sáb. Ene 25th, 2020

A tres meses, ataque a saxofonista con ácido en Oaxaca continúa impune

Autoridades de la Vicefiscalía Regional en la Mixteca, informaron que las investigaciones continúan para dar con los responsables.

Oaxaca.- El pasado 11 de septiembre, la artista María Elena Ríos Ortiz, saxofonista originaria de la región Mixteca de Oaxaca, fue atacada por un hombre, quien le roció ácido en el rostro mientras caminaba por la calle acompañada de su madre a unos metros de su domicilio en el municipio de Huajuapan de León.

A tres meses de su ataque, María Elena continúa en el hospital y el avance en la investigación por parte de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, es poco o nulo, pese a contar con un retrato hablado y un video del agresor.

Los hechos se dieron cuando ambas caminaban por la calle aproximadamente a las 10:00 horas, cuando un hombre se acercó y roció ácido en el rostro de la interprete, sufriendo quemaduras de segundo grado, mientras que su madre de 57 años, también resultó con lesiones.

Familiares, amigos y la propia víctima -una joven de 26 años egresada del Conservatorio de Puebla– aseguran que el responsable intelectual de la agresión es un empresario y ex diputado local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien incluso la ha amenazado de muerte después del ataque.

Ante la inacción de las autoridades locales, durante la reciente visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la comunidad de Huajuapan, la familia de María Elena se acercó al mandatario para solicitarle su ayuda.

De acuerdo a versiones de los familiares, el titular del Ejecutivo los escuchó e instruyó a una funcionaria quien daría seguimiento al asunto. Sin embargo, posteriormente la colaboradora alegó que este es un asunto de orden local e incluso bloqueó el número telefónico de los familiares de la saxofonista.

Los familiares mencionan que la artista no ha recibido la asesoría legal ni médica apropiada y ante los altos niveles de impunidad así como la influencia política del supuesto agresor, identificado como Juan Vera Carrizal, buscan que organismos federales se encarguen de hacer justicia.

La familia pide justicia y señala que la joven ha recibido amenazas de muerte en su teléfono después del ataque, por lo que también exigen se proteja su integridad acorde a los protocolos, siendo que Oaxaca es un estado con Alerta de Género desde hace más de un año.

Por su parte Vera Carrizal, empresario local gasolinero y ex diputado local del Partido Revolucionario Institucional, aceptó que conocía a María Elena pero que él no tenía nada que ver en su ataque.

“María Elena Ríos trabajó conmigo y tenemos una amistad, pero eso no implica nada. Si tienes un estilo de vida sano así te va, pero si tienes un estilo de vida fuera de lo normal vas a tener problemas. Yo siempre me he comportado de la mejor manera mirando a la gente a los ojos. Que la Fiscalía investigue y que capturen a la persona que hizo el atroz hecho”, aseguró en su versión en un programa de radio local.

La presidenta municipal de Huajuapan de León, Juanita Cruz Cruz, informó que el atacante fue captado durante su huida por las cámaras de videovigilancia ubicadas en las calles, sin embargo al no contar con suficientes equipos, no pudieron seguir toda la ruta de escape.

Autoridades de la Vicefiscalía Regional en la Mixteca, informaron que las investigaciones continúan para dar con los responsables.

La agresión en contra de María Elena Ríos es el primer ataque con ácido en contra de una mujer documentado en Oaxaca y el cuarto a nivel nacional.

Usuarios de redes sociales han lanzado invitaciones para recaudar fondos para solventar gastos médicos, ya que señalan que la familia no cuenta con recursos.