dom. Oct 20th, 2019

Liberan a funcionarios duartistas acusados de desaparición forzada

Veracruz.– Una jueza de control del Distrito Judicial de Xalapa determinó cambiar la medida cautelar impuesta a tres excolaboradores del exgobernador Javier Duarte, acusados del delito de “desaparición forzada”.

Esta medida permitió que el exfiscal Luis Ángel Bravo Contreras; el exdirector de Servicios Periciales, Gilberto Aguirre Garza, y la exdirectora de Investigaciones Ministeriales de la Fiscalía General del estado (FGE), María del Rosario Zamora, dejaran el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Pacho Viejo para continuar con su proceso penal en la modalidad de “arresto domiciliario”.

A los tres exfuncionarios, detenidos en el verano de 2018, la jueza les concedió el cambio de medidas cautelares de “prisión preventiva oficiosa” por considerar “excesiva” esa medida precautoria. Y ahora, con el arresto domiciliario, los imputados sólo tendrán que ir cada viernes al penal de Pacho Viejo para a firmar –en compañía de sus abogados– el libro de control.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Veracruz (FGE) explicó en un comunicado que la decisión de la jueza no implica la absolución de ninguno de los exfuncionarios.

Los imputados permanecerán en sus domicilios “con vigilancia y control de acceso por parte de personal” de la FGE, indicó la dependencia.

“El cambio de medidas cautelares, no tiene relación con la integración de las Carpetas de Investigación de las que derivan los procesos penales que se siguen en contra de los ex funcionarios. La Fiscalía General del Estado cuenta con datos de prueba idóneos, pertinentes y suficientes para acreditar la probable participación de los imputados en los delitos que se les atribuyen, como ha sido confirmado por las autoridades federales que declararon la validez de los autos de vinculación a proceso dictados en su contra”, añadió.

En 2018 la Fiscalía dijo tener “datos de pruebas contundentes que acreditan que Luis Ángel “N” ordenó a personal bajo su mando ocultar y alterar el hallazgo de 13 cuerpos, mismos que fueran localizados en el lugar conocido como La Barranca de La Aurora, en el municipio de Emiliano Zapata, Veracruz y que es señalado por testigos como el lugar en que arrojaban a víctimas de desaparición forzada, presuntamente cometida por servidores públicos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado”.

Recordó que “el día 19 de enero de 2016, en aquél lugar, fueron localizados restos de al menos 19 personas, sin embargo, dio la instrucción de únicamente reportar el hallazgo de 6 cuerpos”.

“De los 13 cuerpos que ocultaron, uno de ellos fue llevado hasta la localidad de Santa Ana, municipio de Alto Lucero, donde se simuló haberlo encontrado. Dicho cuerpo, al momento de haber sido simulado su hallazgo en la localidad de Santa Ana, ya había sido identificado positivamente como quien en vida llevara el nombre de DAVID X, elemento de la Secretaría de Seguridad Pública, quien despareció el día 12 de enero del 2016,después de haber sido privado de su libertad por miembros de su propia corporación, cuando salía de las instalaciones de Evaluación y Control de Confianza de esa Dependencia”, abundó.

“Los cadáveres de las 12 personas restantes, fueron entregados por instrucciones directas de Luis Ángel “N” a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, con la finalidad de encubrir el hallazgo“, sostuvo la FGE.

Con la salida de los tres ex servidores públicos, el penal de Pacho Viejo quedó libre de los llamados “funcionarios duartistas”, quienes de manera gradual salieron de prisión, en medio de la confrontación entre el gobierno del morenista Cuitláhuac García Jiménez y la Fiscalía General del estado encabezada por Jorge Winckler.

Ambos se acusaron de “pactar” y “negociar” impunidad para el primer círculo del priista Javier Duarte, hoy condenado a nueve años de prisión en el Reclusorio Varonil Oriente en la Ciudad de México.

“Sí se pudo chavos”, gritó a la prensa Bravo Contreras al salir de prisión, ya sin el uniforme naranja y ataviado en un traje de diseñador. El exfiscal veracruzano levantó las manos en alto y con una sonrisa de oreja a oreja regresó al penal de Pacho Viejo únicamente para recoger sus objetos personales.

Con información de Proceso

A %d blogueros les gusta esto: