20 enero, 2020

Nuevo virus despierta alerta mundial; OMS convoca a reunión de emergencia

La Organización Mundial de la Salud convocó a una reunión de emergencia para el próximo miércoles 22 de enero.

La Comisión Nacional de Salud de China confirmó este lunes que el nuevo tipo de coronavirus que ha provocado un brote de neumonía en el país, se ha estado transmitiéndose por contacto directo entre humanos y ha infectado a algunos funcionarios médicos, registrándose 217 nuevos casos, cinco de ellos en Pekín.

La agencia oficial de noticias Xinhua, citó a Zhong Nanshan, un experto en enfermedades respiratorias y jefe del panel de salud que investiga el brote, quien confirmó que dos casos de la infección en la provincia china de Cantón se produjeron por contagio entre humanos.

También se dieron a conocer casos en otras partes de China: cinco en Pekín (norte) y 14 en Cantón (sur), enfrente de Hong Kong, así como en Shanghai, pero no se especificaron el número de enfermos.

Corea del Sur confirmó hoy lunes el primer caso de paciente con este virus en su territorio, sumándose a tres casos en el extranjero: dos en Tailandia y uno en Japón.

La rápida propagación del virus inquieta a las autoridades chinas, en momentos en que millones de sus conciudadanos se aprestan a viajar para celebrar el Año Nuevo Lunar.

La nueva cepa de coronavirus, descubierta por primera vez en la ciudad de Wuhan (centro), causó alarma debido a su conexión con el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que mató a casi 650 personas en China continental y Hong Kong en 2002-2003.

El presidente chino Xi Jinping dijo este lunes que el nuevo virus debe ser “absolutamente detenido”, en su primera declaración pública sobre la cuestión. “La seguridad de la vida de la gente y su salud física tienen que ser prioridad”, señaló en declaraciones en la televisión estatal CCTV.

En la ciudad de Wuhan, se han diagnosticado 198 casos.

Wuhan tiene 11 millones de habitantes y sirve como un importante centro de transporte, incluso durante el feriado anual del Año Nuevo Lunar que comenzará esta semana y durante el cual cientos de millones de chinos viajan para visitar a sus familiares.

Se cree que un mercado de mariscos es el centro del brote en la ciudad de Wuhan, pero las autoridades de salud informaron que identificaron pacientes que no tenían antecedentes de contacto con ese centro comercial.

Los científicos del Centro MRC para el Análisis Global de Enfermedades Infecciosas en el Imperial College de Londres advirtieron en un artículo publicado el viernes que el número de casos probablemente se acercaría a 1,700, muy por encima del número anunciado oficialmente.

El vicealcalde de Wuhan, Chen Xiexin, dijo al canal de televisión estatal CCTV el fin de semana que se instalaron termómetros infrarrojos en aeropuertos, estaciones de ferrocarril y estaciones de autobuses en toda la ciudad.

Chen dijo que se registraron pasajeros con fiebre, a quienes se les dio máscaras y trasladó a instituciones médicas. De acuerdo con CCTV ya se han llevado a cabo cerca de 300,000 pruebas de temperatura corporal.

En Corea del Sur, el Centro Coreano de Control y Prevención de Enfermedades (KCDC) informó este lunes que una mujer china de 35 años de edad llegó en un vuelo proveniente de Wuhan y se confirmó que había sido contaminada con el nuevo coronavirus.

De acuerdo con las informaciones, esa mujer ya había ido a un hospital en Wuhan con síntomas parecidos al de un resfrío. Luego de recibir medicación, abordó un avión en Wuhan rumbo a la ciudad Seúl, donde aterrizó en el aeropuerto de Incheon. De inmediato, fue puesta en cuarentena.

De su lado, las autoridades de Hong Kong han intensificado las medidas de detección, incluidos los rigurosos puntos de control de temperatura para los viajeros que llegan de China continental.

Estados Unidos anunció el viernes que fiscalizará vuelos directos que lleguen desde Wuhan a los aeropuertos de San Francisco y al JFK de Nueva York.

Tailandia, en tanto, informó que ya estaba revisando a los pasajeros que llegaban a Bangkok, Chiang Mai y Phuket, y que pronto introduciría controles similares en el balneario de Krabi.

La Organización Mundial de la Salud convocó a una reunión de emergencia para el próximo miércoles 22 de enero.

De manera precautoria, México tomó diversas medidas, entre ellas la implementación de protocolos en aeropuertos internacionales.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, informó que se han articulado esfuerzos en los puntos de entrada al país, sobre todo en los puntos aéreos y específicamente en los que tienen viajes directos a dicho país que son los aeropuertos internacionales de Monterrey, Cancun y Guadalajara.

“En (la frontera) norte también pusimos esfuerzos porque hay una enorme comunidad asiática, incluyendo la China, en California”, comentó en conferencia de prensa.

Además, añadió, se revisaron los lineamientos técnicos de operación en los puntos de entrada, y si bien no cambiaron sustancialmente, se hizo énfasis en el tema del tamizaje por síntomas a los viajeros, y se emitió un aviso preventivo de viaje.

“No se hace de manera generalizada, (pues) si uno empieza a hacer acciones generalizadas de tamizaje empieza a generar un desorden en la comunicación de riesgos para algo que técnicamente en este momento no se justificaría. Obviamente si llegara a haber una propagación más allá de la región del sureste asiático entonces se justificaría”, comentó.

El subsecretario subrayó que México cuenta con el protocolo técnico de diagnostico de dicho virus en el Laboratorio Nacional de Referencia Molecular y Microbiológico para el Control Sanitario., “(fuimos) uno de los primeros países que lo adquirimos”.

Comentó que todo el trabajo esta coordinado por la Dirección General de Epidemiología en contacto con la Organización Panamericana de la Salud, la Organización Mundial de la Salud y con las redes de seguridad en salud, sobre todo la de América del Norte con Estados Unidos y Canadá.

Con información de Agencias