lun. Nov 18th, 2019

López Obrador rechaza apoyo militar de Estados Unidos para combatir al crimen organizado

“es momento en que México y Estados Unidos libren una guerra contra los cárteles de la droga”

Ciudad de México.- El ataque en contra de una familia norteamericana en la frontera entre los estados norteños de Chihuahua y Sonora, que dejó nueve muertos -tres mujeres y seis niños-, ha generado todo tipo de cuestionamientos así como ofrecimientos, hacía el gobierno de México y su presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Uno de ellos y de cierto modo el más contundente, fue la oferta del presidente estadounidense Donald Trump, quien ofreció asistencia militar para combatir a los cárteles del narcotráfico que en las últimas semanas han demostrado una capacidad operativa superior a la del Estado, evidenciando el alto nivel de peligrosidad e impunidad con la que operan.

En respuesta, durante su conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador descartó que se vaya a aceptar la intervención armada de los Estados Unidos para luchar en contra los grupos del crimen organizado.

“Agradecemos al presidente Trump, su disposición de apoyar en esta tarea, pero también le agradecemos que respete la soberanía del país. También respetamos la opinión del senador republicano, Lindsey Graham y el editorial del Wall Street Journal; pero es su visión, no la compartimos”, dijo el mandatario mexicano.

En las últimas semanas, se han registrado hechos violentos en el país que han generado preocupación en las autoridades estadounidenses, como el operativo fallido para detener al presunto narcotraficante Ovidio Guzmán y el asesinato de por lo menos 9 miembros de la familia LeBarón en los límites de Chihuahua y Sonora.

Trump expresó en sus redes sociales que “es momento en que México y Estados Unidos libren una guerra contra los cárteles de la droga” y el WSJ señaló en su editorial que no se puede descartar una intervención militar para combatir a las organizaciones criminales mexicanas.

Sin embargo, López Obrador aclaró que “como cualquier país libre y soberano, nosotros somos respetuosos de su soberanía, pero sí agradecemos mucho el que no existe (por parte del presidente de EU) esa prepotencia de intervenir en asuntos que sólo competen a los mexicanos”.

Reiteró que terminar con la violencia en México radica en “nunca más darle la espalda a los jóvenes, que tengan garantizado el trabajo y el estudio. Que se pinte la raya con la delincuencia, es difícil porque es lo mismo a veces, la autoridad y la delincuencia”.

A %d blogueros les gusta esto: