada vez que lo entrevistan, que desde el Senado de la República trabaja por la transformación del país y la transformación de Oaxaca.

Hablando en plata y en honor a la verdad, debiera hacer un lado este discurso  vulgar y falso, porque no le queda, pero así son los políticos descarados y sinvergüenzas como Raúl.

Sin que se ofenda, pero debiera meter la cabeza en el excusado, cuando habla de la transformación del país y la transformación de Oaxaca.

Preguntémonos: ¿Qué ha hecho para la transformación Oaxaca?.

Absolutamente nada. Lo único que ha hecho es arrodillarse ante sus jefes los Murat y engañar a la gente de que es un aguerrido defensor de la protección del medio ambiente.

Como bien lo dice el dicho: “De lengua me como un plato”. ¿Vamos bien señor usurpador del escaño de senador o nos regresamos?.

Planteamos esta interrogante, para puntualizar que es un soberano mentiroso. Y como dicen en mi pueblo, a los hechos nos remitimos.

¿Cuántas veces ha subido a la tribuna del Senado para exponer la grave escasez del suministro de agua entubada que sufren miles de ciudadanos de la Ciudad de Oaxaca?. 

Acaso planteó la urgente necesidad de incluir en el presupuesto de la Federación  de este año, recursos para subsanar este grave problema que aqueja a Oaxaca y a otras ciudades del interior del estado?. 

¿Acaso ha denunciado en el Senado la gran corrupción que impera en el gobierno de Oaxaca?. 

¿Ha denunciado como senador por Oaxaca, los robos de casas y terrenos a ciudadanos oaxaqueños en el gobierno de su protector Alejandro Murat Hinojosa?.

¿Ha subido a la tribuna del Senado para exigir que se investigue a funcionarios del gobierno de Alejandro Murat, vinculados a notarios que integran una banda dedicada al despojo de inmuebles y terrenos de los oaxaqueños como se ha denunciado en redes sociales?. 

Ha callado vergonzosamente, porque Raúl Bolaños Cacho Cué tiene la cara sucia, ya que fue nombrado Notario Público por su protector Alejandro Murat Hinojosa.

Raúl Bolaños Cacho Cué ¿Héroe de la 4T? Que no jodan. No tiene calidad moral ni política frente al pueblo oaxaqueño, porque si tuviera un poquito de dignidad y de vergüenza,  ya hubiera renunciado a la notaría que le obsequió Alejandro Murat Hinojosa, pero su silencio habla de que aceptó dicha notaría, a sabiendas de que es un abuso de poder y a todas luces un acto de corrupción y, un vil atropello flagrante a otros oaxaqueños que merecen el cargo de fedatarios públicos.

Luego entonces se comprueba una vez más, que Raúl, es otro corrupto más de los que integran la cuadra del rufián José Murat, de quién se dice en los corrillos políticos, es el jefe de funcionarios estatales vinculados a notarios que integran una banda dedicada al despojo de inmuebles y terrenos de los oaxaqueños. 

Recuerda usted, amigo lector, ¿Quién es el exgobernador de Oaxaca que le robó  la casa a la señora Olga Castillejos? 

 MORALEJA: Votar por el “puro, duro y rudo” (y casi casi “divino”) Alejandro Avilés Álvarez para gobernador de Oaxaca, es entregar, otra vez, el trono, al delincuentazo de cuello blanco, José Murat.

Si votamos, pues, por el PRI de José Murat: ¡Qué Dios nos agarre confesados!, porque al terminar el sexenio del “divino” Avilés, los Murat y el propio “divino” se llevarían hasta la Silla donde se sentó Don Benito Juárez cuando gobernó Oaxaca.

¡De ese pelo son estos rateros y sinvergüenzas disfrazados de políticos honestos!.

Para cerrar este comentario, el usurpador del senado y sus jefes, tienen  el privilegio del derecho de réplica.

A %d blogueros les gusta esto: