26 octubre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

En Colombia asesinan a niña de 14 años y profanan su tumba

Bogotá.- Anyeli Alejandra Úsuga Rúa, una niña de 14 años, fue asesinada el pasado viernes en un balneario en el municipio de Segovia en el departamento de Antioquia, Colombia. Tras su sepelio, su tumba fue profanada y su cuerpo vejado.

Una de las miembros más jóvenes de una familia de escasos recursos que debió recolectar dinero entre vecinos y conocidos para realizar el sepelio. Para que un día después del entierro, el cuerpo de la menor fuera encontrado profanado, desnuda y con sus extremidades quemadas, tirada en los pasillos del cementerio.

De acuerdo a los reportes de medios locales, el pasado viernes 18 de septiembre, la menor de edad fue baleada por sicarios cuando se encontraba en el balneario El Charco de las Brujas, sin que hasta el momento existan indicios de los responsables.

Tras el feminicidios, la adolescente fue enterrada por sus familias y seres queridos, sin embargo, a la mañana siguiente se encontró la tumba profanada, el féretro abierto y el cuerpo con signos de violencia física y sexual.

“Es de anotar que esta adolescente fue ultimada el pasado 18 de septiembre con arma de fuego en zona rural del corregimiento de La Cruzada. La Policía Nacional dispone un equipo especial de investigación para esclarecer este lamentable hecho, el cual es materia de investigación”, informó el coronel Ever Yovanni Gómez Reyes, subcomandante del Departamento de Policía Antioquia.

Organizaciones feministas, colectivos y activistas, se unieron a la demanda de justicia, sin embargo aún no existe una respuesta contundente de las autoridades, quienes incluso han filtrado información sobre la supuesta participación de grupos paramilitares de la zona.

“Exigimos justicia y acción inmediata de las instituciones para evitar la impunidad”, recalcó la Red Feminista Antimilitarista con un video en el que mujeres de distintas partes de Lationoamérica lamentan el feminicidio de Anyeli. 

En tanto, colectivas convocaron a un plantón en demanda de justicia por Anyeli y por todas las mujeres víctimas de violencia.

Por su parte, las autoridades de Segovia realizaron un homenaje póstumo, sin dar detalles de las investigaciones ni acciones concretas para erradicar la creciente violencia feminicida en la región.

Entretanto, Natalia Velásquez Osorio, secretaria de las Mujeres de Antioquia, presidió este jueves la Mesa Departamental para Erradicar la Violencia contra las mujeres en Antioquia a raíz del caso de la menor de 14 años. 

“Anyeli se convirtió en un desgarrador ejemplo de la crueldad y la sevicia de la violencia machista y la misoginia que sostienen y naturalizan la violencia de género contra las mujeres, un riesgo inminente al cual todas estamos expuestas”, señala un comunicado emitido previamente por la Secretaría de las Mujeres en el que lamenta el hecho.

“La atrocidad de este crimen explicita la magnitud de la problemática social que representa la violencia contra las mujeres, el peligro que afrontamos las niñas y mujeres por el hecho de serlo y las incalculables consecuencias que de esta se derivan“, recalca la misiva.  

El gobernador de Antioquia, Luis Fernando Suárez, presidió de manera virtual a la instalación de la Mesa desde la sede administrativa de la Fábrica de Licores de Antioquia, para rechazar este “acto de guerra” en contra de una menor de edad.

“El caso de Anyeli nos duele, y ese caso nos tiene que obligar a seguir haciendo profundas reflexiones como sociedad. Reconocer que en el caso de Anyeli como sociedad no hicimos lo suficiente, es justo con ella. Por eso rechazamos con total contundencia, con total vehemencia la instrumentalización de los niños, niñas y adolescentes en nuestro departamento. El caso de Anyeli es una grave violación a sus derechos. Es una grave violencia de género, es un acto de guerra contra una adolescente de nuestro departamento”, expresó el mandatario en su intervención.

Pidió que se unan esfuerzos para avanzar en las investigaciones y dar con los responsables. “La comisión de seguimiento a casos de la Mesa de Erradicación de Violencia contra las Mujeres, deberá estar atenta al proceso de Anyeli y de la mano de la Gerencia de Infancia, Adolescencia y Juventud de la Gobernación de Antioquia, de la mano de la dirección de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno, de la dirección Seccional de Fiscalía, debemos unir esfuerzos como institucionalidad para esclarecer este caso y para que se haga justicia”, añadió.

Por último, el gobernador dijo que se seguirá fortaleciendo el trabajo de la Mesa y expresó sus condolencias a la madre de la menor de 14 años, asesinada a sangre fría.

“Le deseamos a Anyeli que descanse en paz, que Dios la tenga en su gloria. Saludar de manera muy especial a la madre de Anyeli. A usted señora nuestras condolencias, nuestra solidaridad, nuestro acompañamiento como institucionalidad, y decirle el firme propósito de avanzar de la mano de la institucionalidad a que se haga justicia y que esa justicia que podemos hacer le devuelva a usted al menos un poco de paz y de esperanza”.

En su participación, la secretaria de las Mujeres de Antioquia, Natalia Velásquez Osorio, dijo en Segovia que “los cuerpos de las niñas, las adolescentes y las mujeres no son instrumentos ni botín de guerra. Reconocemos y trabajamos sobre la necesidad urgente de prevenir, atender y sancionar la violencia basada en género contra las mujeres y a esto responden los compromisos como Gobernación de Antioquia”.

La Mesa Departamental para Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Observatorio de Asuntos de Mujer y Género de la Secretaría de las Mujeres, reporta en Antioquia, entre enero y agosto de 2020 la ocurrencia de 95 presuntos feminicidios; 9.733 casos de violencia intrafamiliar en los que el 77% de las víctimas fueron mujeres y 2.416 casos de presuntos delitos sexuales, de los que el 84% fueron contra las mujeres.

En Nordeste, donde sesiona la Mesa, entre enero y agosto de 2020 tuvieron lugar nueve presuntos feminicidios (4 en San Roque, 2 en Remedios, 2 en Segovia, 1 en Vegachí), 108 casos de violencia intrafamiliar y 66 casos de delitos sexuales.

Los municipios que reportaron más delitos sexuales contra las mujeres en este primer semestre del 2020 en el Nordeste fueron Segovia, con 15 casos, y Yolombó, con 10 casos.