mar. Nov 19th, 2019

Continúa improvisación en el Gobierno de Oaxaca

No existe, por el momento, razón profesional, académica o laboral que justifique la designación del joven David Antonio Jiménez al frente de la Policía Vial del Estado de Oaxaca, sin embargo, de acuerdo a versiones extraoficiales, Antonio Jiménez es cercano al grupo político de José Antonio Hernández Fraguas, funesto expresidente municipal -en dos ocasiones- de la capital oaxaqueña.

Una vez más, la administración que encabeza Alejandro Murat Hinojosa, ha privilegiado los acuerdos políticos por encima del interés común, demostrando poco conocimiento de las problemáticas que enfrenta el estado de Oaxaca en materia vial.

Con la designación del nuevo Director de la Policía Vial del Estado, el gobierno de Murat Hinojosa ha dejado en evidencia el desinterés para asignar al personal idóneo en puestos claves como la seguridad y control vial en el estado.

La falta de resultados en materia de tránsito y vialidad, es plausible; el aumento en los niveles de corrupción, accidentes, violaciones a la ley, entre otros hechos cotidianos, son prueba de la falta de mando en esta dependencia, y de interés por parte de sus superiores.

Un cambio era urgente y necesario, sin embargo la designación de un joven identificado como David Antonio Jiménez, quien es “Técnico en Electricidad Industrial” egresado del CONALEP, ha sido considerado más que una burla para el personal que labora en la institución y una ofensa a la ciudadanía, que diariamente sufre las consecuencias de la ineptitud y corrupción que impera en la administración estatal.

Sin mayor justificación que las facultades que le otorga la ley, el recién nombrado Secretario de Seguridad Pública, Ernesto Salcedo Rosales, tomó protesta a David Antonio, excandidato del PRI por la presidencia municipal de Matías Romero Avendaño y ex funcionario del área de compras y adjudicaciones de la empresa pública Liconsa, señalada por actos de corrupción en la compra venta de sus productos durante la administración de Enrique Peña Nieto.

El nuevo responsable de vigilar y salvaguardar la integridad vial de la ciudadanía, también fue funcionario del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, pero poco se sabe de este cargo ya que hasta el momento ni la vocería del gobierno del estado o el área de comunicación de la SSP, ha brindado información sobre los antecedentes o preparación del funcionario.

No existe, por el momento, razón profesional, académica o laboral que justifique la designación del joven David Antonio Jiménez al frente de la Policía Vial del Estado de Oaxaca, sin embargo, de acuerdo a versiones extraoficiales, Antonio Jiménez es cercano al grupo político de José Antonio Hernández Fraguas, funesto expresidente municipal -en dos ocasiones- de la capital oaxaqueña.

De igual forma se le relaciona con el senador por el PRI-PVEM, Raúl Bolaños Cacho Cué y su representante en Oaxaca, quien funge como Delegado del Partido Verde, José Estefan. Quizás la cercanía de Cacho Cué con Murat Hinojosa y el proyecto para que lo releve en la gubernatura, sean parte de las razones del nuevo nombramiento.

En cualquier caso, si bien el ahora servidor público tiene el voto de confianza del gobernador Murat, deberá demostrar con resultados, tanto a la ciudadanía como al personal que labora en la dependencia a su cargo, que puede estar al frente de una institución tan importante para el desarrollo colectivo de la entidad, y deberá hacerlo en el corto plazo.

Al tiempo.

@PolígrafoOax

A %d blogueros les gusta esto: