24 noviembre, 2022

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Eligen a Diputación Permanente del Congreso de Oaxaca

Desde el inicio de la LXV Legislatura comenzaron las divisiones al interior de los Grupos parlamentarios. En el PRI, el Diputado plurinominal Samuel Gurrión abandonó al partido que lo llevó al Congreso por tercera ocasión y se pasó al Partido Verde, en donde los empleados de José Murat Casab buscan mantener el control.

  • Cierra primer año entre conflictos y fracasos.
  • Simulación legislativa, la mayor constante.

Oaxaca.- Tras un año de nulos resultados, fracturas parlamentarias y confrontaciones al interior del Congreso local, la LXV Legislatura del estado de Oaxaca eligió a los integrantes de la Diputación Permanente para el segundo receso del primer año de ejercicio constitucional.

Dicho órgano estará integrado por la presidenta Diputada Nancy Natalia Benítez Zárate de Morena; como vicepresidenta la legisladora María Luisa Matus Fuentes del PRI; en las Secretarías estarán las congresistas Minerva López Calderón del PRD; Rosalinda López García y el diputado Luis Alberto Sosa Castillo, ambos de Morena.

Como suplentes fueron nombradas las legisladoras Eva Diego Cruz del PVEM, y Xóchitl Jazmín Velásquez Vásquez del Partido Unidad Popular, las dos alineadas con el Movimiento de Regeneración Nacional.

La sesión de clausura del segundo periodo del primer año de ejercicio de la actual legislatura está programada para el viernes 30 de septiembre a las 11:00 horas en el recinto parlamentario, en donde los y las Diputadas oaxaqueñas han instaurando la simulación legislativa como principal método de trabajo. Con exhortos inservibles e iniciativas ilegales o que se han limitado a copiar de otros estados sin si quiera cambiar el nombre de la entidad federativa original.

Según el área de Comunicación Social que controla el grupo parlamentario de Morena, en todo el año el Pleno aprobó seis puntos de acuerdo de urgente resolución, así como 18 iniciativas de reforma a diversas leyes estatales en materia electoral, medio ambiente, seguridad e igualdad de género. Algunas de las cuales incluso han sido anuladas por la Suprema Corte al incurrir en actos inconstitucionales, mientras que otras han sido imposibles de materializar.

Ello a pesar de contar con más de 633 millones de pesos de presupuesto para el ejercicio fiscal 2022, de los cuales 522 millones corresponden directamente al Congreso y el resto al Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca, otro ente que no justifica su mera existencia a menos que su función sea proteger y encubrir los actos de corrupción en el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, quien dejará el cargo el próximo 1 de diciembre con al menos, tres cuentas públicas sin aprobar y miles de millones de pesos en deuda pública.

Fractura legislativa

Desde el inicio de la LXV Legislatura comenzaron las divisiones al interior de los Grupos parlamentarios. En el PRI, el Diputado plurinominal Samuel Gurrión abandonó al partido que lo llevó al Congreso por tercera ocasión y se pasó al Partido Verde, en donde los empleados de José Murat Casab buscan mantener el control.

Por otro parte, en la bancada de Morena cinco legisladores que no forman parte del grupo político del gobernador electo Salomón Jara, han buscado formar su propio grupo parlamentario comandados por Horacio Sosa y Conceptión Rueda, lo que dejaría a su partido sin el control del Congreso al menos los dos primeros años del gobierno entrante, permitiendo a los Murat un espacio para continuar negociando impunidad.

A %d blogueros les gusta esto: