5 febrero, 2020

AMLO rechaza eliminar el Feminicidio del Código Penal

Organizaciones como el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), declararon que la intención del fiscal general de la república, Alejandro Gertz Manero, “es inadmisible y un grave retroceso”.

Ciudad de México.- Al conocer formalmente la intención de la Fiscalía General de la República, de presentar una iniciativa que elimine el delito de Feminicidio del código penal, el Presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó esta propuesta, considerando que no es el momento de hacer ese tipo de cambios en el país, por lo que, dijo, expresó su opinión en contra ante quienes están haciendo la propuesta.

“No queremos proponer cambios que se malinterpreten y generen confrontación innecesaria. Por ejemplo, hoy en la mañana estábamos viendo la posibilidad de reformas en lo legal y mi opinión respetuosa fue: evitemos estas reformas porque no es el tiempo, pueden esperar.

En el caso de quitar causales para feminicidios dijimos: no, no se mueve, porque si tenemos esta situación especial en la universidad y si se lleva a cabo una reforma, aun siendo buena, se puede malinterpretar. Entonces, que las cosas queden como están”, indicó el presidente.

El posicionamiento del mandatario federal se dio después de que la Fiscalía General de la República propusiera eliminar el delito de feminicidio para convertirlo en agravante del homicidio, al mismo tiempo que aumentar la penalidad de 40 a70 años.

Por medio de un comunicado, la FGR explicó que “en este delito, actualmente, se imponen siete condiciones, requisitos y circunstancias que complican inútilmente su judicialización. Si, simplemente, se tipifica y se mantiene el delito de feminicidio como un homicidio en contra de una mujer; este feminicidio debe tener el agravante y la penalidad más alta, que debe ser de 40 a 70 años; que es superior a la que actualmente se aplica en cualquier delito de homicidio calificado o agravado”.

Organizaciones como el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), declararon que la intención del fiscal general de la república, Alejandro Gertz Manero, “es inadmisible y un grave retroceso“.

El Observatorio apuntó en un posicionamiento que la propuesta de Gertz Manero no responde a un estudio diagnóstico previo, que haya identificado los obstáculos en la acreditación del delito por parte de todas las Procuradurías y Fiscalías de Justicia del país.

Además, la Fiscalía General de la República no cuenta con elementos para sostener esa valoración, principalmente, porque el feminicidio es generalmente un delito del fuero común, que no es investigado y judicializado por dicha instancia.

El OCNF recordó que durante la elaboración de sus últimos informes han encontrado discrepancias normativas en la tipificación del feminicidio en los estados y resistencias para investigar como posibles feminicidios las muertes violentas de mujeres, como lo marca el estándar de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Se ha documentado la existencia de una ruta de impunidad que inicia desde las primeras diligencias y los primeros respondientes, en la falta de debida diligencia de peritos, policías y ministerios públicos, ausencia de sanciones a las y los servidores públicos que por acción y omisión obstaculizan el acceso a la justicia para las víctimas, y que culmina con criterios judiciales que adolecen de perspectiva de género, invisibilizan la violencia contra las mujeres, culpabilizan a las mujeres y sus familias de la violencia de las que son víctimas o justifican a los agresores con penas bajas o argumentos revictimizantes”, expuso.

Desde su punto de vista, la justificación del fiscal general de la república no es más que “una afirmación falaz y sin sustento práctico”. Advirtiendo que la solución no es la desaparición del delito sino que el feminicidio se investigue y sancione con perspectiva de género en todo el país.

“Para nosotras, defensoras de los derechos de las mujeres, eliminar el delito de feminicidio y dejarlo como una agravante del homicidio, no solo sería una acción regresiva, insensible y contraria a los estándares y recomendaciones internacionales en la materia, sino echar por la borda la histórica lucha de las madres y familiares de víctimas de feminicidio en México, que con el dolor a cuestas han contribuido a que el feminicidio sea nombrado, tipificado, investigado y sancionado, con el único fin de encontrar justicia para sus hijas”, abundó.

Añadieron que “la lamentable postura de Gertz Manero, evidencia la falta de sensibilidad, la ausencia de perspectiva de género y cómo la grave problemática que acaba cada día con la vida de 10 mujeres en México no es una prioridad para las autoridades y que antes que la garantía de los derechos de las mujeres se pondera la rapidez y la practicidad, lo que es contrario a la necesidad urgente de una voluntad política para arrancar este delito de raíz”.

Por su parte, la Comisión para la Igualdad de Género del Senado Mexicano indicó que “no coincide y manifiesta su preocupación ante la propuesta de la Fiscalía General de la República (FGR) sobre la posibilidad de reclasificar el delito de feminicidio del Código Penal Federal”.

Aunque aclaró que “si bien el Senado de la República no ha recibido ninguna propuesta formal, la FGR ya fijó una postura institucional a través de un comunicado de prensa emitido la tarde del martes, donde sostiene que enfrentan una serie de ‘condiciones, requisitos y circunstancias que complican inútilmente la judicialización del feminicidio“.

“Aunado a que esta postura representa un retroceso en los derechos ganados para reconocer y visibilizar la máxima expresión de la violencia contra las mujeres, la Fiscalía parte de un diagnóstico equivocado ya que afirma que sólo 28 estados y la federación reconocen al feminicidio como delito, siendo realmente las 32 entidades del país que lo reconocen, junto con la federación”.

Dicha comisión detalló que “la propuesta de la FGR busca considerar el asesinato de una mujer como homicidio calificado con agravante de feminicidio. Esta intención ya fue rechazada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al resolver el amparo directo en revisión 5267/2014, donde declaró inconstitucional el primer párrafo del artículo 126 del Código Penal del Estado de Chihuahua, ya que esta redacción contraviene el derecho a la igualdad y no discriminación, considerados como fines a perseguir del Estado, por ello, aun cuando se busque garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, el espíritu del artículo no permite alcanzar esos fines, ya que el homicidio es cometido por razones de género“.