21 julio, 2022

Reforma Electoral, un nuevo orden

El pasado 22 de junio el presidente Andrés Manuel López Obrador refrendó su intención de impulsar la iniciativa de reforma en materia electoral, la cual de acuerdo al titular del Ejecutivo, busca garantizar elecciones limpias y libres, la aplicación plena de la democracia y al mismo tiempo, ahorrar recursos públicos con la reducción de Consejeros Electorales y Diputados plurinominales. 

“No es posible que cuesten tanto las elecciones en México y tanto aparato”, afirmó el mandatario al sostener que es suficiente con “un órgano dedicado a los asuntos democráticos con servidoras y servidores públicos de inobjetable honestidad” para organizar todas las elecciones, en lugar de uno y 32. 

“No hay la intención de que se imponga un partido único. Lo que queremos es que haya una auténtica democracia en el país, que se terminen con los fraudes electorales, que sea el pueblo el que elija libremente a sus representantes”, declaró López Obrador al defender su iniciativa la cual incluye: 

  • Reducción del número de diputados y senadores plurinominales.
  • Reducción del financiamiento a los partidos políticos.
  • Reducción del costo de las elecciones.
  • Implementación del voto electrónico dentro y fuera del país.

“Los procesos electorales en el país, atendiendo un reclamo ciudadano, dejarán de ser los más caros del mundo y habrá procedimientos modernos para que finalmente se instaure, se normalice la vida democrática con la participación directa de los ciudadanos”, enfatizó el Secretario de Gobernación, Adan Augusto López. 

Por su parte, el representante de Morena ante el INE y actual titular de la Agencia Nacional de Aduanas, Horacio Duarte Olivares, explicó que la iniciativa incluye cambios a 18 artículos constitucionales y 7 transitorios. Destacando que, de aprobarse, representarán un ahorro aproximado de 24 mil millones de pesos.

“Se busca básicamente hacer más barata la democracia en nuestro país; es un viejo reclamo de la gente de que se deje de estar gastando dinero en los procesos electorales y el dinero que se pueda ahorrar se destine a temas sociales, de infraestructura y de educación” -Horacio Duarte

La reforma también plantea la desaparición del Instituto Nacional Electoral (INE) y la creación del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC), el cual sería conformado por siete Consejeros en lugar de los 11 actuales, quienes serían postulados por el Ejecutivo Federal, el Poder Legislativo y el Judicial, siendo electos por voto popular el primer domingo de agosto. Este método se replicaría para la elección de los Magistrados que integren la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). 

De igual forma se impulsa la federalización de las elecciones para que desaparezcan los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs), así como los tribunales electorales locales. Siendo el INEC el único encargado de la organización de los procesos electorales a nivel nacional, estatal y municipal. 

Respecto al Poder Legislativo, la Cámara de Senadores se reducirá a 96 representantes y, en el caso de la Cámara de Diputados, pasaría de 500 a 300 integrantes, eliminando a los 200 plurinominales. 

Con ello, habría una diputación por cada 420 mil habitantes en lugar de cada 252 mil como es actualmente. En el caso del Senado, cada escaño pasaría de una representación de 984,375 habitantes a la de 1 millón 312 mil 500.

En los Congresos locales se establecerá un mínimo de 15 Diputados y un máximo de 45, esto con base en el número de población en la entidad federativa. 

Medida similar a la que se busca implementar en los ayuntamientos al establecer un límite de hasta nueve Regidores de forma proporcional a la población de cada municipio. 

Para mejorar el ahorro de recursos, se propone eliminar el financiamiento público ordinario de partidos políticos nacionales y locales. Lo que ha sido rechazado tanto por partidos de oposición como aliados. Aunque no se descarta mejorar los beneficios que podrían recibir desde el sector privado.  

Para lograr esto se propone una legislación única en materia electoral, lo que permitiría dar al país “un sistema electoral seguro, que respete el voto y garantice la honradez y legalidad”, afirma Pablo Gómez, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, quien asegura  es necesaria una nueva reforma para lograr “que ningún gobierno, ninguna empresa y ningún poder económico puedan comprar votos, como tampoco utilizar instrumentos ilícitos para sesgar la voluntad popular”.

Otro punto relevante es la disminución del porcentaje para que la Revocación de Mandato sea vinculante, pasando del 40 al 33 por ciento. 

Oposición advierte rechazo 

Aunque la discusión de esta y otras iniciativas que pretenden modificar la Constitución del país aún no inicia en el Congreso de la Unión, el bloque opositor integrado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), ya advirtió su rechazó.  

En un evento encabezado por los dirigentes de los tres institutos políticos, señalaron que será por medio de una moratoria constitucional que buscarán frenar cualquier iniciativa de reforma, adición o modificación a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que promueva el Ejecutivo federal todo lo que resta de la LXV Legislatura, es decir, hasta el 2024.

“Ante la urgencia de preservar la República presentamos una moratoria constitucional para impedir en el Congreso reformas que promueva el presidente, incluida la electoral y a la Guardia Nacional”, dijo Marko Cortés, líder nacional del PAN, quien mencionó que los agravios por parte de la Federación y el partido gobernante, los llevaron a tomar esta decisión. 

Desde el uso de las instituciones para perseguir a la oposición; intolerancia legislativa y rechazo a la discusión democrática en el Congreso, hasta la intervención del crimen organizado en procesos electorales y el uso clientelar de programas sociales fueron algunos de los señalamientos. 

Sin embargo, también existen coincidencias como la desaparición de los organismos electorales locales, reconoce la Senadora del PRI, Claudia Anaya Mota, quien también es firme en señalar que la principal diferencia “y que nunca hemos estado de acuerdo”, es desaparecer el Instituto Nacional Electoral, así como en la metodología de designación que propone respecto de que sean electos por voto popular. 

“Lo cierto es que tanto los integrantes del Consejo del Instituto Electoral como los integrantes de un tribunal electoral, deben de tener un perfil determinado, una especialización. No se trata de tener figuras populares, sino figuras profesionales que garanticen el estatus técnico de los órganos electorales”, señala en entrevista la representante de Zacatecas en el Senado de la República. 

“Estamos en un momento en el país en el que MORENA se ha dedicado a destruir las instituciones, ya sea a través de modificaciones legales o disminuciones presupuestales, a poner al frente de las instituciones a personas que no cumplen el perfil o bien, dejando a las instituciones sin el número necesario de elementos para funcionar. Un ejemplo, el caso del Instituto Nacional Electoral del que ya se están presentando recursos jurisdiccionales para completar sus elementos”, añade Anaya Mota.

“Este no es el momento para hacer reformas ni modificaciones a la Ley Electoral, sino para defender lo mucho que hemos avanzado en democracia y que parece ser que MORENA quiere destruir”, apunta. 

Respecto de la moratoria constitucional menciona que es un tema que debiera haberse tratado ampliamente, no como expresión particular de alguna de las cámaras, sino de ambas y no solamente como expresión de uno de los partidos, sino de todos los partidos que han venido trabajando en el llamado “bloque de contención”, a razón de que la estrategia que habían venido utilizando y había estado funcionando sobre la aprobación o no de las reformas constitucionales, agrega. 

“Luego entonces, ya el grupo parlamentario del PRI y de Movimiento Ciudadano en el Senado, empezaron a externar que tal vez no sea necesaria una moratoria constitucional a razón de que ya tenemos claros los puntos en la agenda en los que no coincidimos, particularmente en la reforma electoral, la reforma en materia de Guardia Nacional (militarización), sino más bien, tratar de avanzar en otros temas que sean garantistas de derechos humanos (si es que llegamos al consenso con los demás grupos parlamentarios)  y si no, la moratoria será de facto al no alcanzar acuerdos en diferentes temas y con los votos que sean necesarios”, advierte Claudia Anaya. 

Por ello, la Senadora recordó que el Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados presentó su propia iniciativa de Reforma Electoral, al igual que su aliado Acción Nacional. 

Ambas incluyen la reducción de diputaciones para evitar la sobrerrepresentación, así como establecer la segunda vuelta presidencial y crear la Vicepresidencia de la República. 

El PRI también busca mayor libertad de expresión durante las campañas electorales; reducción del financiamiento público a partidos; voto en modalidad de urna electrónica; nacionalización plena de los comicios federales y locales; fortalecimiento del nombramiento de los consejeros electorales, así como fortalecer la autonomía y eficiencia del Tribunal Electoral.

Otro tema medular es el combate a la injerencia del crimen organizado en los procesos electorales, por lo que Acción Nacional propone que este ilícito sea causal de nulidad de una elección.

“Impulsamos una propuesta electoral que fortalece nuestra democracia, que pone controles al gobierno, logra una correcta representación del mandato popular en la Cámara de Diputados y genera mejores condiciones de gobernabilidad”, puntualizó el presidente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza.

No ayudan ni proponen: AMLO 

En respuesta a la postura que asumieron los grupos de oposición, el Presidente López Obrador señaló que cada partido deberá asumir su responsabilidad por el sentido de su voto. Reiterando que él tiene el deber de impulsar estos cambios estructurales. 

“Yo tengo la obligación y el deber de presentar los cambios y si los rechazan cada quien va a asumir su responsabilidad” – Andrés Manuel López Obrador 

Sobre la moratoria constitucional el mandatario señaló que la ‘nueva estrategia’ no contiene nada nuevo, acusando que durante toda su administración los partidos de oposición se han dedicado a estorbar. 

“No hay nada nuevo, es lo que han hecho. No proponen nada, no ayudan, se dedican a estorbar. Mucho ayuda el que no estorba”, sentenció el presidente desde el estado de Oaxaca, uno de sus principales bastiones políticos, económicos y sociales. 

López Obrador refirió que la oposición sigue sin entender “que las cosas ya cambiaron” y que es “el pueblo el que manda y decide”, por lo su estrategia no les ayudará, aseguró, al mencionar que los cambios fundamentales que tenía previstos ya se dieron. 

Si bloquean las iniciativas de reforma vamos a utilizar el marco jurídico y vamos a salir adelante frente a todos los obstáculos. Es que ya la verdad, ya lo fundamental ya salió”, aseguró al reiterar que la moratoria solo los afecta a ellos (la oposición) y al pueblo.

Consulta popular y defensa legislativa 

A la defensa de la iniciativa presidencial se sumaron tanto el dirigente de Morena, Mario Delgado como el Coordinador de su grupo parlamentario en el Cámara de Diputados Federal, Ignacio Mier quien asegura que su aprobación “fortalecerá” la vida democrática del país, por lo que ha convocado a sus correligionarios a defender y apoyar la propuesta. 

“La democracia es libertad para decidir qué camino seguir, a quién seguir o cambiar de rumbo. La democracia electoral necesita reglas claras y parejas para todos, y en julio nos declaramos listos para iniciar la consulta nacional sobre la Reforma Electoral”, escribió Mier Velazco. 

El legislador también ha hecho diversos llamados a los otros grupos parlamentarios para “retomar” y fortalecer los diálogos y acuerdos para “sacar adelante” esta iniciativa, así como otras reformas estancadas.

“Vamos a analizar en sus méritos y sin adjetivos ni descalificaciones las tres iniciativas presentadas y anunciadas, aunque nuestra opción preferencial es la presentada por el presidente de México”, declaró “Nacho” Mier, no obstante, garantizó que primero se encontrarán las coincidencias entre las iniciativas, asegurando que de unirse todos, se puede transformar y mejorar las instituciones en beneficio de la ciudadanía. 

Por su parte, Mario Delgado convocó a los militantes y simpatizantes de Morena para que a partir del primero de julio salgan a las calles para “informar al pueblo de México” sobre la reforma electoral del presidente. Solicitud que también hace a Secretarios, Gobernadores, Senadores, Regidores y todos los funcionarios de administraciones morenistas del país. 

“Tenemos que promover juntos la reforma electoral y acompañar el deseo de cambio que la ciudadanía está encabezando” – Mario Delgado 

A %d blogueros les gusta esto: