23 enero, 2020

Diputada propone hasta 36 años de cárcel a médicos que practiquen cirugías innecesarias

La legisladora explicó que se trata de establecer el delito dentro del capítulo de la responsabilidad médica y técnica.

Oaxaca.- De acuerdo a datos de la OMS, desde el 2012 se ha registrado un incremento del 45% en el número de procedimientos quirúrgicos no justificados en el país, siendo las cesáreas una de las prácticas con mayor aumento.

Desde el 2001, en México se han reconocido 10 derechos generales de los pacientes, sin embargo, de los diez la mitad de ellos se violan cuando se realiza una cirugía injustificada o innecesaria.

Dentro de sector público de los años 2000 al 2018, se registró un incremento del 33.7%, mientras que en el sector privado el incremento es de 69.4%.

Esta creciente problemática aunque afecta a todo el territorio nacional, tiene mayores repercusiones en los estados y sectores más vulnerables; por ello, la Diputada de Oaxaca, Hilda Pérez Luis, propuso una adición al Código Penal del Estado, para castigar con hasta 12 años de cárcel a quien realice “una intervención quirúrgica innecesaria, para obtener un lucro indebido”

La legisladora explicó que se trata de establecer el delito dentro del capítulo de la responsabilidad médica y técnica; por lo que también se juzgaría a quien simule una intervención quirúrgica o sin consentimiento del paciente o la persona responsable, sobre todo si como resultado de ésta “se pone en peligro la vida del paciente”.

Agregó que este delito podría alcanzar hasta 36 años de cárcel, si se comete en contra de una niña, niño o adolescente, persona adulta mayor, persona con discapacidad o integrante de una comunidad o pueblo indígena y afromexicano.

La también Vicepresidenta de la Mesa Directiva del Congreso de Oaxaca precisó que la Comisión Nacional de Arbitraje Médico en su informe “Las cirugías innecesarias en México”, revela que la causa principal para realizar las cirugías que no son necesarias, es el lucro indebido a costa de los pacientes.

Señaló que se busca que estas malas prácticas sean castigadas con cárcel, independiente a las responsabilidades médicas y administrativas que pudieran tener.

Recalcó que es deber de las y los médicos informar de manera pormenorizada de los procedimientos quirúrgicos que se realizan en los pacientes, incluyendo las implicaciones; para garantizar que el consentimiento que se otorgue, sea informado de forma integral.

Según la Carta de los Derechos Generales de las y los Pacientes, toda cirugía no justifica viola los derechos a recibir: atención médica adecuada; trato digno y respetuoso, así como información suficiente, clara, oportuna y veraz; lo que transgrede el derecho de decidir libremente sobre su atención. También se violenta el derecho de otorgar o no su consentimiento válidamente informado.