1 enero, 2020

A partir de hoy, el Gobierno de México ofrece atención médica gratuita y sin restricciones

Solo deberán presentar credencial del INE, CURP o acta de nacimiento.

Ciudad de México.- Bajo criterios de universalidad, igualdad e inclusión, este primero de enero el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) inicia funciones como un órgano descentralizado de la Secretaría de Salud.

Con la creación del INSABI se busca que las personas sin seguridad social reciban atención médica y medicamentos gratuitos sin restricciones, pues ya no necesitarán afiliarse ni pagar cuotas.

Como parte de las acciones de transformación del sistema de salud pública que implementa el gobierno federal para garantizar atención médica y medicamentos gratuitos a toda la población, a partir del primero de enero de 2020, los beneficiarios del Insabi solo deberán presentar su credencial del INE, la Clave Única de Registro de Población (CURP) o su acta de nacimiento para recibir los servicios públicos de salud.

Por tanto, ya no necesitarán acudir a un módulo, afiliarse y recibir una póliza; tampoco tendrán que pagar cuotas anuales para ser atendidos en las unidades médicas como ocurría anteriormente.

Quienes cuenten con póliza de afiliación ya no necesitarán presentarla porque ese documento queda sin efectos a partir del primero de enero, toda vez que la atención se ofrecerá sin restricciones.

El artículo 77 bis 7 de la Ley General de Salud, cuya reciente modificación fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 29 de noviembre, precisa que para recibir la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos solo se deben reunir tres requisitos.

El primero es encontrarse en territorio nacional. Segundo, no ser derechohabiente en IMSS o Issste; y el tercero, presentar la CURP, la cual se encuentra en la credencial del INE o, en su caso, llevar acta o certificado de nacimiento.

En un comunicado, su titular Juan Antonio Ferrer Aguilar señaló que a través del Insabi habrá atención para todos los padecimientos, incluso para aquellos que generan altos gastos, como el VIH o Cáncer, así como medicamentos gratuitos para atender a más de 69 millones de mexicanos.

Detalló que para lograr sus objetivos, se recuperarán gradualmente clínicas, centros de salud y hospitales que están en el abandono, se basificará a trabajadores, se aumentará el personal sanitario y se aprovechará la experiencia de quienes laboraban bajo el Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS).