9 mayo, 2022

¡Arrancan!…

Expresiones, por Pablo Ramírez Puga

EXPRESIONES.

Pablo Ramírez Puga.

¡Arrancan!…

Una vez que el candidato de Morena pasó el susto de la impugnación de Susana Harp ante los tribunales electorales, ha quedado definida la lista de candidatos a la gubernatura que competirán el 5 de junio próximo.

Así que éste 3 de abril iniciaron cada quién sus campañas proselitistas en busca del voto de los oaxaqueños.

Los candidatos y candidatas son:

.- Antonia Natividad (Naty) Díaz Jiménez por el PAN.

.- Alejandra García Morlán. (Movimiento Ciudadano).

.- Alejandro Avilés Álvarez. (PRI-PRD).

.- Salomón Jara Cruz. (Morena, PVEM, PT, PUP).

.- Jesús López Rodríguez (Candidato indígena independiente).

.- Bersahín López (Nueva Alianza).

.- Mauricio Cruz Vargas. (Unión de Pueblos Originarios de Oaxaca).

Siete candidatos, que más que carismáticos, dependen más de sus estructuras políticas, ya que en personalidad y antecedentes políticos cuentan con similares deficiencias y algunos con muy mala fama, que arrastran compromisos con grupos de poder, como sucede en los casos de los candidatos de Morena y de la coalición PRI-PRD, Salomón Jara y Alejandro Avilés, quienes se ubican como las cabezas punteras en esta ocasión. 

El primero, aferrado a sus raíces indígenas y al poder político que representa la imagen del presidente Andrés Manuel López Obrador en Oaxaca, pero con antecedentes de malos manejos como funcionario y sus ligas de corrupción con grupos de poder municipales, principalmente en las regiones del Istmo, la Costa y Valles Centrales, al que se le agregan fardos como su indisposición política hacia lo que representa un filón de votos y poder, como lo es la Sección 22 de la CNTE, con la que recientemente se contrapunteó.

Por su parte, el candidato del PRI-PRD, Alejandro Avilés Álvarez, quien tiene fama de buen negociador y político en las filas priistas, también arrastra un ambiente tortuoso, sobre todo en sus relaciones políticas que lo vinculan, incluso, con la delincuencia organizada en la región de la Cuenca. Y si a eso le sumamos que tiene tras de sí la insípida y avasallada administración gubernamental de Alejandro Murat, pues tendrá doble trabajo para convencer a los oaxaqueños de que no representa más de lo mismo. El continuismo que busca el “clan Murat” en Oaxaca es la carga más pesada que tendrá que sobrellevar si quiere emparejarse ante la sombra de AMLO sobre Oaxaca.

Naty Díaz, del PAN, y Alejandra García Morlán, por su género, podrán dar la sorpresa e incluso inclinar la balanza hacia los que se consideran punteros de la competencia electoral, sin embargo, la operatividad política de los partidos que las cobijan ha venido a menos y no tienen tanta cobertura en la actualidad, por lo que su participación puede ser un preámbulo para en un futuro no muy lejano, una candidata mujer tenga más posibilidades de acceder a la gubernatura. Las mujeres vienen pisando fuerte en el terreno político y cada vez más suman aceptación entre el electorado oaxaqueño.

Los demás candidatos, tendrán pocas posibilidades y hasta podrán algunos sumarse a otros aspirantes, con tal de no pasar desapercibidos, sus estructuras políticas son nimias y algunas hasta improvisadas que sólo dispersarán el voto en el proceso electoral.

Lo trascendente de toda esta parafernalia política que se nos avecina es que desafortunadamente el panorama de gobierno para la entidad no sufrirá ningún cambio. Quien gane, seguramente seguirá con la política de avasallamiento hacia el gobierno federal y más, si quien gana es el candidato de Morena, quien sólo tendrá el “detente” de mantener la imagen de “honestidad” que enarbola el presidente AMLO mientras dure su mandato.

Oaxaca no debe hacerse muchas ilusiones de obtener un cambio verdadero para el siguiente periodo de gobierno. En el peor de los casos, sería caer nuevamente en el olvido federal, algo que hemos arrastrado durante muchos sexenios y en el mantenimiento de una aparente gobernabilidad sujeta a acuerdos y negociones que sólo seguirán esquilmando el presupuesto gubernamental. La visión e interés de AMLO por Oaxaca es un arma de dos filos, que puede darnos desarrollo y crecimiento, pero también inestabilidad y polarización política.

Habrá que pensar ya en aquella frase que vertió el revolucionario francés George-Jacques Danton: “Son necesarias muchas generaciones humanas para poder pasar de una forma de gobierno a otra. Antes de construir una ciudad, hay que formar ciudadanos”.

Esa es la pieza que falta para aspirar a un buen gobierno en Oaxaca.

Mientras tanto, ¡Arrancan!… ha iniciado la carrera hacia la gubernatura del estado…

EXTRACTOS POLÍTICOS:

.- QUE SÍ, QUE NO  RENUNCIA a la rectoría de la UABJO el rector Eduardo Bautista Martínez…Los universitarios se están haciendo bolas y aunque ya es inminente su salida luego de que su periodo ya se cumplió desde hace un año y ahí sigue tan campante y protegido por toda esa parafernalia sindical que representa SUMA, propiedad y cueva de Abraham Martínez Alavés y su hijo y el STAUO de Leticia Mendoza Toro, el verdadero poder en la UABJO y bajo el cobijo de la política estatal comandada por “ya saben quién”, el inefable José Murat Casab… Por eso no extrañó el que se mencionara como posible sustituta en la rectoría a Leticia Mendoza Toro, quien, por cierto, ya incluyó en el equipo de campaña de Alejandro Avilés a su hijo Nahúm Carreño Mendoza como secretario particular del candidato… Cosas de las componendas políticas… Pero resulta que ahora las dos terceras partes del Consejo Universitario avaló la designación de Cristian Eder Carreño como rector interino, nombramiento que dicen es ilegal y que no lo reconocerán… Los universitarios, pues, siguen enmarañados en sus propias telarañas…

.- VAYA RAMALAZO POLÍTICO que le da a AMLO la Asociación Nacional de Abogados con su pronunciamiento, en donde condenan sus expresiones como “tendenciosas y abusivas”… En el comunicado,  los abogados enfatizan que el presidente “considera enemigo de la nación a quien no le aplaude, a quien le contradice, a quien lo increpa, a quien le reclama, a quien exige justicia”…Ahora resulta, agregan, “que debemos pedirle permiso a quien representar o a quien defender o en donde trabajar y para quien trabajar, Nosotros no somos enemigos ni traidores de la patria o de la nación, nosotros sí estudiamos y terminamos nuestra carrera en forma, no en 13 años”… En fin, los abogados se le fueron con todo al presidente AMLO… Sigue pues, el de Macuspana, como chivo en cristalería…

.- Y QUE ME DICEN DE ESE TERCER lugar que ostenta, según sacrosantas encuestas, nuestro gobernador Alejandro Murat, como de los gobiernos más corruptos del país… Sólo lo superan Alfredo del Mazo en el Estado de México y David Monreal de Zacatecas… “¡Que orgullo para Oaxaca!”…

.- Vox clamantis.

confusiopuga@hotmai.com 

A %d blogueros les gusta esto: