vie. Dic 13th, 2019

No puede haber trato igual entre desiguales: AMLO

Las pensiones para las personas no indígenas en el país se entregan a partir de los 68 años mientras que a las poblaciones indígenas se darán desde los 65 años, afirmó López Obrador durante su gira por Nayarit.

Ciudad de México.- La administración del Presidente Andrés Manuel Lopez Obrador ha implementado un programa de apoyo para Adultos Mayores, con una diferenciación acorde al origen étnico del beneficiario, lo que ha causado diversas reacciones en el sector político y social.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, prohibe la discriminación por motivos étnicos en todas sus posibles vertientes; establece la obligación de los distintos niveles de gobierno para garantizar los derechos de las personas indígenas.

“Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”, señala el quinto párrafo del Artículo 1° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El programa implementado por el gobierno obradorista consiste en una pensión para adultos mayores, al cual podrán acceder acorde a su edad y origen étnico. Las personas no indígenas en el país podrán inscribirse a partir de los 68 años, mientras que las poblaciones indígenas podrán ser beneficiarios desde los 65 años.

“Va a seguir el programa de pensión para adultos mayores que ya está llegando a todos, para los no indígenas a partir de los 68 años, todos, aunque tengan pensión del ISSSTE o del seguro, tienen su apoyo 2550 pesos bimestrales, en el caso de los miembros de las comunidades indígenas es a partir de los 65 años”, afirmó López Obrador durante una gira de trabajo por Nayarit.

El senador panista por Veracruz, Julen Rementería condenó estás declaraciones y comparó al mandatario con las políticas implementadas por el gobierno nazi.

“Sólo un gobierno profundamente racista repartiría un programa social midiendo la ayuda de acuerdo a la raza de las personas. Esta aberración no se hacía desde que Hitler gobernaba en Alemania“, tuiteó el legislador.

En respuesta, el Presidente Obrador desestimó las acusaciones y arremetió en contra de los que él llama “los conservadores”, a quienes considera sus opositores .

Señaló que “es vergonzoso” que se cuestione la prioridad que existe en los programas sociales hacia los indígenas y aseguró que “la justicia es darle más al que tiene menos, no puede haber trato igual entre desiguales y por eso es a los 65 años”.

“(Los indígenas) trabajan, se mal alimentan, tienen que caminar kilómetros, sufren mucho, cómo no se les va a dar atención especial, eso la verdad es increíble que suceda en nuestro país, estas actitudes, si eso les molesta a los conservadores, si darle atención preferente a los indígenas es ser racista que me apunten en la lista, y quisiera dar más y todos deberíamos pensar en eso, darle más”, añadió.

Por último recordó que próximamente se realizará la revocación de mandato, y será el pueblo quien decida si quiere que regrese “el régimen de corrupción e injusticias, para que no se les dé preferencia a los indígenas”.

“Yo no estoy aquí por la ambición al poder, no soy un ambicioso vulgar, yo estoy aquí por ideales y por principios”, reafirmó durante su conferencia matutina.

A %d blogueros les gusta esto: