24 septiembre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Familia Alemán toma instalaciones de W Radio

Ciudad de México.– La toma de W Radio por parte de la familia Alemán, más allá de un conflicto empresarial que podría escalar a nivel internacional, pareciera un acto desesperado para controlar los medio de comunicación masiva que mantienen una política editorial critica al Ejecutivo Federal.

La noche de este martes a través de redes sociales se informó la toma violenta de las instalaciones de W Radio (estación de Televisa Radio) por parte de un grupo de personas bajo las órdenes de la familia Alemán.

“A media tarde de este martes llegaron los nuevos dueños de la familia Alemán con un equipo de seguridad y no dejaron pasar a nadie. Lo que sabemos es que están en comunicación con los socios de Prisa, pero no han dicho nada más y como en España es la madrugada, estamos en la incertidumbre”, dijo una fuente que pidió reservar su nombre.

Horas más tarde, a través de un comunicado Radiópolis informó que se modificó la integración de su Consejo de Administración y se designó a Ignacio Carral Kramer como director general, en sustitución de Francisco Cabañas que dejará el cargo que tenía como director general de Televisa Radio.

Además, puntualizó que tras una asamblea de accionistas se determinó cambiar la integración del Consejo de Administración de la compañía, en la que los nuevos inversionistas designaron a la mayoría de los miembros de dicho grupo directivo y se nombró a Miguel Alemán Magnani como presidente.

“Así, asumió control la inversión mexicana, la que designó a la mayoría de los miembros de dicho Consejo, y al señor licenciado Miguel Alemán Magnani presidente del mismo, habiendo sido todos y cada uno de los poderes, facultades y autorizaciones previamente otorgados, expresamente revocados. Ello como consecuencia de la resolución judicial dictada el 21 de agosto del 2020 con lo que se adecuó a la legalidad su situación corporativa”, señaló Radiópolis en la misiva.

La empresa precisó que los programas, contenidos y operación continúan sin cambio alguno.

“Los conductores no han tenido problema, los programas se han emitido normalmente, porque todos están haciendo transmisiones virtuales, es decir nadie va a cabina, por eso es que toda la programación ha salido”, explicó un trabajador.

Grupo Radiópolis transmite los programas Así las cosas con Carlos Loret de Mola; La Corneta con Eduardo Videgaray y José Ramón San Cristóbal; Así el Weso con Enrique Hernández Alcázar y Así las cosas con Gabriela Warkentin, Javier Risco, entre otros críticos al gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

La venta

En octubre de 2001, Televisa se asoció con el grupo de medios español Prisa con el fin de compartir la propiedad de Televisa Radio (Radiópolis). El contrato estipulaba que Televisa se encargaría de la administración Prisa de los contenidos.

18 años después, en julio de 2019, Televisa decidió vender sus acciones al Grupo Coral, propiedad de la familia Alemán Magnani. No obstante, Prisa seguiría a cargo de los contenidos.

A finales del año pasado el Grupo Coral no pudo cumplir con el pago por diversos problemas financieros. Ante esto, Televisa interpuso una denuncia en su contra por incumplimiento de contrato.

La familia Alemán aseguró haber dado un primer pago por la compra así como haberse comprometido a realizar el segundo pago para cubrir con la cantidad total. Sin embargo la demanda de Televisa procedió y fue resuelta por la Juez Noveno Civil de la Ciudad de México, Magdalena Malpica, quien ordenó no pagar dividendos a Corporativo Coral, ni al señor Miguel Alemán Magnani, así coom impedir solicitar la entrega de las acciones de Sistema Radiópolis que compraron a Grupo Televisa.

Después de meses de litigio, en julio pasado Grupo Coral se asoció con el exbanquero Carlos Cabal Peniche para solventar sus problemas financieros.

Cabal Peniche estuvo acusado de fraude financiero y fiscal en 1994. Esto lo llevó a huir del país e incluso estuvo encarcelado en Australia. Recientemente regresó al país y se le vincula estrechamente con el actual presidente de México.

Con esta alianza, Grupo Coral y Cabal Peniche consolidaron el pago estipulado, por lo que el pasado 2 de julio Televisa anunció que concluyó la venta del 50% de su participación accionaria en Radiópolis por mil 248 millones de pesos, de los cuales 713.4 millones de pesos fueron pagados en efectivo por la familia Alemán en el primer semestre de 2020, y recibieron un pago de un dividendo de Radiópolis por 285.6 millones de pesos.

El analista Raúl Trejo Delarbre señaló a través de su cuenta de twitter, que si se mantiene el acuerdo de 2001, dichos empresarios no pueden tomar el poder de las emisoras ya que “aquel acuerdo estaba fundado en una discutible interpretación de la Ley de Inversión Extranjera”.

Trejo detalla que el poder de las emisores dependería de la interpretación de aquel acuerdo y de la actual Ley, “que ahora admite inversión foránea superior al 49% en radiodifusión siempre y cuando haya reciprocidad en el país de origen del inversionista”.

Durante su programa de este miércoles, el periodista Carlos Loret de Mola, informó que los dos socios en conflicto le aseguraron que no está en riesgo la libertad de expresión con la que trabajan. Esto tras varios rumores por su posible salida de la estación, dada su crítica constante al presidente Obrador.