5 febrero, 2020

Queremos paz, no más enredos de asesores: Desplazados del Pedimento

Ahora sin ingresos fijos ni certeza jurídica, piden celeridad en el proceso judicial y que se finquen responsabilidades, así como el resarcimiento de los daños, los cuales estiman en 20 millones de pesos.

– Más de 90 familias han sido desplazadas por el conflicto con Santiago Yaitepec

– Daños por más de 20 millones de pesos

Sagrario Martínez

Oaxaca.- La región de Juquila vive un añejo conflicto limítrofe, cultural y económico en torno al Pedimento, espacio religioso que es visitado por millones de peregrinos y turistas cada año, lo que genera una derrama millonaria para quien controle los mejores espacios para la venta de artesanías y la prestación de servicios.

Son dos las principales comunidades que sustentan gran parte de su economía en el turismo religioso que visita la zona, Santa Catarina Juquila y Santiago Yaitepec, siendo esta última la que desde el año pasado, comenzó una lucha por el respeto de su identidad y cultura indígena, así como las tierras que ellos consideran, les pertenecen desde épocas precolombinas.

Durante el 2019 se registraron bloqueos, enfrentamientos e incluso algunos decesos por las diferencias entre Santiago Yaitepec y Santa Catarina Juquila, terminando con la intervención de las fuerzas estatales y federales, quienes tomaron el control de la zona.

En noviembre del 2019, habitantes de Santiago Yaitepec tomaron el Pedimento por la fuerza, despojando a los comerciantes y desplazando a más de 90 familias, lo que dio pie a que la Fiscalía General del Estado girara una orden de aprehensión en contra del Presidente municipal de esta comunidad.

Aunque el actuar de la Fiscalía ha sido cuestionado y señalado por obedecer a intereses políticos, los ciudadanos de Santa Catarina Juquila respaldaron y agradecieron su actuar, pidiendo  imparcialidad y se actúe acorde a la Ley.

En entrevista, Marcos Pacheco Ayuso, representante de los desplazados de la comunidad del Pedimento, explicó que hace dos meses fueron agredidos y despojados de sus casas, negocios y mercancías, por personas de Santiago Yaitepec.

Pacheco Ayuso asegura que ellos nunca buscaron la confrontación, ni invadieron tierras de Yaitepec, siendo que su profesión de comerciantes se vería afectada así como su vida personal, como ha sucedido.

“Llegaron y destruyeron todo”. Pacheco indicó que cuentan con las pruebas y elementos que demuestran la participación del edil y de un reducido grupo de personas, en la destrucción y saqueo de casas, bodegas y negocios.

Entre las diversas actividades que realizaban tanto hombres como mujeres, niños y personas de la tercera edad, estaban la venta de artículos religiosos, artesanías, alimentos y bebidas, entre otros servicios que prestaban a los miles de turistas nacionales, locales y extranjeros.

Ahora sin ingresos fijos ni certeza jurídica, piden celeridad en el proceso judicial y que se finquen responsabilidades, así como el resarcimiento de los daños, los cuales estiman en 20 millones de pesos.

Agregó que una de sus principales demandas es una solución para poder volver a un estado de paz, donde no haya violencia y se garantice el libre tránsito para todos.

“Queremos regresar a nuestros lugares de trabajo y recuperar nuestra vida diaria. Que los peregrinos puedan visitar el pedimento y recorrer la ruta de la fe sin riesgos y con seguridad”, indicó.

Por último, pidió a la ciudadanía al igual que a los turistas, paciencia y apoyo, confiando que pronto se solucionará esta lamentable situación.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado, a cargo de Rubén Vasconcelos, continúa elaborando el expediente en contra del Presidente Municipal del Santiago Yaitepec, Roberto Salinas, quien se encuentra detenido acusado de robo, aunque el proceso registra diversas irregularidades por lo que algunos jurisconsultos estiman que el edil será puesto en libertad por la falta de elementos.

Cabe recordar que el conflicto inició el 3 de febrero del 2018, cuando los pobladores de Yaitepec bloquearon la carretera y quemaron varias casetas comerciales en la zona de El Pedimento, argumentando que estaban invadiendo sus terrenos.

Reiniciando así un conflicto de muchos años, motivado por la posesión del Pedimento lo cual representa un ingreso de aproximadamente 12 millones de pesos al año.

Y que hasta principios de los 80 era la iglesia católica quien mantenía el control de los ingresos que se generaban en el lugar, sin embargo, la creación de un Comité de comuneros que actualmente administraban los ingresos, ha generado reclamos legales por parte del clero a la cual se sumó Santiago Yaitepec, misma que demanda como suya la franja territorial en la que se encuentra dicho lugar.

En el mes de marzo de 2019, tras la intervención y mediación por parte de la Secretaria General de Gobierno  y después de varias mesas de diálogos se signaron acuerdos entre Santiago Yaitepec y Santa Catarina Juquila, donde uno de los principales puntos fue mantener la paz en la zona.

Pobladores de ambas comunidades denuncian que una de las principales causa por la que se rompió el acuerdo de paz ha sido la desmedida ambición de  3 supuestos asesores de Yaitepec, quienes han mal informado a la población sobre los avances en materia agraria del caso, incitando a la violencia, siendo la única intención de estas 3 personal el beneficiarse económicamente con este conflicto.