31 enero, 2020

Republicanos podrían bloquear juicio político contra Trump

También le daría la oportunidad de utilizar el asunto como una forma de animar a sus seguidores justo cuando la campaña electoral para las elecciones de noviembre entra en una nueva etapa con los caucus de Iowa del próximo lunes.

Este viernes el juicio político en contra del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump llega a su día más crítico, con el Senado preparado para votar sobre si se llamarán a testigos y con los líderes republicanos con la cantidad suficiente de votos para bloquearlos, lo que abriría la puerta para una rápida absolución para el mandatario.

El jueves en la noche, el senador Lamar Alexander de Tennessee, un republicano que había sido considerado como un defensor de la idea de escuchar nuevos testimonios, anunció que votaría en contra de presentar nueva evidencia, lo que significó un gran golpe para las esperanzas demócratas.

Alexander señaló, en un comunicado, que los fiscales ya tenían suficiente evidencia para probar las acusaciones clave en los artículos de juicio político, pero que el juicio de la conducta de Trump debería dejarse en manos de los votantes.

Su decisión es una victoria para el equipo legal de Trump y, especialmente, para el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, quien había pugnado por una rápida conclusión del juicio después de dos semanas de debate y preguntas.

“Dimos otro gran paso hacia la absolución del presidente en el Senado y esperamos completar este proceso de destitución lo antes posible”, dijo el jueves el jefe de enlace del Congreso de la Casa Blanca, Eric Ueland.

La sesión de este viernes en el Senado comenzará con la presentación de los argumentos finales de los fiscales demócratas y la defensa de Trump. Cada equipo contará con dos horas para hacerlo. Después, los senadores votarán sobre la opción de llamar a testigos. Si la Cámara alta rechaza esa opción, entonces se trataría de determinar una fecha para realizar la votación final sobre los dos cargos por los cuales es acusado el presidente Trump.

Las posibilidades de que dos tercios del Senado, controlada por los republicanos, voten para condenar y destituir a Trump son bajas.

La votación final despejaría el camino para que Trump deje atrás el asunto de su ‘impeachment’ antes de dar su discurso del Estado de la Unión el próximo martes en la Cámara de Representantes, la misma que votó a favor de acusarlo hace seis semanas por los cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso.

También le daría la oportunidad de utilizar el asunto como una forma de animar a sus seguidores justo cuando la campaña electoral para las elecciones de noviembre entra en una nueva etapa con los caucus de Iowa del próximo lunes.

¿Qué se necesita para que el Senado llame a testigos?

Los demócratas necesitan cuatro votos republicanos para obtener una mayoría para llamar a testigos en el juicio político, pero solo Mitt Romney de Utah y Susan Collins de Maine han respaldado esa posibilidad, incluso la de llamar a John Bolton, exasesor de Seguridad Nacional de Trump.

El otro voto republicano potencial es el de Lisa Murkowski de Alaska, quien previamente se ha mostrado abierta a escuchar nuevos testimonios. Sin embargo, ha negado pronunciarse nuevamente sobre el tema después de una reunión que tuvo con McConnell el miércoles.

En el mejor de los casos, eso deja la cuestión de llamar a testigos en un empate 50-50. El presidente del tribunal, John Roberts, podría considerar si debe intervenir para desempatar el asunto, aunque tanto McConnell como el líder de la minoría demócrata, Chuck Schumer, han expresado sus dudas de que lo haría.

El senador Jeff Merkley dijo en la madrugada de este viernes que no cree que Roberts intervenga para romper un empate en el Senado.

Con información de Mike Dorning, Laura Litvan, Billy House y Steven T. Dennis