1 enero, 2020

¿Insultos a México?

“Tenemos claro que los insultos de personeros contra el presidente Andrés Manuel López Obrador no representan el sentir del pueblo de Bolivia”

EXPRESIONES.

Pablo Ramírez Puga.

Desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador, envuelto en su soberbia política, menospreció los acres comentarios del ex presidente boliviano, Jorge Quiroga, sobre su persona, expresando que no iba a caer en dimes y diretes porque, “no está a nuestro nivel”, AMLO mostró ese México dividido y en gran parte enajenado por una política manipuladora y mesiánica que ha fracturado la unidad nacional.

El que un extranjero califique a nuestro presidente de “cobarde, sumiso, servil y cínico” por sus acciones políticas en materia migratoria y comerciales con los Estados Unidos, no son más que reflejo del sustento político que tiene la Cuarta Transformación, en donde empiezan a aflorar los intereses creados y compromisos con los que sufragaron una campaña política durante 12 años, en aras de acceder al poder por el poder mismo.

Las palabras que vertió el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, son más que contundentes: “Tenemos claro que los insultos de personeros contra el presidente Andrés Manuel López Obrador no representan el sentir del pueblo de Bolivia, sino la postura de un grupo político que apuesta al golpe y a la fuerza, no a la democracia y al Estado de derecho”. Del mismo modo, el pueblo de México está reaccionando con un mutismo inédito al estar consciente del proceder político de un presidente que ha dividido al país a través de provocaciones hacia quienes supone sus adversarios o contrarios políticos.

Por eso, cuando el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, destaca que ante “los insultos dirigidos hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador, se impone la UNIDAD NACIONAL”, sólo hubo respuesta de sus incondicionales y de esa clase política que adopta el papel de paladines de la democracia y del Estado de Derecho cuando les conviene.

Sin embargo, los insultos a México, han sido realmente como llamadas a misa que evidencian que el “sacerdote” que tenemos como presidente, empieza a perder credibilidad y fundamento en su proceder político.

Los calificativos que vertió Jorge Quiroga, no han sido siquiera tan contundentes como los que se le ocurrieron al cómico “El Costeño”, que en su supina comicidad muestra el sentir de un pueblo dispuesto a reír más que a llorar, ante el proceder de esa clase política que sigue embarullada, no sólo en la corrupción que ahora se combate en parte, sino en la incongruencia en que quieren gobernar.

México hoy en día está más preocupado en su seguridad y en la creciente impunidad, que en dimes y diretes de poca monta…

EXTRACTOS POLÍTICOS:

.- TERMINA UN AÑO Y EMPIEZA OTRO bajo perspectivas nada halagüeñas para el país y para Oaxaca… Y quizá la frase que identificaría el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, es la que dijo uno de sus adversarios, Juan Carlos Romero Hicks, líder de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados, quien aduce que “Morena cree que ganó una revolución, pero en realidad fue una elección”, ante la revoltura política que se ha generado y lo incierto de un gobierno que lucha contra los corruptos del pasado, menospreciando al presente actuante y sonante… LOS SEÑALAMIENTOS ACRES en contra de AMLO son respuesta a esa polarización generada por el mismo gobierno que, tanto interna como externamente, evidencian políticas comprometidas y sumisas a lo que dicen combatir… DE AHÍ LA CONFUSIÓN NACIONAL que empieza a reflejarse en más de lo  mismo… LA INSEGURIDAD Y VIOLENCIA SIGUEN CRECIENDO y como nunca se repatriaron 207 mil mexicanos, entre ellos 19 mil oaxaqueños, que ya no tuvieron acceso al “sueño americano”… De nada han servido los elogios de Donald Trump hacia AMLO, si sólo han sido una mascarada que evidencia sojuzgamiento…

.- NUESTRA ENTIDAD es igualmente reflejo del acontecer nacional y ni las promesas de AMLO esclarecen el negro panorama político, social y económico que hoy vivimos… Oaxaca es la segunda entidad con mayor número de asesinatos a activistas en el primer año de AMLO y encabeza la lista de asesinatos de presidentes municipales en 2019 (3 alcaldes), por eso, hasta el Congreso del Estado ha respingado y exige una reunión urgente con el gobernador Alejandro Murat y con el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, por la “crisis de violencia” en Oaxaca… POR TANTO, EL PANORAMA del 2020 pinta poco favorable, no sólo para Oaxaca, sino para todo el país, en donde el presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá que mostrar, más que “desmañaneras”, un despertar acorde no a los 30 millones que votaron por él, sino en función de los más de 100 millones de mexicanos que aspiran a un país seguro, sin impunidad y bajo un estricto Estado de Derecho…

.- Vox clamantis.

confusiopuga@hotmail.com